ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Bastidas fue el último periodista asesinado en Cuba. Foto: Ismael Batista

Al cumplirse, el pasado 13 de mayo, 60 años del asesinato del periodista ecuatoriano Carlos Bastidas Argüello, por la dictadura batistiana, la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) le rindió homenaje y lo recordó como el último profesional de la comunicación asesinado en la Isla.

En ceremonia efectuada este martes, en el Panteón de los Veteranos del Cementerio de Colón, la generala Delsa Esther Puebla (Teté) relató que Bastidas llegó a la Sierra Maestra con 23 años, a conocer el Ejército Rebelde.

Allí –dijo–, lo llevamos a conocer nuestras escuelas, entrevistó a nuestros campesinos, fue al taller donde hacíamos las balas. Entonces vio lo que era realmente nuestra guerrilla, quién era Fidel, y se enamoró de la Revolución.

Por otra parte, el periodista Roberto Bastidas, sobrino de Carlos, agradeció a la UPEC por mantener vivo el nombre de su tío, y manifestó el compromiso de nuestra prensa con la verdad y la dignidad de Cuba.

Durante la jornada, además, fue develada una tarja en memoria de Bastidas en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Allí, María Augusta Calle, embajadora de Ecuador en Cuba, recordó que el oficio del periodismo es de los más riesgosos en el mundo. El hecho de que en este país –afirmó– no asesinen a los periodistas, la convierte en una tierra de libertad.

El 2017 dejó un saldo de 37 periodistas asesinados en América Latina, una muestra de irrespeto a los derechos humanos y del clima de inseguridad que rodea el ejercicio de esta profesión.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

16 de mayo de 2018

12:38:35


El periodista ecuatoriano Carlos Bastidas Argüello fue asesinado por las hordas batistianas, al servicio del imperio yanqui, por el único delito de haberse apasionado de la Revolución cubana y entrevistar al Comandante en Jefe Fidel, por conocer y divulgar la verdad, eso fue suficiente para que le cercenaran su valiosa vida. En casi 60 años de Revolución jamás se ha asesinado a algún periodista en nuestra patria. "... “Solamente uno defiende lo que ama, y mi tío se enamoró de la Revolución cubana... Yo simplemente quiero decirles que todos somos Fidel”. Expresó muy emocionado Roberto Bastidas.