ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Martirena

El acto de determinar hacia dónde deben ir los recursos cuando son escasos resulta, casi siempre, una versión actualizada de aquel cuento infantil difícilmente olvidado por alguien. Solo que en el cuento podría justificarse la incertidumbre: ni estaba prevista la aparición de una «moneda» ni había una lista de prioridades esperándola. En la realidad, sin embargo, no abundan esas «sorpresas».

A nivel de territorio, los directivos sí conocen, por lo general, las «monedas» disponibles y, sobre todo, sus límites, en función de los cuales debe ajustarse la cartera de proyectos de desarrollo local, concebida desde mucho antes, sobre la base de lo urgente, lo necesario, lo importante…

¿Pero qué sucede en buena parte de los casos? Jamás ha existido cartera alguna o, en la mejor de las circunstancias, ha sido confeccionada, cual rosario de problemas, sin una visión estratégica y sistémica…

Ante ese entorno, hay quien pudiera encarnar el personaje del cuento: dudar sobre qué hacer, improvisar…  errar. Y la gestión del desarrollo local termina convertida en una gestión de subsistencia, que pondera las necesidades acumuladas, las soluciones pospuestas (como debe ser); pero obvia las potencialidades y las oportunidades de emprendimientos.

Aunque en Cuba existen hoy más de 270 proyectos de iniciativas municipales de desarrollo local, fundamentalmente en las industrias Alimentaria y Ligera, los servicios gastronómicos, comunales, la cultura, el alojamiento y el turismo, todavía quedan muchas reservas por identificar y explotar en los territorios.

En diálogo con Granma, el doctor Carlos César Torres Páez, presidente de la Sociedad Cubana de Desarrollo Local de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), reconoció las experiencias plausibles de Villa Clara, Pinar del Río, Cienfuegos, La Habana, Holguín y Guantánamo, que han garantizado la apertura de nuevos servicios y la oferta de bienes a la población.

A su juicio, el nivel de utilidades generado por estas actividades ha propiciado que varios municipios dispongan de fondos para seguir fomentando proyectos de esta naturaleza. Y la utilización de los aportes de la Contribución al desarrollo local también ha mostrado avances, aunque quizá no en la calidad del uso y la pertinencia del destino aprobado.

Por ello reconoció que, pese a lo hecho, aún quedan muchas oportunidades para emplear mejor esos financiamientos en actividades económico-productivas y sociales que generen mayor impacto en términos de desarrollo y bienestar.

LOS PASOS, AÚN INSUFICIENTES, DE LA EVOLUCIÓN

Al decir del doctor Carlos César Torres, «en los últimos años ha tenido lugar un proceso paulatino y sistemático de institucionalización de la gestión del desarrollo local.

«Ha existido un propósito, coordinado por el Ministerio de Economía y Planificación, en este contexto de la actualización, de dotar a las estructuras de gobierno y administración a escala provincial y municipal de herramientas que les permitan, desde la planificación territorial, conducir los proyectos de desarrollo local».

Anteriormente las herramientas, en su opinión, estaban dispersas, o mostraban un enfoque vertical. Sin embargo, a partir del 7mo. Congreso del Partido se ha insistido en una visión mucho más integral del desarrollo local, que no solo considera su dimensión económico-productiva, sino su alcance sociocomunitario, institucional, medioambiental… Incluso dentro de los ejes temáticos estratégicos está concebido el ámbito territorial.

Asimismo, la implementación de la Plataforma articulada para el desarrollo integral territorial (Padit) ha favorecido el despliegue de esa perspectiva integradora y sistémica.

No obstante, aclara, no basta con tener herramientas muy bien definidas si no tenemos estrategias de desarrollo que determinen prioridades. «De ese modo corremos el riesgo de poner el dinero solo en lo más inmediato, lo más expedito, en una necesidad muy puntual, y no en el proyecto estratégico que moverá el desarrollo del territorio».

Otro tema sensible, de acuerdo con Torres Páez, es la disponibilidad de recursos financieros que permita concretar las proyecciones. «Se ha trabajado en un procedimiento para la gestión integrada de la financiación, aún en proceso de validación, y se han incorporado estas herramientas en las orientaciones metodológicas para el Plan de la economía del 2019».

Su llamado, de todos modos, va más hacia la postura proactiva de los gobiernos en la búsqueda de presupuestos.

Se trata de definir bien el proyecto, su alcance y sostenibilidad, y diferentes fuentes de financiamiento, que pasan incluso por la inversión extranjera. Se trata de gestionar los recursos, y no esperar a que «alguien», de fuera o de dentro, por obra y gracia de la divina Providencia, se enamore del proyecto.

Aunque resulte contradictorio, teniendo en cuenta las limitaciones de la economía cubana, no ha sido el factor financiero el mayor hándicap en la concreción de los proyectos. Un trabajo publicado por Granma, a inicios de año, dejaba entrever la inejecución, por razones diversas, de algunos presupuestos aprobados, en cuantías no despreciables.

¿QUÉ POTENCIA AL DESARROLLO LOCAL Y QUÉ LO DESAFÍA?

El desarrollo local no escapa a la coyuntura que vive el país y no podemos intentar resolver allí problemas estructurales de la economía. Esa es la reflexión que propone Carlos César Torres, pero insiste en la capacidad, desde el ámbito territorial, de transformar la realidad económica cubana, mediante el aprovechamiento de recursos endógenos, hoy subutilizados.

Y si un factor ha condicionado el avance, aún discreto, de esta esfera es, en sus palabras, el vínculo entre las universidades, los gobiernos y el sistema empresarial, pues «la gestión del conocimiento y la innovación tienen que ponerse en función de determinar las necesidades y oportunidades del desarrollo».

A favor del progreso territorial, dice, todavía hay muchas buenas prácticas ignoradas o desaprovechadas, como también hay desafíos que lo circundan.

Menciona, entonces, la necesidad de involucrar a los ciudadanos, desde una participación más activa, en la toma de decisiones sobre cómo y en qué emplear los fondos, pero que ello trascienda la mera solución de problemas vetustos y abogue por la identificación de potencialidades y oportunidades dentro de los territorios.

«Es tarea pendiente, desde las lógicas del desarrollo local –a la nación le tocan otras–, el fomento de polos productivos y de servicios, en franca articulación de los diversos actores económicos».

En ese sentido, llama la atención sobre el trabajo desplegado para determinar nuevas formas de financiamiento que permitan a los actores no estatales presentar proyectos de desarrollo, siempre y cuando respondan a líneas priorizadas dentro de las dinámicas de crecimiento de los municipios.

Desde su punto de vista, continúa siendo un reto, en el ámbito social, la coherencia de lo hecho y lo proyectado con las demandas de sectores priorizados como los jóvenes, las mujeres y los ancianos.

La disponibilidad de herramientas metodológicas y de experiencias halagüeñas que orientan sobre cómo gestionar el desarrollo local nos sitúa, quizá, un poco más cerca de ese empeño, que aún no logra rebasar, definitivamente, los márgenes de la subsistencia.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

FRANK TEJAS PAZ dijo:

1

15 de junio de 2018

07:49:58


Es muy bueno el artículo y yo me pregunto...Qué pasa en Moa con esto que le llaman Desarrollo Local, Qué utilidad han tenido tantos Talleres Científicos, eventos y otros, sobre esta temática y casi nada se resuelve, Cuántas propuestas de la Universidad quedan en el vacío, cuánto hay que esperar para que un municipio que tanto ha aportado a la economía nacional, mejore un poquito, no hay una calle, UNA calle en buen estado, hay serios problemas con la alimentación, hay cosas que sabemos que existen en cuba porque las vemos en la tv de lo que se hace en otros territorios, los coches resuelven una situación grave del transporte pero pasan por cientos y cientos rompiendo la avenida principal y esparciendo orina y estiercol, como si fuera tan difícil modificar esa ruta, de contra que pasamos la vida tragando polvos y gases contaminantes por el proceso del níquel, también estas cosas más pequeñas no las podemos resolver?, cuántos cambios he presenciado desde que vivo aquí y la vida casi no cambia en nada, cada día hay más moenses con ganas de ir a vivir a otro cualquier lugar, también aquí hay mucho decoro y verguenza y ganas de seguir luchando pero...es para pensar y repensar, deben haber políticas fuertes para transformar la vida en este hermoso lugar, eso no se resolverá en salones de reuniones ni con encuentros con altos dirigentes que no caminan por las calles por las que caminamos cada día los más de 75 mil habitantes de Moa, oído al tambor, oídos en el suelo, eso les dice nuestro querido Raúl a los cuadros, CÚMPLANLO.

ORG dijo:

2

15 de junio de 2018

09:41:28


Importantisimo trabajo, hay municipios muy complejos y uno de ello es el nuestro Cardenas de la provincia de Matanzas , este municipio rico por su estructura pero pobre en la ejecucucion de tareas del dearrollo se complico mucho mas al tomarse la decision de agregarle localidades importantes como Varadero, Santa Martha, Boca de Camarioca todas muy vinculadas al turismo que antes pertenecian al municipio de Varadero que fue disuelto al unificarse con Cardenas estas localidades antes al pertenecer a Varadero tenian alguna no vamos a decir prioridad pero se veia la atencion ahora perteneciendo a Cardenas es nula para poner un ejemplo con Varadero se iniciaron el asfalto de las Calles de Boca de Camarioca al lado derecho viniendo de Varadero eso que hace mas de 10 años se quedo ahi seguimos caminando sobre las piedras, los turistas que hay bastante caminan dando brinquito por el fango, el piliclinico tan necesario para un reparto de mas de 20 mil habitantes se quedo en esa y asi nos quedamos sin desarrollo, Cardenas como cabecera municipal tiene infinidad de problemas entonces que vamos a esperar nosotros que somos los anexados.

José Luis Silverio Lara dijo:

3

15 de junio de 2018

09:49:45


Publiquen los 270 proyectos de Desarrollo Local aunque sea a nivel de provincia en los periódicos provinciales, de manera tal, que cada ciudadano conozca cuales son en su terruño y cuales pueden faltar y opinar sobre los mismos, saludos.

La pistola dijo:

4

15 de junio de 2018

14:40:00


Pasa con los proyectos que la legislación, los lineamientos y el país van a un ritmo que las mentes de los decisores de los gobiernos locales no logran atrapar. El miedo a equivocarse los paraliza, sobre todo porque no es una tarea por la que se les valore el desempeño de su gestión, por tanto no es de su interés. Por otra parte, sería muy bueno que a la par de la promulgación de las nuevas regulaciones para los cuenta propias (que sólo iban a demorar 6 meses) se publique la metodología para la gestión de proyectos por esa nueva forma de gestión.

Odalis dijo:

5

15 de junio de 2018

15:23:00


Mientras los aparatos administrativos y de dirección de las empresas, entidades, organismos, instituciones, a todos los niveles no vean en los Proyectos de Iniciativa para el desasrrollo local una vía, mecanismo para el real desarrollo, solución de problemas de todo tipo en los municipios y comunidades, las entidades productivas en lo fundamental y no haya un serio cambio de mentalidad de los directivos de primer nivel, dígase directores, administrdores, Consejo de Dirección, etc, y lo perciban solamente como más trabajo, los proyectos no se elaboran ni avanzan en sus metas y objetivos fundamentales. O será que habrá que crear grupos de expertos para la elaboración y gestión de proyectos a nivel de sectores, ministerios, municipal o provincial, de acuerdo a las prioridades previstas? Creo hay que continuar trabajando y realmente explotando las muchas y variadas posibilidades y necesidades pendientes en los municipios. En el municipio nuestro se pretende avanzar, liderado por el Gobierno, pero considero es muy lento el trabajo y respuesta de los organismos y entidades locales al respecto, y aun cuando se han elaborado y financiado proyectos, se pudiera avanzar a pasos agigantados si hubiera mejor respuesta empresarial, de sus directivos, especialistas, técnicos, aparatos económicos, etc en cuanto a la elaboración de las carpetas de proyectos segun necesidades y prioridades.