ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La marina náutica Marlin Tarará se encuentra ubicada al este de La Habana. Foto: Jose M. Correa

Los italianos Mirtha Mitterhofir, Astryd Ambacha y Joseph Juliany disfrutaron de varios paseos por el litoral norte habanero ofertados por la marina náutica Marlin Tarará, ubicada en el este de La Habana y comercializadora de servicios náuticos en el occidente del país.

Ellos se sentían muy a gusto en el yate, guiado por el experimentado capitán Florencio Moreno Cruz, con 42 años en la profesión y hoy dedicado a mostrar las bellezas marítimas a los turistas interesados en las actividades náuticas.

Ramón Jiménez Romero, director de la marina náutica Marlin Tarará, destacó el desvelo de los trabajadores por el cuidado del medio ambiente. Foto: Jose M. Correa

En diálogo con Granma Internacional, Moreno Cruz explicó: «En los recorridos, los huéspedes pueden realizar la pesca deportiva o el esparcimiento. También visitamos las barreras coralinas del lugar para que bucen en los fondos marinos de nuestra plataforma insular».

Igualmente manifestó que garantizan la seguridad del personal a bordo, pues las embarcaciones están equipadas con los recursos exigidos por la seguridad marítima internacional para la transportación de personas. Todos tienen los chalecos salvavidas activados con las luces y los silbatos en caso de la ocurrencia de algún accidente.

El curtido navegante significó que Cuba dispone de un clima acogedor para desarrollar las actividades náuticas, al contar con aguas generalmente apacibles y cálidas, con posibilidad para la navegación los 365 días del año. Sólo cuando se percibe la entrada de un frente frío o la llegada de un huracán se prohíbe salir al mar abierto por un breve lapso de tiempo.

Carlos Moreno Cruz, instructor de buceo con más de 20 años en la profesión agregó que en Tarará disponen con 20 sitios de buceos, que se encuentran divididos entre cinco y 30 metros de profundidad. «Tenemos varias embarcaciones hundidas para ser visitadas y varios museos naturales sumergidos».

Para tales empeños, la marina Marlín Tarará ofrece cursos de buceos para principiantes y para quienes desean adquirir una acreditación internacional, impartidos en los idiomas básicos de inglés, francés o español, con clases teóricas y prácticas, acompañadas de inmersiones en piscinas o en el mar.

OTROS SERVICIOS NÁUTICOS

Zona de esparcimiento y recreo de la Marlin Tarará. Foto: Jose M. Correa

Al respecto Yublein Moreira Lam, Jefe del Departamento Comercial de la empresa agregó que ofertan el snorkeling en varias modalidades con salida a pie o en yates de recreo. El alquiler de esos aditamentos también se ofrecen en 14 puntos náuticos establecidos en las playas del este habanero. En esos sitios se renta, además, catamaranes, bicicletas acuáticas, embarcaciones de remos o vela, cayac y otros implementos.

Clase de buceo con el instructor Carlos Moreno Cruz. Foto: Jose M. Correa

En varias ocasiones, la institución ha realizado regatas para celebrar alguna fecha histórica nacional, y convocadas por el Consejo de la Administración Pública de La Habana, con exhibiciones de embarcaciones en el malecón habanero. Además pretenden recatar el torneo de la hispanidad para el mes de octubre.

Sobre esta competencia, Regino Pérez Campos, promotor de ventas con 20 años de labor dentro de la entidad, recordó que la iniciativa surgió a pedido de varios residentes españoles en Cuba y se desea promover para el próximo 12 de octubre para conmemorar la llegada de Cristóbal Colón al continente americano.

Al respecto, Regino Pérez Campos, promotor de ventas del centro, dijo que para esa competencia se podrán inscribir embarcaciones de cualquier parte del mundo para realizar este torneo de pesca deportiva durante cuatro jornadas. Señaló que quienes capturen el mayor volumen de peces se le entrega un trofeo y otros obsequios. Puntualizó que acumulan la mayoría de los puntos aquellos que capturen peces de gran tamaño o de pico (aguja), tiburones, casteros y otros. «Con este torneo pretendemos promocionan mejor el lugar para las agencias de turismo y las instalaciones hoteleras».

RESULTADOS ECONÓMICOS

La Marlin Tarará impulsa los llamados safaris en las costas cubanas como su producto líder, aprovechando los beneficios de un mar caliente, tranquilo y con presencia de variedades de especies marinas. A un kilómetro de distancia se encuentra una formidable zona de pesca, por donde convergen las corrientes del Golfo de México y el océano Atlántico. En ese punto transitan colonias de peces con características únicas.

Turistas italianos listos para disfrutar del mar cálido de Cuba y realizar actividades de pesca y recreo en una embarcación de la Marlin Tarará. Foto: Jose M. Correa

Al respecto Ramón Jiménez Romero, director de la empresa, destacó la labor de unos 70 trabajadores para prestar servicios en Tarará y en los 14 puntos náuticos ubicados en las playas con 20 kilómetros de largo. El directivo añadió: «Esta composición estructural nos permite cumplir anualmente con nuestros planes de captación de divisas para el país. En este 2017 debemos aportar

625 000 pesos convertibles (cuc) y con las estrategias implementadas para generar mayores ingresos lo hemos cumplido en un 78% en el primer semestre del año. Pensamos alcanzar el 133% de ese plan antes de concluir el año. Nos favorece el incremento de vacacionistas extranjeros que en la actualidad viajan al país».

Jiménez Romero aclaró que las proyecciones de trabajo están dirigidas a mejorar los estándares de calidad en la prestación de servicio, elevar la profesionalidad del personal en el trato con los turistas y clientes, y en diversificar la cartera con los servicios náuticos y de marina, además de diseñar otras fuentes de mercado para ofertar mayor gama de productos.

También precisó que una línea importante de trabajo radica en preservar el medio ambiente. «El entorno marino con el cual trabajamos es limpio y saludable, pero debemos cuidarlo con mucho celo», puntualizó el Director.

Al rememorar parte de la historia del centro, recordó que luego de la campaña nacional de alfabetización concluida en 1961, muchachos de todas las provincias del país continuaron sus estudios en las becas establecidas en las casas de Tarará, donde se creó la escuela pedagógica Antón Makarenko. Dijo que en 1975 se inauguró el campamento de pioneros José Martí y en la década de los 90 del siglo pasado recibió a los niños afectados por el grave desastre nuclear ocurrido en Chernobyl, Ucrania, en 1986.

Paralelamente se desarrolló un programa auspiciado por el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Educación para atender a niños cubanos, aquejados de asma bronquial y diabetes. Para octubre del 2005 llegaron pacientes de varios países de América Central, Sudamérica y el Caribe, afectados por diferentes enfermedades de la visión como cataratas, pterigium, retinosis pigmentaria y otras, atendidos por el programa de rehabilitación oftalmológica de la Misión Milagro, creado por los gobiernos de Cuba y Venezuela en el 2004.

Como continuidad a los programas especiales, el 15 de octubre de 2007, el lugar alberga a estudiantes chinos, que cursan la Licenciatura en Lengua Española. Acerca de esta historia, el salvavidas Edo Torres León guarda gratas anécdotas. «Conversé con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en varias ocasiones, porque personalmente se interesó por el cuidado de los pioneros cubanos y de los niños de Chernobyl».

Este trabajador fundador de la marina náutica Marlin Tarará recomienda la playa del lugar de muy poca profundidad y realizar baños de mar a cualquier hora del día, principalmente entre siete y nueve de la mañana, y luego en la tarde después de las cinco hasta las ocho de la noche, en que los rayos del sol son menos intensos. Acerca de ello Torres León sentenció: «El mar alivia los dolores articulares, las enfermedades de la piel y respiratorias. Además de relaja al organismo de tensiones psicológicas».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.