ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El Presidente subió a saludar a los pobladores de la comunidad de Dos Victorias, en las cercanías del río Zaza. Foto: Vicente Brito

Más que inventarios de problemas o demandas materiales, lo que realmente encontró el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su reciente visita a Sancti Spíritus –desde la finca La Gloriosa, en Cabaiguán, hasta el Boquete del Coco, en la capital provincial– fue una crecida de soluciones prácticas y una confianza invariable en el rumbo de la nación.

Así se lo hicieron saber lo mismo el campesino Yoandy Rodríguez, un usufructuario de la cooperativa Nieves Morejón, que salvó la vega calentando con carbón vegetal las casas de curar la hoja; que los ingenieros a cargo de la reparación de los accesos a la comunidad de Zaza del Medio; los alfareros que moldean el barro en el tejar San Agustín o los especialistas de Recursos Hidráulicos, quienes debieron hilar muy fino para mantener compensada la mayor represa del país durante el diluvio de mayo pasado, cuando a ese foso de cien kilómetros cuadrados le entraba por sus surtidores mucha más agua que la que podía salir por sus compuertas.

«El campesino tiene que prever», le dijo Yoandy al Presidente en un intercambio sobre la importancia de mezclar sabiduría y ciencia, algo que el guajiro ha venido haciendo desde hace años en su feudo, convertido hoy en un verdadero laboratorio para la producción agropecuaria en el país, donde «uno siempre encuentra cosas nuevas», como reconociera el mandatario.

Díaz-Canel fue más lejos y le inoculó al joven productor la posibilidad de que en un futuro no lejano pueda hacerse de una computadora y contar en La Gloriosa con servicio de internet para tener información de primera mano sobre las mejores semillas, el control biológico y cualquier novedad en el mundo de la producción agropecuaria.

Cuando trepó por una de las laderas del Zaza hasta donde la gente de Dos Victorias lo había estado esperando durante horas, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros no necesitó muchas preguntas para comprender la incómoda situación por la que estaba pasando el barrio ubicado en la margen derecha del río.

–¿Y ustedes dónde tienen la secundaria?, preguntó Díaz-Canel.

–Del otro lado, Presidente, le respondieron del molote.

–¿Y la primaria?

–Del otro lado.

¿Y el policlínico?...

Y como todas las respuestas iban a parar al lado opuesto y los puentes van a demorar meses en rehacerse, el Presidente les aseguró a los pobladores que la crecida de mayo les había cambiado la vida en un rato, pero que las obras iban a quedar mejor; les pidió prudencia con el empleo de la pasarela ferroviaria que los lugareños usan para cruzar el río, quizá el mayor orgullo de la comarca, y a las autoridades les recordó la responsabilidad de atender a los damnificados como cada circunstancia aconseja.

La situación excepcional creada en Zaza del Medio es quizá la más ilustrativa de la ferocidad de las intensas lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto en esta parte del país, pero no resulta exclusiva: en todo Sancti Spíritus se afectaron más de 400 kilómetros de viales, sobre todo en la montaña, donde algunos caminos quedaron convertidos en verdaderas trincheras, y de una u otra forma se dañaron más de 90 puentes y alcantarillas, la mayoría de los cuales, por fortuna, ya ha sido recuperada.

En el tejar San Agustín, aledaño a la EIDE espirituana y perteneciente a la industria local de materiales de la construcción, hasta donde también llegó el dirigente cubano, los artesanos del barro no solo amasan y cocinan la arcilla, sino que proveen a la población de una variedad de surtidos muy útil que se comercializa en la red de mercados habilitados para este fin.

En este lugar Díaz-Canel aprovechó para insistir en la importancia de que lo mismo estos que otros insumos se vendan realmente a quienes más lo necesiten y se impidan prácticas nocivas de comercialización.

Hasta las compuertas del río Cayajaná, por donde este año la presa Zaza ha desembalsado casi 1 100 millones de metros cúbicos de agua, más que su misma capacidad de diseño, llegó  el dirigente, acompañado por Deivy Pérez Martín, recién promovida al cargo de primera secretaria del Comité Provincial del Partido en Sancti Spíritus; José Ramón Monteagudo Ruiz, quien se desempeñara en esa responsabilidad hasta hace unos pocos días, y Teresita Romero Rodríguez, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

En el lugar se habló no solo de la Zaza, sino prácticamente del sistema hidráulico de toda la provincia, donde se registraron 117 afectaciones con las lluvias de mayo  –unas 90 ya resueltas– y ocurrieron crecidas espectaculares como la del Agabama, un río que, según reveló el Presidente, conocía desde su juventud, cuando en compañía de muchos amigos acostumbraba a llegarse hasta un salto ubicado en las inmediaciones de Fomento, que funciona como balneario natural hasta los días de hoy.

Zoraida Moles sabía de la visita de Díaz-Canel a la provincia por la cobertura casi en vivo que venían dando los medios desde aproximadamente las tres de la tarde del pasado viernes, conocía de su recorrido por varios municipios y de su encuentro con las máximas autoridades de la provincia en la sede del gobierno, pero no sospechó nunca que cerca de las diez de la noche fuera a tenerlo en frente extendiéndole la mano en las afueras de su oficina de la calle Independencia.

–¿Y usted cómo está?, le preguntó él y ella casi ni le respondió el saludo por el sobresalto.

Del céntrico parque Serafín Sánchez, atestado de jóvenes que se disputaban la wifi a esa hora, el mandatario fue hasta el bulevar y de allí hasta el Boquete del Coco, donde pudo comprobar en caliente el buen gusto con que han sido rescatados para los servicios muchos de los locales del centro histórico, algo que según comentó, ya había advertido en ocasión de celebrarse en Sancti Spíritus los festejos por el aniversario 63 del asalto al Moncada.

En un aparte con la prensa, el Presidente tuvo elogios para esta política y en especial para sus protagonistas, los espirituanos, a quienes definió como «personas agradables, bondadosas y muy decentes», que saben defender su identidad y su cultura.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Richard dijo:

1

10 de julio de 2018

08:59:31


No lo llevaron a visitar la calle 1ra del norte en el reparto escirbano en la cabecera municipal para que viera un rio de agua sucia en la calle que lleva brotando agua con todo tipo de desechos desde hace más de 3 meses y no le han dado solución y al parecer nunca la tendrá.

alejandro dijo:

2

10 de julio de 2018

13:53:26


Soy de Guantánamo y espero con mucho agrado también la visita de nuestro presidente y que ayude a impulsar un poco mas a la provincia.

Marisel Díaz González dijo:

3

10 de julio de 2018

15:34:50


Trabajo en la agricultura hace más de 30 años y me enorgullece que nuestro presidente visitara al productor Yoandy,un verdadero joven comprometido con la comida del pueblo,usa la ciencia con la sabiduria y disciplina tecnologica,digno de emitar por lo que no ven en la tierra el único elemento que da la vida y cuidarla y cultivarla con amor,todo es posible.

andres dijo:

4

13 de julio de 2018

12:05:08


los trabajos del puente ferrocarril de zaza del medio lentos solo trabajan un rato por la mañana,, es importante aun que sea el paso peatonal,,,por favor