ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Lexzaura Ramírez de la Cruz pertenece al Partido Revolucionario Democrático, fundado por el desaparecido líder panameño general Omar Torrijos. Además es miembro de la Coordinadora Nacional de Solidaridad con Cuba, capítulo Ciudad de Panamá. Fotos: Karoly Emerson

«EL amor por Cuba lo sentimos dentro de nuestras entrañas», afirmó la panameña Lexzaura Ramírez de la Cruz, integrante de la 24 Brigada de Solidaridad Latinoamericana y Caribeña, que del 31 de julio al 13 de agosto visitó la nación caribeña.

Esta amiga de la Mayor de las Antillas estuvo alojada en el Campamento Internacional Julio Antonio Mella, ubicado en Caimito, provincia de Artemisa.
Su historial en defensa de la Revolución Cubana se inicia en  la década de los 60 del pasado siglo, al conocer del cambio ocurrido en la Isla y del cual, los medios de difusión masiva de su país constantemente la atacaban con burdas mentiras.


«Yo me preguntaba quién era Fidel Castro, porque la prensa insistía en mostrarlo como un personaje negativo. Lo que me despertó el interés por indagar y buscar información sobre el tema. Encontré que el pueblo apoyaba totalmente a su líder, asistía masivamente a los actos y se mantenía de pie muchas horas para escuchar sus discursos en la Plaza de la Revolución de La Habana», -relata la maestra de profesión.


Por tales razones se acercó a un grupo de Ciudad Panamá, que se reunía en la casa del poeta Carlos Wong Broce y Esther María Osses, prestigiosos intelectuales y activistas de la solidaridad con Cuba. Allí se divulgaban los materiales bibliográficos sobre la nación caribeña, se realizaban peñas culturales y veladas artísticas, en las cuales se promovían las principales luchas de la Revolución  Cubana. También reflexionaban acerca del pensamiento de José Martí, Ernesto Che Guevara y Fidel Castro.


«Nos conocían como el grupo de la Casa Azul por el color de la pintura de la fachada de esa vivienda, ahí nos reuníamos amas de casa, estudiantes, obreros, sindicalistas, profesores universitarios, educadores, médicos, arquitectos e ingenieros. Muchos militaban en partidos y organizaciones con aspiraciones a realizar un cambio social alejado del capitalismo e ideamos iniciativas para promover la solidaridad con el pueblo cubano», añadió.


Por tales debates Ramírez de la Cruz comenzó a transmitir a sus estudiantes los conocimientos aprendidos y los incitó a leer la Edad de Oro (revista escrita por el Héroe de la Independencia cubana del siglo XIX José Martí). «En la actualidad oriento a mis niños realizar trabajos de clase para que investiguen con sus familiares sobre los líderes cubanos que lucharon por la libertad. Ellos se motivan cuando realizamos un gran festival en la escuela y exponemos en un stand los logros de la Revolución. Lo acompañamos con una muestra culinaria. Algunos de mis alumnos se visten con trajes típicos e interpretan personajes de las obras martianas, recitan y cantan temas sobre Cuba».

La 24 Brigada de Solidaridad Latinoamericana y Caribeña, visitó Cuba del 31 de julio al 13 de agosto, estuvo integrada por más de 50 activistas de una decena de países, quienes realizaron labores productivas y visitaron sitios de interés histórico de la Isla.


Ella pertenece a la organización Pacusol (Panamá-Cuba Solidaridad), que exige el fin del criminal bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por las sucesivas administraciones norteamericanas, demanda la devolución del territorio de Guantánamo, donde Estados Unidos mantiene una ilegal base naval; promueve los viajes de turismo a la Isla caribeña y lucha contra las campañas mediáticas anticubanas divulgada por las transnacionales de la información de su país.


«Nuestra organización —expresó— celebra efemérides cubanas como el 26 de Julio, (Día de la Rebeldía Nacional), recordamos el natalicio y el fallecimiento de José Martí, leemos materiales de la Revolución, divulgamos las convocatorias de las brigadas de trabajo voluntario y organizamos delegaciones que visiten la Isla para que conozcan su realidad».


Un hecho importante estuvo en la Cumbre de los Pueblos desarrollada en la capital de Panamá como evento alternativo a la 7ª Cumbre de las Américas, celebrada del 8 a 10 de abril del 2015. En esos días, los miembros del grupo solidario exigieron sociedades más justas, equitativas y prósperas para la región.
«Defendimos con nuestros puños a los integrantes de la delegación cubana que fueron atacados por varios elementos al servicio del imperialismo norteamericano infiltrados en las áreas de debate.

Nos unimos sindicalistas, afiliados a partidos políticos, estudiantes y hasta religiosos para defender a Cuba. Nuestra cumbre resultó espectacular y sobrecumplió las expectativas».


Lexzaura Ramírez de la Cruz declaró que en el activismo de la solidaridad nunca se toma un descanso, todo el tiempo emprende batallas, principalmente en educar a los jóvenes con valores alejados de la ideología capitalista. Se emociona al hablar de Cuba y con lágrimas en los ojos la califica como: «el faro, la guía, la luz que necesitan todos los pueblos del mundo para defender nuestra libre determinación».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.