ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Rostro de habanera, de Servando Cabrera Moreno.

Cada obra en la Isla tiene las manos de una mujer. En la ciudad, en el campo, la fábrica, la escuela, la universidad, la empresa… desde su espacio contribuyen a construir, perfeccionar, mantener la gran obra que es Cuba. Esta es nuestra realidad desde hace casi seis décadas, desde que en 1959 se facilitara el acceso a la formación, al trabajo y fueran parte imprescindible de la vida económica del país.

Con el liderazgo de la Federación de Mujeres Cubanas, fundada el 23 de agosto de 1960, y su eterna presidenta Vilma Espín, comenzó a reconstruirse en aquellos años una nación en la que todos sus ciudadanos tienen iguales oportunidades, derechos pendientes aún en muchas partes del mundo.

Hoy la FMC es reconocida por su vínculo con las comunidades, la participación en el proceso electoral, la atención al Programa Materno Infantil, la campaña antivectorial, la prevención y atención social, y la atención a las mujeres campesinas, entre otras tareas productivas y sociales.

Las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia son otra de las nobles responsabilidades de la Federación, que por más de medio siglo mantienen sus servicios en cada municipio del país.  

Según un reciente informe de la FMC, más de 381 000 personas, principalmente jóvenes de uno y otro sexo, acudieron a las Casas en los últimos años buscando orientación y apoyo para la solución de problemas personales y sociales.

Por su entrega al país en el último año, el Secretariado Nacional de la organización distinguió a las provincias de Las Tunas, como vanguardia en la emulación por el aniversario 58 de la organización, y a Granma, Camagüey y Guantánamo como destacadas.

Estos territorios han logrado más del 90 % de integración de las mujeres a la organización.

El Secretariado Nacional de la FMC reconoció, además, la labor desplegada por las dirigentes de base, activistas y colaboradoras que a lo largo de todo el país han contribuido al cumplimiento de las importantes tareas y procesos emprendidos, en especial a las de los territorios destacados en la emulación.

Estos logros demuestran que en Cuba las mujeres importan, y aunque todavía persisten obstáculos de orden cultural, el país ofrece oportunidades y está cada vez más cerca de ese mundo mejor para todos los seres humanos que soñaron Fidel y Vilma hace más de medio siglo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.