ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Juvenal Balán

Ricardo Cabrisas, Vicepresidente del Consejo de Ministros y Ministro de Economía y Planificación de Cuba, recibió este martes a Denis Y. Ivanov, Vicepresidente de la Junta Directiva del Banco Internacional de Inversiones.
En el fraternal encuentro ambas partes intercambiaron sobre el magnífico estado en que se encuentran las relaciones de este país y el Banco Internacional de Inversiones, institución financiera multilateral de la cual Cuba es miembro pleno desde 1974, así como de las perspectivas de trabajo futuras.
De igual forma, pasaron revista al proyecto de estrategia del Banco para Cuba en el periodo 2018-2022, que será objeto de aprobación en el próximo Consejo del Banco, que tendrá lugar en Bratislava en diciembre venidero.
Cabrisas e Ivanov coincidieron en el papel que puede desempeñar el Banco en el Programa de Desarrollo Económico y Social de Cuba hasta el 2030, sobre todo en el financiamiento a proyectos que son estratégicos y priorizados en dicho Programa.
Acompañó al distinguido visitante Denis V. Rodionov, director del Banco Internacional de Inversiones.
Por la parte cubana estuvieron Isaac Hernández Pérez, director del Banco Central de Cuba, y Marlene Díaz y Pedro Ravelo, del Banco Exterior de Cuba. (ACN)

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Juan Sánchez Monroe dijo:

1

1 de noviembre de 2017

09:57:27


¿Podrían dar un poquito más de información sobre el Banco Internacional de Inversiones?

Zaddiesl Rodriguez dijo:

2

1 de noviembre de 2017

15:39:20


El acuerdo de establecimiento del IIB fue firmado por sus países miembros el 10 de julio de 1970 y registrado en la Secretaría de la ONU con el número 11417. El Banco empezó sus actividades el 1 de enero de 1971. Cuando se fundó sus países miembros eran Bulgaria, Hungría, la República Democrática Alemana, Mongolia, Polonia, Rumanía, la URSS y Checoslovaquia. El objetivo clave del IIB en ese período era conceder créditos a medio y largo plazo para poner en práctica proyectos y programas de desarrollo promovidos por varios de sus miembros, además de proporcionar financiación para construir instalaciones que contribuyeran al desarrollo de sus economías nacionales. Durante la fase 'soviética' de su historia, el IIB financió proyectos de inversión por más de 7 millardos de €. Con la desintegración del bloque socialista, el IIB perdió en gran parte su propósito y quedó estancado durante casi dos décadas. En 1991 la República Democrática Alemana (RDA), cuando dejó de existir como Estado (por la reunificación alemana), canceló su membresía. En 2000, Polonia y Hungría declararon sus intenciones de dejar de ser miembros (Hungría se reincorporó en mayo de 2015). En 2012 llegó al IIB un nuevo equipo gestor, que recibió un mandato de los accionistas para empezar la compleja reforma del banco. En 2014, por primera vez en su historia, el IIB entró en los mercados de capitales. En el momento actual ha emitido bonos en Rusia, Eslovaquia y Rumanía. En abril de 2015 abrió su primera oficina regional europea en Bratislava, Eslovaquia