ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El presidente del ICAP, Fernando González Llort reconoció el legado solidario de la organización IFCO- Pastores por la Paz fundada por Lucios Walker. Foto: Ismael Batista

El compromiso solidario por más de 50 años de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO)-Pastores por la Paz se resaltó en un acto de conmemoración en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos en La Habana.

Igualmente se reconoció el legado de su fundador, el reverendo estadounidense Lucius Walker, a siete años de su desaparición física, por su compromiso político y su toma de conciencia en perpetuar un cambio en las relaciones sociales del mundo contrarrestando el poder hegemónico de Estados Unidos.

En la actividad, Gail Walker, hija de Lucius, y directora ejecutiva de Pastores por la Paz, recordó el ímpetu de su padre para atraer la atención pública hacia sus luchas en contra de las injusticias y por acompañar los procesos revolucionarios ocurridos en Nicaragua y Cuba.

Nombró a Lucius como maestro, pastor, organizador comunitario y significó: «Fue un hijo amado de Fidel Castro, él tuvo la idea de acoger a los jóvenes que no tenían recursos para estudiar medicina en las universidades de Estados Unidos y traerlos aquí para formarlos como médicos, con el único compromiso de regresar al graduarse y prestar servicios en las comunidades más necesitadas». La activista dijo sentirse orgullosa al ver cómo tantas personas honran a su padre en diversas partes del mundo.

El reverendo Walker nació el 3 de agosto de 1930 en New Jersey, en mayo de 1964 patrocinó la Comisión Nacional para Abolir la Casa de Actividades Antiamericanas y en 1967 creó IFCO. Ocupó el cargo de Secretario General Adjunto del Consejo Nacional de Iglesias desde 1973 hasta 1978 y en 1984 se convirtió en pastor de la Iglesia Bautista de la Salvación.

En su estancia en la Nicaragua Sandinista concibió el proyecto Pastores por la Paz  cuando resultó herido en un ataque de la Contra en ese país centroamericano. Con esa plataforma, a partir de 1992, impulsó 21 Caravanas de la Amistad (hoy alcanzan las 28), que proporcionó donaciones al pueblo cubano como forma de burlar el genocida bloqueo económico comercial y financiero de EE.UU a Cuba. Murió el 7 de septiembre del 2010.

El Héroe de la República de Cuba, Fernando González Llort, presidente del ICAP, hizo referencia a los esfuerzos de Lucius en lograr mayor apoyo de las iglesias a las organizaciones progresistas y a la lucha por la justicia social, principalmente en las comunidades más desfavorecidas como las afroamericanas y las latinas.

El dirigente cubano remarco: «Su liderazgo ayudó a impulsar iniciativas con carácter internacional como el apoyo a los refugiados provenientes de Haití o las delegaciones y caravanas enviadas a Centroamérica». El envío de donaciones a Cuba sirvió para divulgar la realidad cubana en el pueblo estadounidense, y edificar un movimiento que abogara por la eliminación de las hostiles políticas de la Casa Blanca hacia la Isla caribeña, explicó González Llort.

Recordó el significado de la segunda caravana a Cuba, la cual desafío a las autoridades norteamericanas al cruzar la frontera por Laredo, Texas, luego de recorrer 90 ciudades del país, recolectando 12.5 toneladas de medicinas, leche en polvo, bicicletas, materiales escolares y biblias.

Ahí retienen un ómnibus con el propósito de obstaculizar el paso de los caravanistas, lo cual generó una huelga de hambre hasta lograr el paso de la carga. «No se imaginaban que ese vehículo se convertiría en un símbolo de lucha contra el bloqueo y en una genuina expresión de amistad entre nuestros pueblos», afirmó el dirigente cubano.

Comentó, además que IFCO participó activamente en la lucha por el regreso del niño Elián González e integró la campaña mundial por la liberación de Los Cinco. Concluyó sus palabras agradeciendo a la organización y convocándola a sumar más integrantes en las próximas caravanas. Sentenció: «Cuba necesita de manos solidarias que se levanten unidas en apoyo a su soberanía».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.