ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
En la normativa se mantienen principios básicos de protección al cooperativista. Foto: Miguel Febles Hernández

Dando cumplimiento a la política aprobada para perfeccionar la base productiva del sector agropecuario, en el día de hoy la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 12 publica el Decreto Ley 351 «Del Régimen Especial de Seguridad Social para los cooperativistas de las Unidades Básicas de Producción Cooperativa», adecuado a las características de las mismas y sin perjuicio alguno para ellos en cuanto a las prestaciones a que ya tienen derecho.

Lo diseñado está en correspondencia, además, con el Lineamiento 140 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución en lo referido a disminuir la participación relativa del Presupuesto del Estado en el financiamiento de la seguridad social y la aplicación de regímenes especiales de contribución en el sector no estatal.

En la normativa dada a conocer esta mañana, se mantienen principios básicos como la protección al cooperativista ante enfermedad o accidente –ya sea de origen común o profesional–, la vejez, la invalidez total –temporal o permanente–, o la maternidad, y en caso de muerte, amparará a la familia, al igual que se regula en el régimen general para los trabajadores del sector estatal.

El importe de este tributo se calcula mensualmente, aplicando el 20 % a la base de la contribución que seleccione el cooperativista de una escala cuyo valor mínimo es de 350 CUP y el máximo de 2 000 CUP.

Se puntualiza en las regulaciones que es la Junta Directiva de la UBPC quien tiene la responsabilidad de efectuar la retención de la contribución individual a la Seguridad Social de los cooperativistas, así como de realizar el aporte correspondiente al Fisco.

De la misma manera, se precisa que la afiliación al régimen especial es obligatoria, lo cual debe ser garantizado por la mencionada Junta Directiva mediante la inscripción del cooperativista en el Registro de Contribuyentes de la Oficina Nacional de Administración Tributaria, correspondiente al domicilio fiscal de la cooperativa.

En caso de que el cooperativista tuviera anteriormente la condición de asalariado, fuera miembro de una Unidad Básica de Producción Cooperativa o de una Cooperativa de Producción Agropecuaria,  al incorporarse a este nuevo régimen se le reconocerá el tiempo de servicio acumulado en esas entidades y el de contribución a cualquier otro régimen especial de seguridad social, a los efectos de completar el mínimo que se exige como requisito para la jubilación.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ednago González Rodríguez dijo:

1

6 de febrero de 2018

06:09:50


Muy bien por esta nueva ley que se publica en la gaceta oficial de Cuba. En todas partes del mundo se paga impuesto. De esta manera, los cooperativistas tendrán su jubilación, aportarán parte de sus ingresos al presupuesto del estado cubano, que se preocupa por la salud, deporte, educación, entre otras cosas. Creo que paulatinamente esto se puede aplicar en otras personas y empresas. En Cuba hay miles de personas que tienen ingresos altos para el promedio del salario, estamos hablando de dueños de paladares y pequeñas empresas que ganan mensualmente varios miles de CUP. Esas personas debían de pagar un mayor impuesto al Estado, y que lo mismos dejaran de recibir los alimentos de la libreta de abastecimiento, un subsidio muy necesario para personas que no reciben salarios de miles de CUP mensual, por no decir miles de CUC mensual. Con el bloqueo de casi 6 décadas, ahora más que nunca hay que ayudar al presupuesto estatal que se preocupa por Medicina, educación, deportes, y sobre todo en personas de la tercera edad. Así que muy bien por el Gobierno cubano y Raúl de implementar estas nuevas leyes, tan importantes para el Presupuesto estatal.

danilo santiesteban mayor dijo:

2

6 de febrero de 2018

11:13:36


Sigo pensando que los trabajadores por cuenta propia son discriminados respectos a los estatales: 1. La contribución a la seguridad social es la más elevada, pagándose como mínimo 87.50 pesos, de los cuales solo el 25% de su aporte en la escala escogida es para mediano, largo plazo y la jubilación. Me gustaría saber hacia dónde va a parar el otro 75 % de ese aporte, al igual que me gustaría saber hacia dónde va cada peso que pago de impuesto. Creo que en el vector fiscal se debe desglosar el destino de ese impuesto peso por peso. 2. No tienen derecho a subsidio por enfermedad. Los trabajadores estatales sí. Le he escrito a la ANPP, a la FGR, al TSP, al Ministerio de Trabajo, a la CTC y varios lugares más y no se acaba de resolver el asunto que está relacionado con el derecho constitucional que tenemos todos los trabajadores de recibir subsidio por enfermedad, derecho del que estamos excluidos los trabajadores privados y que el Ministerio de Trabajo y la CTC reconocieron como algo pendiente de solución pero que no se acaba de resolver y que está afectando a decenas de miles de trabajadores. El subsidio por enfermedad es un derecho y una necesidad no es un capricho. La Constitución es clara en su artículo 47: Mediante el sistema de seguridad social, el Estado garantiza la protección adecuada a todo trabajador impedido por su edad, invalidez o enfermedad.