ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Comenzó la cuenta regresiva para los estudiantes que aspiran a ingresar a la Educación Superior, y la fase preparatoria es ya una realidad en la dinámica de la familia, los docentes y los educandos cubanos, pues estos últimos se enfrentarán, a partir del próximo lunes, al primero de los exámenes finales del preuniversitario, cuyo calendario se extiende hasta el 23 de marzo.

Con ello se cierra el ciclo estudiantil que marca el tránsito por la enseñanza general, y el joven se prepara para el momento cumbre que constituye la definición de una carrera universitaria como bien especificó Giorvys Taquechel Román, director nacional de la enseñanza, quien añadió, además, que son más de 43 000 los estudiantes que deben presentarse a las pruebas finales de ese nivel de enseñanza, las cuales fueron aprobadas, el pasado año, por el 98,6 % de los alumnos presentados.

Taquechel Román afirmó que los jóvenes se han preparado con antelación, y luego se llevará a cabo el proceso de llenado de las boletas, y «la publicación del plan de ingreso a las carreras universitarias, proceso que lidera el Ministerio de Educación Superior».

Con respecto a la preparación para las pruebas de ingreso, dijo que desde el mes de febrero iniciaron los repasos televisivos, los cuales se transmiten martes, miércoles y jueves, y están grabados en todas las escuelas. Las clases no se transmitirán en las semanas correspondientes a las pruebas finales y las revalorizaciones del preuniversitario, ni en la semana de receso escolar en abril, insistió.

Además, en los centros existen productos informáticos que contienen ejercicios dirigidos a la preparación para el ingreso a la universidad, y otros materiales audiovisuales elaborados por la empresa Cinesoft.

Si un propósito tiene el Ministerio de Educación, es el de incrementar el porcentaje de estudiantes que se presentan a estos exámenes  –lo que es igual a defender el fin de la educación preuniversitaria– si tenemos en cuenta que el pasado año solo realizó las pruebas el 84,9 % de su matrícula. Por esa situación, «hoy no se cumple el plan de plazas de carreras universitarias», abundó el especialista.

Al referirse a las tendencias de este proceso en los últimos cinco años, agregó que es creciente la cifra de aprobados en la asignatura de Español –de cada cien, promueven 97– y se reducen los alumnos que descalifican por faltas de ortografía. En Matemática, el curso anterior cerró con un 77, 9 % de aprobados.

Sin embargo, en Historia de Cuba, materia definitoria en términos de «formación de valores y conocimiento de la memoria Patria», aprobó el 88,9 % de los estudiantes, con excepción de algunas provincias que sobrepasaron esta estadística. «El 76 % de los presentados el pasado año aprobó las tres asignaturas», apuntó.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.