ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La presencia constante de los principales cuadros en los lugares más afectados, infunde confianza en que sabremos salir adelante. foto del autor

VILLA CLARA.–Cuesta creer tanta devastación. Tres días de peregrinar por toda la geografía villaclareña, en jeep, helicóptero o caminando, nos ha permitido tener una apreciación lo más cerca posible de la realidad acerca de los daños causados por las endemoniadas fuerzas de la naturaleza, que de un golpe han deshecho a ciudades y pueblos de esta provincia.

Casas destruidas, árboles derribados, techos que volaron, gente que lo ha perdido todo. Poblados como Caibarién, Sagua la Grande, El Santo, Carahatas, La Panchita, Remedios y hasta Santa Clara, por solo citar algunos ejemplos, ahora se debaten en medio de los escombros. Villa Clara duele, y mucho.

Ya no serán iguales la casa de la vecina; sí, la de aquella mujer que era de las más humildes de la comarca, la escuela donde estudiaban los niños del barrio, el hospital, la tienda de la esquina, el centro recreativo o los campismos de Corralillo. La destrucción ha sido muy grande e impresiona, y hasta conmueve.

Pero Villa Clara existe, está viva, y mientras haya personas como Alfredo González nada estará perdido. Él, que salvó su vida gracias al vecino que le dio abrigo, que vio la manera en que se ayudaban las personas en medio de las ráfagas de la despiadada Irma, que escuchó acerca de verdaderas proezas protagonizadas por la gente de Caibarién para poder soportar la fuerza del viento y de las olas, que siente orgullo de su natal Remedios, de su iglesia, de su historia, de sus amigos, sabe que nada podrá impedir volver a levantarnos.

Y como Alfredo, suman miles y miles los villaclareños dispuestos a rescatar la grandeza de la tierra que tiene el honor de custodiar los restos del Che y sus compañeros de la guerrilla porque, como dijera Fidel, a través de la historia este ha sido un territorio vencedor de dificultades y obstáculos, y esta vez no será menos.

Los vientos de Irma se llevaron muchas cosas, mas, lo que no pudo arrebatar a este pueblo fue su fe y la confianza en que saldremos adelante. Para lograrlo, está la magia de la solidaridad y todas las manos que se han juntado, como pedía Guillén, para forjar el milagro de tener una Villa Clara más bella y hermosa.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Sara Alicia Andrade Narváez dijo:

1

13 de septiembre de 2017

02:13:11


Por supuesto que el coraje, solidaridad y organización del pueblo cubano, verdadero ejemplo para el mundo, ningún huracán ni nada podrá llevárselo. Viva Cuba

diana Hdez garcia dijo:

2

13 de septiembre de 2017

07:38:37


MI VILLA CLARA, no he podido ver todas las imagenes que ustedes han podido apreciar, pero no tengo ninguna duda de cuba con sus cubanos saldremos adelante, con la guia de nuestro partido y gobierno, y la voluntad de cada uno de los VC, pongamos nuestro empeño y los recursos necesarios para recuperarnos. Experiencia sobrada tenemos en esto. CONFIO EN LA SOLIDARIDAD Y ABNEGACION DE NUESTRO PUEBLO. TODOS UNIDOS PODEMOS. VIVA CUBA.

Martha C dijo:

3

13 de septiembre de 2017

09:14:39


Me conmueve mucho este articulo, soy villaclareña, de Encrucijada, y he mantenido comunicacion constant con muchos amigos y familiares que me han contado en que estado han quedado sus viviendas y cuanta preocupacion y ocupacion tienen en ello. Es muy dificil cuando son tantas las personas afectadas que se pueda en breve tiempo atender sus necesidades, pero no perder la confianza en que tenemos una capacidad incredible de alzarnos sobre nuestras dificultades. Me siento orgullosa de mi terruño y aunque hace muchos años que no resido alli, siento un profundo cariño por todo aquello y por quienes han sido y son mi gran familia.

maria chapellin dijo:

4

13 de septiembre de 2017

14:22:03


ESTE PUEBLO POR LO QUE PASO Y ESE AMOR TAN GRANDE COBIJO A SUS VECINOS UN GRAN ABRAZO SE QUE SALDRAN ADELANTE SE LES QUIERE DESDE VENEZUELA