ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

TRINIDAD, Sancti Spíritus.–Aislado del resto del sistema ferroviario cubano desde 1988, pero todavía con una importante función social en el centro sur de la isla, el ramal Casilda-Trinidad-Méyer está siendo literalmente salvado por fuerzas constructoras del sector, luego de que los arrastres provocados por las intensas lluvias de septiembre pasado, asociadas al huracán Irma, amenazaran con inutilizarlo por completo.

Según confirmó a la prensa el ingeniero Manuel Miralles Viego, especialista en puentes de la Dirección Territorial de Vías, perteneciente a Villa Clara, cualquier trabajo que se emprenda en la zona resulta doblemente complejo, toda vez que la incomunicación del ramal impide llegar con los medios técnicos especializados que se necesitan para afrontar las labores.

Tal es el caso de la reparación de importantes puentes como los ubicados sobre los ríos Táyaba, Ay y Morales, donde resulta necesario fortalecer las estructuras, sustituir traviesas o arriostrar la parte inferior de los viaductos, actividades que en lo fundamental se están ejecutando de manera manual.

De acuerdo con los expertos, además de la reparación de los puentes y de la construcción de 16 nuevas alcantarillas para asegurar la circulación del agua por debajo de la vía, la obra requiere de la rectificación inmediata de esa suerte de montaña rusa surgida entre Manaca Iznaga y Condado, o sea, la desnivelación de las paralelas, cuyo estado actual hoy impide circular normalmente por este tramo, tal y como ocurrió en ocasión de intensas lluvias en el 2012.

A ello se suma el peligroso deslave de unos 60 metros ocurrido en el kilómetro 28 como consecuencia de las crecidas del río Agabama, que en ese trayecto corre muy cerca de la línea, afectación que precisa ser revisada a profundidad en aras de asegurar la futura vitalidad del ramal.

Las fuerzas constructoras vinculadas a la rehabilitación ya han asegurado la apertura de un primer tramo en el camino de hierro que, entre otras, comunica las comunidades de Méyer, Manaca Iznaga, Condado, Río Ay, Guachinango y Los Coquitos con la cabecera municipal de Trinidad y sirve de sendero turístico a miles de visitantes que prefieren recorrer en tren el pintoresco Valle de los Ingenios y las laderas del Escambray.

Considerado uno de los más antiguos proyectos ferroviarios de Cuba –el primer tramo entre el puerto de Casilda y Trinidad data del 6 de junio de 1856–, el ramal enlazó por tierra a la tercera villa cubana con el resto de la isla y por su sistema de puentes y trazado entre montañas significó unas de las obras ingenieras más osadas del país para su tiempo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

conrado dijo:

1

4 de diciembre de 2017

07:02:54


...ojalá algún día nuestros ingenieros se proyecten reconstruir el puente sobre el rio Agabama, que fué derribado por las fuerzas de sus aguas en una gran crecida en 1988... y pensar que esta monumental vía fué construida en las primeras cuatro décadas del siglo pasado por hombres laboriosos sin los recursos que hoy se dispone, solo la voluntad y la pujanza de la economía del área... cuando esto se logre entonces el turismo de naturaleza tendrá allí un evento sin precedentes en Cuba así como la transportación de personas y de la misma economía entre Villa Clara y el sur de Sancti Spiritus...

ulbicio Respondió:


5 de diciembre de 2017

13:53:17

Comparto tu opinión Conrado, recuerdo en mi niñez esta importantísima arteria de comunicación ferroviaria , que enlazaba a Santa Clara con Trinidad y que se vio truncada cuando se derribo el puente sobre el rio Agabama , puente de madera con una altura impresionante , que soportaba una locomotora con tres vagones de pasajeros , que era lo que circulaba en aquel tiempo . Esta arteria aparte de servir de vía para la circulación de las locomotoras cañeras que trasportaban la caña de toda esta zona para el central Ramón Ponciano de Fomento , comunicaba partiendo de Santa Clara a pueblos como Falcon , Placetas , Baez , Agabama , Fomento , Condado , Manaca Iznaga , Meyer , Rio de Hay , Trinidad y finalmente Casilda, con innumerables paradas intermedia en caseríos como , Sopimpa , Manacar , Sieralta , ect. , era la vía de comunicación más rápida y más segura en la Sierra del Escambray , solo en tres horas te ponías desde Santa Clara en Trinidad y diez minutos después en Casilda. Lo que hoy es una odisea o casi misión imposible realizar por carreteras. Soy de la opinión que el atraso y la decadencia que ha experimentado esta zona del Escambray , se debe en gran medida a que nadie le intereso la restauración del puente sobre el Agabama .

manuel dijo:

2

5 de diciembre de 2017

15:31:42


Usted tiene razón, este enlace entre la hermosa Villa y la capital del centro de la isla Santa Clara sirvió para intercambiar caña desde los entonces centrales azucarero de Fomento y FNTA y desde el puerto de Casilda petróleo hasta la refinería de Cabaiguán y el turismo nacional que se trasladaba desde Santa Clara hasta la hermosa villa, todo quedo abolido desde el siglo pasado y los asentamiento que se crearon junto a esta vía se han estado despoblando y lo difícil que se hace llegar hasta las cabeceras municipales ya que el otro tramo el que esta más arriba también necesita de esta reparaciones.