ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Estudios Revolución

TERCER FRENTE, Santiago de Cuba.–El mausoleo a los héroes y mártires del III Frente Mario Muñoz, ubicado en pleno corazón de la Sierra Maestra en Loma la Esperanza, acogió este 11 de enero en ceremonia militar presidida por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, los restos de 33 combatientes caídos durante la guerra de liberación o fallecidos después del triunfo de la Revolución.

Tan sagrado lugar iluminó con los primeros rayos de sol el recibimiento de los dignos hijos que entregaron su sangre por la libertad de la patria, o consagraron sus vidas a la obra y la defensa de la Revolución fundada por Fidel.

Para el reencuentro con el jefe fundador de la agrupación guerrillera, Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque –cuyos restos atesora la tumba a ras de tierra del sitio más elevado– nada más emotivo que los acordes del poema lírico que él dedicara a sus compañeros mártires, Hasta pronto, interpretado por la Banda de Música del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

A lo largo del kilómetro recorrido por los seis vehículos, que en armones militares trasladaron las urnas cubiertas por la bandera cubana desde el museo central del III Frente, localizado en Cruce de los Baños (poblado cabecera, obra ciento por ciento de la Revolución), hasta el mausoleo, la población agradecida rindió a su paso sentido tributo a los combatientes.  

A la orden del jefe, los cargadores de la Unidad de Ceremonias del Estado Mayor General tomaron los armones y marcharon a depositarlos sobre los pedestales ordenados en el centro del recinto, entre palmas, y en medio de un silencio que cedió a las palabras dirigidas en memoria de los fieles rebeldes por el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

En su intervención, el también Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido evocó el ejemplo de fidelidad y heroísmo del inolvidable Almeida, y resaltó el valioso aporte de su agrupación guerrillera a la derrota de la tiranía de Batista.

Cuba, enfatizó el Primer Vicepresidente, defiende con orgullo a sus héroes como un día ellos nuestra independencia. Y ese es y será compromiso eterno de los cubanos leales con los padres de su estirpe: salvaguardar la soberanía del país.

A las voces de mando y una vez replegadas las banderas que arropaban los nichos, los cargadores iniciaron su traslado a los túmulos en que serían inhumados los restos, mientras que simultáneamente eran colocadas, ante la llama eterna que arde en la parte alta del mausoleo, las ofrendas florales dedicadas a los combatientes del III Frente Mario Muñoz por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, el pueblo de Cuba y sus familiares.

Cerrados los túmulos, en honor y homenaje póstumo a los tres comandantes rebeldes, siete capitanes, cinco primeros tenientes, un teniente y 17 soldados (de ellos, tres heroínas) que fueron  inhumados, la Banda de Música interpretó el Himno Nacional y simultáneamente un pelotón de infantería del Ejército Oriental disparó tres salvas de fusilería.

Concluida la ceremonia, el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, colocó una rosa blanca sobre la losa de la tumba de su hermano de lucha en el Moncada, el Granma y la Sierra, Juan Almeida, y posteriormente dedicó semejante gesto ante la de los padres del héroe, Rosario y Juan.

Otros integrantes del Buró Político, dirigentes del Partido y el Estado, altos jefes de las FAR y el Minint, directivos de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana; el primer secretario del Partido en la provincia, Lázaro Expósito Canto, familiares del Comandante Almeida, y combatientes del III Frente, encabezados por su segundo jefe, el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías, continuaron el tributo.    

Inaugurado el 6 de marzo de 1998, en ocasión del aniversario 40 de la fundación del III Frente, de los 232 nichos con que cuenta el mausoleo ahora suman 74 los ocupados. En todos ellos fueron depositadas rosas, y de manera especial lo hicieron personalmente los familiares.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ramón dijo:

1

12 de enero de 2018

04:39:49


Sí señor, honor y gloria eterna a cuantos ofrecieron su vida por los demás.

MOISES MARTINEZ dijo:

2

12 de enero de 2018

07:25:38


mientras mas oigo a la cucaracha de marcos rubio hablar m.... garrafadas y mentiras mas orgulloso me siento de ser Cubano Fidelista y Revolucionario , haber nacido en esta tierra que guarda 20 000 cubanos y decirle gracias a ustedes la revolucion esta hecha buestra sangra no cayo en vano, honor y gloria a nuestros martires y heroes

Fernando Castro dijo:

3

12 de enero de 2018

08:46:41


Merecido homenaje a tan valiosos combatientes.Siempre estaran presentes . Honor y gloria a los heroes y martires del Tercer Frente .

José Luis Granda Morejón (Pinar del Río) dijo:

4

12 de enero de 2018

09:03:52


UN DIGNO HOMENAJE Y LA RATIFICACIÓN DE NUESTROS COMPROMISOS CON LA HISTORIA, EL PRESENTE Y EL FUTURO. LA MEMORIA, EL AGRADECIMIENTO, EL COMPROMISO Y LA LUCHA CON EL SOCIALISMO EN CUBA SE CONTINÚAN FORTALECIENDO. NO PODEMOS OLVIDAR A NUESTROS HÉROES, Y JUNTO A ESTAS MEMORIAS TENER MUY CLARO EL PORQUÉ SE TUVO QUE LUCHAR, ENTREGAR LA SANGRE... PINAR DEL RÍO ANTES DE 1959 (PORQUÉ LA REVOLUCIÓN), EL CAOS QUE FIDEL, RAÚL Y EL PARTIDO COMUNISTA SOLUCIONARON EN ESTA TIERRA. Pinar del Río antes de 1959 vivía en un luto permanente bajo el régimen de terror de la dictadura de Batista, que solo en 1958 asesinó a 68 personas a manos de sus fuerzas represivas, pero en realidad eran más los asesinados por la pobreza, el hambre y las enfermedades; miles de niños no llegaban a nacer, porque morían ellos o sus madres, antes del parto, por falta de alimentación, malnutrición, y enfermedades prevenibles y curables, mientras la burguesía y la partidocracia corruptas dueñas de este país por la fuerza y el dinero, vivían en la mayor opulencia, con lo que le robaban al pueblo. LAS MUJERES. Sólo 33 mujeres tenían título universitario. Muy pocas tenían empleo y por igual actividad que los hombres recibían menor salario. La mayoría de las que trabajaban, lo hacía en la agricultura y en labores domésticas, por salarios de miseria; otras eran engañadas y puestas a trabajar como dependientes de bares y cantinas, de las que muchas terminaban como prostitutas. En el municipio de Pinar del Río había más de 10 bares y varias casas dedicados al negocio de la prostitución. Existían otros en los poblados de Manuel Lazo, en aquella etapa Cayuco y en Isabel Rubio, conocido por Mendoza, donde la mayoría de los “clientes” eran aviadores norteamericanos de la base aérea de San Julián. PROPIEDAD Y EXPLOTACIÓN DE LA TIERRA. Las familias campesinas vivían en la incultura, la insalubridad y endeudadas en una miseria desoladora. Imperaba el carácter monoproductor. La subutilización de la tierra acentuaba el subdesarrollo y agravaba el nivel de vida. El 70 % del área de las fincas estaba destinada a pastos, monte, marabú, y sólo un 15 % a cultivos y el resto a otros renglones. El área cultivada era la más baja del país con el 7,4%. Pinar del Río solo poseía el 5,5 por ciento de las vacas lecheras del país y su producción de leche representaba el 6,2 por ciento de la que se producía en la nación, ocupando en ambos renglones el último lugar nacional. Más del 85 % de las fincas no eran propiedad de quienes las trabajaban. El 87,8% de las dedicadas al tabaco se cultivaban por partidarios, arrendatarios, precaristas y otros. Las mejores fincas tabacaleras se encontraban en su mayoría en manos de los latifundistas nacionales y extranjeros. El 53, 7 % de las tierras dedicadas a fincas se concentraba en manos del 1,08 % de los propietarios. Las mejores tierras estaban en poder de los latifundistas y de compañías norteamericanas, de los primeros se destacaban, José Manuel Casanova, Julio Lobo, José Manuel Cortina, Miguel Saludes, Pedro Menéndez, Manuel Pérez Galán, Simeón Ferro, Diego César Rodríguez, Carlos Prío Socarrás, Manuel Sánchez, Jorge Díaz, Abraham Pérez, Pedro Blanco, José Pérez. Las principales compañías norteamericanas con grandes latifundios en la provincia eran: The Cuban Land and Leaf Tobacco Company, Cuban American Sugar Company y la Fall Everghart. En el municipio de Viñales, sólo el 1.34% de los propietarios era dueño del 99.3 % de las tierras. El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al referirse a la situación del latifundio en la provincia de Pinar del Río en la etapa prerrevolucionaria señaló: “…era la sede de los peores, de los más reaccionarios y los más avaros latifundistas, la inmensa mayoría de los campesinos trabajaba como aparceros y tenían que entregar hasta el 50 % de los productos y más…” EL EMPLEO. Existía un 30% de desempleo, en el sector rural era el 38%. De la población de 14 años y más, sólo el 54,9% tenía trabajo, y el 45,1% se hallaba desempleada. Por sexo era considerado económicamente activo el 90,3% de los varones y sólo el 9,7% de las mujeres, esto ilustra cómo era subvalorada la mujer antes de 1959. LA VIVIENDA Y LA ELECTRICIDAD. Sólo el 27,8% de las viviendas contaba con servicio eléctrico. El 43,9% de las viviendas tenían como material predominante en su construcción yagua o madera, guano y piso de tierra, y el 48,1% carecían de inodoro o letrina. En el sector urbano el 57% no poseían baños o duchas, el 22,3% carecía de alumbrado eléctrico y el 12,7% no contaba con inodoro o letrina. En el sector rural, el 65,7% tenían como material predominante yagua, madera, guano y piso de tierra; el 71,1% carecían de inodoro o letrinas, el 90,3% no poseían baños o duchas, el 87% se abastecían de agua de río, pozo o manantial, el 89,4% carecían de alumbrado eléctrico y el 95,5% de refrigerador. La mayoría de las viviendas de los campesinos y obreros agrícolas eran bohíos muy similares a los de nuestros aborígenes. Hubo brutales desalojos campesinos como los ocurridos en la hacienda El Rosario, en Viñales, Rancho Mundito en San Cristóbal y el Jagüey en Los Palacios. LA SALUD. La esperanza de vida era de 53 años. La mortalidad infantil era de 60,5 por cada mil nacidos vivos. Los servicios de salud eran pésimos al no existir las instalaciones hospitalarias, ni los medios requeridos para satisfacer las necesidades de la población. El presupuesto de salud era de 2,8 millones de pesos. Sólo existían 16 unidades asistenciales mal atendidas y un centenar de consultas privadas. Sólo había 248 médicos, 35 estomatólogos y 50 enfermeros. Proliferaban el parasitismo, el raquitismo, la poliomielitis y la tuberculosis. Se producía una gran mortalidad infantil antes del año de nacido, en su mayoría de enfermedades evitables y curables como la gastroenteritis. Solo existían farmacias particulares en los pueblos, donde la mayoría de los que laboraban como farmacéuticos no poseían la calificación requerida. Se contaba solo con dos consultas privadas de optometría y era necesario enviar a La Habana las remisiones para la confección de los espejuelos. La población rural representaba el 65,9% del total de la misma y no contaba con ningún hospital rural LA EDUCACIÓN. Existía un 30 por ciento de analfabetismo en mayores de 10 años. En el campo el índice era del 38,2 %. El promedio del nivel de escolaridad alcanzado era de 2,5 grados de los comprendidos entre 6 y 49 años. El 66,1 % de la población de entre 5 y 24 años no asistía a clases, de 205 271 personas, sólo asistían a la escuela, 69 441 y no lo hacían 135 830, en el sector rural eran 99 527. En primaria, de 6 a 14 años, sólo asistía a clases el 59 %, en el sector rural era el 50%. Existían 93 377 analfabetos, en los mayores de 10 años, en el sector urbano 20 541, el 22 %, y en el rural 72 386, el 78%. Sólo se contaba con 1 710 maestros y profesores. Un presupuesto para la educación de 5 ó 6 millones de pesos. Sobre el último grado aprobado por la población mayor de 6 años en Pinar del Río, solo habían concluido la enseñanza media 4 585 alumnos, el bachillerato (media superior) 2 644 y la enseñanza universitaria 1 422. LA CULTURA. El bajo nivel de escolarización y el alto grado de analfabetismo, limitaba la calidad de la cultura. Esta servía a la élite burguesa y pequeñoburguesa. Sólo existían algunos profesores privados. 25 instituciones culturales. Sólo habían 4 bibliotecas públicas. EL DEPORTE. La práctica del deporte y la educación física estaba muy limitada, no existía el personal calificado suficiente ni las instalaciones deportivas necesarias. Había aproximadamente 50 profesores de educación física y 42 instalaciones deportivas, que pertenecían al sector educacional y funcionaban en los patios de las escuelas y solares yermos. En su mayoría eran construidos por iniciativas privadas. En el sector rural se agudizaba la situación, ya que según las estadísticas de la época solo 3 aulas brindaban los servicios de educación física a 348 alumnos que representaban menos de 1% de los matriculados en este sector. Sólo un participante en juegos olímpicos y panamericanos. No se alcanzó ninguna medalla olímpica. OTROS PROBLEMAS EXISTENTES. Antes de 1959, en Pinar del Río como en toda Cuba, además existían otros graves problemas, resultados de la explotación, las desigualdades, la degradación humana y la miseria moral del sistema capitalista, como la discriminación racial y de la mujer, prostitución, la mendicidad, violencia, crimen organizado, corrupción política y administrativa, consumo de drogas y otros vicios. Existían áreas en parques, bailes, playas solo para blancos y otras para negros. La mayoría de estos vivían en cuartearías y barrios marginales. La grave situación socioeconómica y política de la provincia fue planteada por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al señalar: “En el capitalismo ninguna región del país fue más olvidada y ninguna población de Cuba fue objeto de mayor indiferencia y hasta podríamos decir de desprecio”. ESTAS SON INFORMACIONES TOMADAS DE LA OFICINA TERRITORIAL DE ESTADÍSTICAS E INFORMACIÓN DE PINAR DEL RÍO; DEL LIBRO SÍNTESIS DE LA HISTORIA PROVINCIAL DE PINAR DEL RÍO (COLECTIVO DE AUTORES); DE LA SECCIÓN DE HISTORIA DEL PCC PROVINCIAL DE PINAR DEL RÍO; Y DE LA PRENSA. ALGUNOS DE LOS DATOS HAN SIDO CITADOS POR EL COMANDANTE EN JEFE, FIDEL CASTRO RUZ, EN SUS INTERVENCIONES, ENTRE ELLAS, LA REALIZADA EN LA CONMEMORACIÓN DEL ANIVERSARIO 47 DEL ASALTO AL CUARTEL MONCADA, EN PINAR DEL RÍO, EL 5 DE AGOSTO DEL 2 000.

Liliam dijo:

5

12 de enero de 2018

09:44:28


La historia de nuestro pais es muy rica y es un compromiso eterno de todos los cubanos continuarla siguiendo el legado de nuestros heroes.