ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Muestras fotográficas, eventos teóricos, veladas culturales, ferias de la salud para la promoción y prevención de enfermedades resultaron algunas de las acciones realizadas en saludo a la efeméride del Che. Foto: Nuria Barbosa León

Un tributo a Ernesto Che Guevara como médico e internacionalistas, a propósito del aniversario 50 de su caída en combate, rindieron los profesionales cubanos del sector de la salud, que prestan servicios en el exterior del país, con diferentes iniciativas.

Muestras fotográficas, eventos teóricos, veladas culturales, ferias de la salud para la promoción y prevención de enfermedades resultaron algunas de las acciones realizadas en las comunidades donde laboran los médicos cubanos para hacer realidad el ejemplo humanista legado por el Guerrillero Heroico.

La doctora Regla Angulo Pardo, directora de la Unidad Central de Cooperación Médica (UCCM) puso como ejemplo a la ciudad de Vallegrande, en Bolivia. Allí, un centenar de médicos de los más de 600 que componen la brigada, se juntaron con los 18 cooperantes asignados al lugar, levantaron carpas en áreas aledañas al Hospital Señor de Malta y brindaron atención a la población.

Con anterioridad, desplegaron la misma labor en La Paz, Samaipata y Gutiérrez, sitios vinculados a la historia de la guerrilla del Che, y luego visitaron la escuelita de La Higuera, donde se le disparó al líder guerrillero un 9 de octubre de 1967, cumpliendo órdenes de la Agencia Central de Inteligencia.

La doctora Regla Angulo Pardo, directora de la Unidad Central de Cooperación Médica y miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba exhorta a continuar el legado del Che, expresado en diversas acciones a realizar en la actualidad. Foto: Nuria Barbosa León

La también miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba indicó: «En esas casas de campañas brindaron servicios a la población en todas las especialidades médicas en una gran feria por la salud para diagnosticar enfermedades crónicas no transmisible, hacer labor de prevención y promoción, así como detectar casos no atendidos adecuadamente».

Aemás destacó la labor de tres brigadas del contingente Henry Reeve, creado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz el 19 de septiembre de 2005 y especializado en situaciones de desastres y graves epidemias, que hoy prestan servicios en Sierra Leona por el deslave y las intensas lluvias ocurridas allí, en Dominica después de los desastres ocasionados por los huracanes Irma y María, y recientemente partió hacia México otro grupo para ayudar a las víctimas del terremoto.

Recordemos que Henry Reeve fue un joven norteamericano que a los 19 años dejó Brooklyn, Estados Unidos, para unirse a la causa emancipadora cubana contra España en el siglo XIX, en la que se convirtió en general de brigada del Ejército Libertador. Este ejemplo sirvió para al conocerse la tragedia causada por el huracán Katrina en Nueva Orleans, Cuba propusiera enviar hacia EE.UU 1 586 médicos, 36 toneladas de medicamentos y elementales medios de diagnósticos, para atender a las víctimas. El presidente George W. Bush rechazó el ofrecimiento, pero valió para conformar 27 brigadas que han aliviado calamidades en 19 países.

La directiva señaló que una situación emergente similar de movilización rápida, sólo aconteció en el 2014, en que tres brigadas del contingente Henry Reeve prestaron servicios al unísono para combatir la letal epidemia del Ébola en Liberia, Sierra Leona y Guinea Konacri.

Explicó también que los grupos del Henry Reeve se arman rápidamente porque ya se tiene concebido las personas preparadas y con disposición para asumir este tipo de tarea. «Hemos elaborado listados de profesionales a llamar en un momento determinado de acuerdo a los idiomas de cada país, (inglés, francés, portugués u otro). En ellos se incorporan médicos, especialistas, licenciados en tecnología de la salud, enfermeros y hasta el personal de servicio como cocineros, choferes, reparadores de equipos de electromedicina, incluso el que atiende la planta abastecedora de electricidad para instalar un hospital de campaña en cualquier lugar del mundo que lo requiera».

Esto es posible, porque la mayor cantidad de trabajadores del sector de la salud en Cuba se han brindado voluntariamente para ir a cualquier lugar del mundo y ayudar a los necesitados en las comunidades lejanas y de difícil acceso, donde en algunas jamás sus habitantes habían sido asistidos por un médico. Con su altruismo y alto nivel, esos profesionales se han ganado el respeto y admiración de pacientes, familiares y de las autoridades locales.

La UCCM se encarga de distribuir al personal en las brigadas y brindarle información a cada cooperante del trabajo a desarrollar y las características del sitio, donde van a trabajar. Aquí se han preparado más de 372 000 trabajadores de la salud que han participado como internacionalistas en 172 países.

«En esta edificación reunimos a colaboradores que partirán hacia varios países y otros que pasaron sus vacaciones en Cuba y regresan nuevamente a concluir con sus misiones. Nuestros profesionales prestan servicios durante dos años, pero algunos le extienden el contrato por tres. La unidad prepara el relevo de esos profesionales para que haya una continuidad en el trabajo y ningún servicio quede sin cubrir. Atendemos a los casi 50 000 cubanos distribuidos en los 64 países donde tenemos convenios médicos de colaboración», comentó Angulo Pardo.

De esta forma, con la labor altruista y desinteresada, con la solidaridad y el internacionalismo, la directiva visualiza la presencia de Ernesto Che Guevara en la actualidad. «El Che, que nos enseñó valores al ser humano, al compañero, al amigo… en el trabajo digno y la actividad revolucionaria. Eso es lo que representan nuestras brigadas en el exterior».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.