ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Jorge Luis Merencio

MAISÍ, Guantánamo.– Con apenas seis meses de explotación y aún sin concluir totalmente, el vial Yumurí–Jobo Claro atesora el mérito de propiciar la más fluida comunicación terrestre de la historia entre los municipios de Baracoa y Maisí.

Decenas de vehículos, quizá cientos, transitan diariamente por el majestuoso tramo de apenas 4,5 kilómetros de extensión, construido para evitar el paso por la peligrosa loma de La Boruga y propiciar el acceso a Maisí desde Baracoa, de ómnibus, rastras y otros medios de porte mayor, impedidos de hacerlo antes por lo angosto y las cerradas curvas de la mencionada cuesta.

De ahí que sea la transportación segura de pasajeros y mercancías el principal impacto de la nueva carretera, en cuya construcción trabajaron obreros de seis provincias del país, quienes tuvieron que mover alrededor de 800 000 metros cúbicos de tierra y roca, y excavar tramos de montaña conformados por piedras costeras de gran dureza, luego aprovechadas en el relleno del vacío de las pendientes y en la conformación del terraplén.

Ramón Castañeda, intendente de Vialidad en Maisí, dijo que una vez concluida la pavimentación de las cunetas con hormigón hidráulico, al trecho solo le resta la colocación de las barandas de protección, concluir la construcción de una alcantarilla y reforestar el área de bosques afectada.

«En mi larga experiencia como especialista en obras de ingeniería, nunca había trabajado en una tan difícil y peligrosa como esta, en que muchas veces los buldóceres y otros medios pesados laboraron al filo del abismo», aseguró Frank González, jefe técnico de la obra.

El vial Yumurí-Jobo Claro constituye una de las construcciones de mayor complejidad e importancia de las ejecutadas aquí, después del paso del huracán Matthew, dentro de las que destaca el vial Neblina-Cayo Güín, vía alternativa para comunicar a Baracoa con Moa.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose R Oro dijo:

1

19 de marzo de 2018

06:40:11


Se lo merecen mucho, han pasado por muchas dificultades, huracanes, aislamiento geografico, estas son obras con un gran impacto social.

Ramón Suárez Martín dijo:

2

19 de marzo de 2018

10:33:55


Excelente solución a un tramo de alta peligrosidad y gran importancia socio-económica, de sumamente compleja ejecución por las características de la zona con elevado impacto para el desarrollo turístico

Isadoea dijo:

3

19 de marzo de 2018

12:21:18


¿Es un “mérito” construir y disfrutar de una carretera para enlazar dos poblaciones? ¡Por favor, periodista, cuidado con los titulares!! Disculpe, es mi criterio.

Raul Glez Respondió:


19 de marzo de 2018

22:18:29

Hay que tener presente que los verdaderos constructores trabajan la mayor parte del año alejados de sus familias, en condiciones de albergamiento y en lugares remotos. Eso, a pesar de que se les brinden ciertas condiciones de comodidad nunca va a ser igual que ir a la casa diariamente. Por otra parte construir una solución a un vial que representaba un gran peligro YA ES MÁS QUE UN MÉRITO. También merece respeto el criterio del periodista

Francisco Rivero dijo:

4

19 de marzo de 2018

12:51:57


Es cierto que esta obra sera bienvenida por los moradores de la region, asi como para aquellas personas que visiten esta hermoza region del pais. El area de las playas proxima a Yumuri es maravillosa por su equilibrio natural, asi como el Cañon del Yumuri situado a lo largo del rio del mismo nombrei, es toda una bendicion de la naturaleza. Importante de destacar la hospitalida y sencillez de los habitantes de Baracoa. Un saludo frateno.

Alexey dijo:

5

20 de marzo de 2018

08:18:14


Gracias por tan inmenza labor, dedicacion y preocupacion, soy de Baracoa y tengo familia en Maisi tambien, aunque vivo actualmente en Santa Clara, para nosotros sera un inmenzo placer poder trancitar en esta nueva obra de la Revolucion.