ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Sandra Ramírez Rodríguez, Directora de Norteamérica del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) asegura que el trabajo solidario del pueblo estadounidense y canadiense es estable y consolidado. Foto: Arielis González/Cortesía ICAP

• «A pesar de las políticas hostiles del gobierno de Estados Unidos existe una historia muy entrelazada de solidaridad del pueblo de ese país con Cuba», afirmó en entrevista exclusiva para Granma Internacional Sandra Ramírez Rodríguez, Directora de Norteamérica del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).


Ramírez Rodríguez explicó que tanto en Estados Unidos como en Canadá, funciona una plataforma que a nivel nacional agrupa a la mayoría de las asociaciones de amistad, aunque hay muchos amigos y simpatizantes con la Revolución cubana que no se integran a las organizaciones, pero que demuestran con diversos gestos solidarios sus sentimientos hacia la Mayor de las Antillas.


En el caso de Estados Unidos existen 112 organizaciones solidarias, unas con mayor activismo que otras, y dentro de la red nacional se agrupan 46. Entre las   ciudades más activas figuran Chicago, San Francisco, Oakland, Richmond, Berkeley, Los Ángeles, Boston, y el estado de la Florida. Mientras que Nueva York, suele catalogarse como la ciudad de la solidaridad, por la cantidad de asociaciones y grupos de amistad que trabajan con Cuba. Todas ellas lograron concretar múltiples acciones en el 2017 y se proponen un variado programa para el 2018, resaltó la también licenciada en Lengua Inglesa.


Destacó la valentía de los cubanos residentes en La Florida, quienes pertenecen a la Coalición Alianza Martiana. Estos grupos trabajan activamente en ciudades como Miami, donde residen connotados terroristas con una larga historia de actos de sabotajes y crímenes contra el pueblo cubano.


«En el mes de marzo del pasado año, en Nueva York se celebró una conferencia nacional de solidaridad con Cuba con el propósito de exigir la total normalización de las relaciones entre los dos gobiernos. Allí se reunieron más de 300 afiliados a unos 70 grupos, que desarrollaron diferentes talleres sobre la historia de la Revolución, el trabajo cultural y los proyectos de colaboración internacional con países del tercer mundo», señaló Ramírez Rodríguez.


Las relaciones diplomáticas entre los dos países se restablecieron en el año 2015 pero nunca han podido desarrollarse normalmente por la gran hostilidad de parte de las administraciones de la Casa Blanca, que se empeñan en mantener el criminal bloqueo económico, comercial y financiero que pretende destruir a la Revolución.


Ese mismo año se celebró en Washington, en el mes de septiembre, la segunda jornada de acciones contra el bloqueo, que organiza el Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad de los Pueblos, para, a través de la entrega de materiales bibliográficos, audiovisuales y plegables, sensibilizar a senadores y congresistas con los daños causados por la agresiva política al pueblo cubano. El tema escogido para el debate estuvo centrado en la salud pública cubana, por tanto se invitó a un oncólogo-pediatra de La Habana.


«Se reflexionó acerca de varios medicamentos cubanos con probada eficacia, que no pueden ser comercializados dentro de los Estados Unidos. Tampoco se pueden establecer relaciones de intercambio entre los científicos. A nuestros especialistas les niegan las visas para asistir a los eventos académicos y visitar sus instituciones médicas», señaló la directiva del ICAP.


La experiencia se repetirá en septiembre de este 2018 con el propósito de visitar las oficinas del congreso estadounidense para explicar las verdaderas afectaciones de esa política injusta e irracional. Varios estados dentro del país han firmado resoluciones en contra del bloqueo y se les lleva evidencia de electores y congresistas, también de instituciones, colegios, organizaciones sociales, etc.


Igualmente, en la ciudad de Seattle se desarrolló la reunión anual de la Red Nacional de Solidaridad con Cuba. En ese encuentro intercambian todas las organizaciones miembros o invitados de la plataforma nacional. Los acuerdos versan en las acciones a realizar en lo inmediato y lo mediato. El espacio se aprovecha para la actualización acerca de la realidad cubana por lo que siempre se escoge una ciudad diferente para desarrollar esa reunión.


Ramírez Rodríguez aclaró que con anterioridad ese tipo de reunión sólo sesionaba en Washington o Nueva York, porque a los cubanos participantes les prohibían trasladarse en un perímetro mayor a las 25 millas. Por tres años se realizó en diferentes ciudades, pero aún no tienen claridad si se podrá seguir realizando de esta forma por el retroceso en las relaciones bilaterales, impulsado por la administración de Donald Trump.


En todos esos intercambios se promueve también la solidaridad con el pueblo venezolano agredido de todas las formas posibles para acabar con la Revolución Bolivariana. También se promueve la libertad de viaje para aquellos que deseen visitar nuestro país, principalmente los grupos de profesionales como los médicos, enfermeras, abogados, arquitectos, los intendentes, profesores y autoridades educativas, a quienes les interesa intercambiar con sus homólogos cubanos.


EL TEMA MIGRATORIO COMO ARMA POLÍTICA CONTRA CUBA


Desde el mismo triunfo de la Revolución, el 1ro de enero de 1959, hubo una campaña mediática de descrédito contra Cuba y la mejor forma de cerciorarse de la verdad es viniendo al país. Hoy, a su vez, a quienes pretenden viajar, el Departamento del Tesoro les envía una alerta de viaje advirtiendo que lo harán a un lugar peligroso, apoyándose en supuestos ataques acústicos a sus diplomáticos. «Por tanto es necesario que los movimientos de solidaridad organicen más grupos y actúen para que más personas nos visiten», indicó Ramírez Rodríguez.


Además, señaló que el mayor por ciento de cubanos que viven fuera de la Isla caribeña radica en Estados Unidos y el gobierno norteamericano ha querido convertir ese tema migratorio en un problema político. Está demostrado que aquellos que emigran de Cuba buscan mejoras económicas. Por tanto la lucha para esos cubanos radica en que les permitan visitar a sus familiares y amigos cada vez que lo deseen.


Por ello organizan caravanas de autos que transitan por las principales calles de Miami, desafiando a los elementos más conservadores y retrógrados, portando carteles alegóricos a la libertad de viaje y en contra del bloqueo.


«En el 2017, los cubanos residentes en La Florida hicieron un acto muy significativo el 28 de abril. Ellos entregaron la segunda pancarta que lograron colocar en los altos de un restaurante en Miami, exigiendo la libertad de Los Cinco. La primera se la destruyeron inmediatamente pero esta segunda gran valla duró 32 horas en exhibición. Ellos la preservaron como un patrimonio y decidieron entregársela al ICAP. Nosotros la guardamos en el Campamento Internacional Julio Antonio Mella que recibe a las brigadas internacionales de trabajo voluntario», resaltó Ramírez Rodríguez.


PARA DESAFIAR EL BLOQUEO


Desde el país norteño se promueven los proyectos de desafíos para aquellos estadounidenses que viajan a Cuba sin pedir licencias de viaje al Departamento del Tesoro y se agrupan en diferentes brigadas. La Venceremos viajó por primera vez en 1969 a desarrollar labores de trabajo voluntario en la agricultura, cortando caña junto al pueblo cubano. En los últimos años, esta brigada ha visitado diferentes provincias, incluso sostuvieron un encuentro con los jóvenes cubanos que cuidan la línea fronteriza con la ilegal base naval estadounidense en Guantánamo.


La Antonio Maceo trajo hace 40 años a jóvenes cubanos que fueron obligados por sus padres a salir del país cuando eran niños durante la Operación Peter Pan. Esa brigada se ha mantenido con un formato diferente haciendo trabajo de apoyo hacia la Revolución cubana. Similar labor la realiza la Caravana de Pastores por la Paz, un proyecto insigne de la solidaridad.


«Todo cubano conoce el riesgo que han enfrentado esos caravanistas para traer cargamentos de medicina y computadoras para los cubanos, incluso en una ocasión tuvieron que hacer una huelga de hambre para que les permitieran trasladar su carga por la frontera estadounidense hacia México. Ese grupo nos visita todos los años y para el 2018 estará en la provincia de Santiago de Cuba y de Guantánamo, para rendirle honores al Comandante en Jefe Fidel Castro», explicó la directiva.


La caravana hace recorridos por diversas ciudades, explicando elementos sobre Cuba y de nuestro proyecto social, recogiendo materiales y donaciones. Ellos visitarán este año a unas 50 ciudades entre Estados Unidos y Canadá, antes de emprender el viaje hasta Cuba. El trabajo de la Caravana lo coordina el grupo Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria, (IFCO por sus siglas en inglés). Ellos también seleccionan jóvenes de ese país para que vengan a estudiar medicina de forma gratuita en La Habana.


Hoy se da el caso de mayor participación de ciudadanos estadounidenses en las brigadas internacionales como la Primero de Mayo y Por los Caminos del Che. Vino al campamento un centenar de personas para participar en los actos del Primero de Mayo en la Plaza de la Revolución de la capital cubana. «Estos ejemplos muestran un gran activismo de los movimientos de solidaridad, muchos quieren venir a conocer y a apoyar de alguna forma nuestro proceso social», aseguró Ramírez Rodríguez.


De Canadá nos llega la brigada Ernesto Che Guevara, organizada por la red canadiense de solidaridad con Cuba, la cual agrupa a amigos de ese inmenso país. Allí existe un movimiento muy sólido con una red nacional que agrupa a 25 organizaciones, incluido a los cubanos residentes.


Ciudades como Halifax, Montreal, Ottawa, Toronto, Winnipeg y Vancouver tienen una labor destacada. Estas agrupaciones mensualmente organizan protestas contra el bloqueo ante representaciones diplomáticas de los Estados Unidos, a veces con temperatura por debajo de 30 grados.


«Nuestras organizaciones se han acostumbrado a desafiar las políticas hostiles del imperialismo. Hoy, el trabajo solidario requiere de un mayor activismo y más ingeniosidad para llegar a los diferentes espacios. El reto radica en enfrentar toda esa gran avalancha de agresividad contra nuestro país», concluyó Ramírez Rodríguez.•


RECUADRO:

Cantidad de organizaciones

Estados Unidos: 112

Canadá: 58

Principales temas de lucha

1. Eliminar el genocida bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba
2. Devolver el territorio ocupado por la ilegal base naval estadounidense en Guantánamo
3. Lograr relaciones bilaterales normales
4. Libertad de viaje hacia Cuba para los norteamericanos
5. Contrarrestar las campañas mediáticas en contra de la Revolución cubana

Brigadas solidarias

1. Antonio Maceo
2. Venceremos
3. Pastores por la Paz
4. Ernesto Che Guevara
5. Proyectos de desafíos

Brigada Antonio Maceo y representantes de la Alianza Martiana rindieron homenaje en la necrópolis de Colón al General Máximo Gómez y a las víctimas del atroz crimen de Barbados en 1976. Foto: Orlando Perera
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

serge ospina dijo:

1

17 de mayo de 2018

17:08:40


el imperialismo yankee estaria planeando una agresion militar en simultaneo:cuba y venezuela.el peligro es latente.

pbruzon dijo:

2

17 de mayo de 2018

18:29:47


En el caso de Estados Unidos existen 112 organizaciones solidarias con Cuba, y ese es el enemigo,no ese es el poder de la democracia

Alberto N Jones dijo:

3

17 de mayo de 2018

19:10:17


Felicito a Sandra y al ICAP, por hacer publico este merecido reconocimiento a decenas de grupos de solidaridad con Cuba en las entrañas del monstruo, que lucharon y vencieron en a batalla por la supervivencia de Cuba. En ningun lugar esa lucha fue mas dificil, compleja y peligrosa que en Miami que ha pasado de bastion de la contrarrevolucion, a un reducto de octagenarios frustrados y algunos bribones jovenes, que continuan saquendo las arcas del Departamento de Estado. Quizas por error, no se hizo mencion a los 50 millones de Afro Americanos representados en el Caucus Negro del Congreso de los Estados Unidos, en mas de 100 universidades predominantemente negras y unas 200,000 Iglesias, asociaciones cientificas, sociales y laborales, que le prestaron a Cuba su incondicional apoyo, cuando mas se necesitaba. Cuba ha desfallecido en la atencion a esta imponente fuerza, que aman entranablemente a Cuba y estan enamorados de Santiago de Cuba y Guantanamo, pero la falta de un tratamiento diferenciado, no le ha permitido al pais, acceder a sus mas de 900 mil millones de dolares anuales, mucho mas de lo que generan muchos paises separados de Cuba por miles de kilometros. Hoy mas que nunca, Cuba necesita saludar y estimular a los lideres Afroamericanos que movian las masas a marchar como Rangel, Belafonte, Lee, Elombe y otros que estan Viejo o han fallecido, pero desde su retiro, pueden revertir el letargo solidario con Cuba.