ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
José Manuel Antunes plantea que Cuba es ya el principal destino turístico del Caribe y su mayor tesoro es el pueblo. Foto: Cortesía del entrevistado

José Manuel Antunes viaja desde hace casi tres décadas a Cuba. Más que las playas del Caribe, al portugués le gusta la gente del Caribe. Particularmente, le agrada la gente de esta Isla.

«Sol y mar también hay en Portugal, Cancún o República Dominicana, pero las personas de Cuba son especiales: cultas, solidarias, orgullosas, agradables. Gracias a la Revolución, están preparadas y uno puede hablar con ellas de cualquier cosa», destaca el economista a Granma Internacional.

Para el director general de Sonahndo, un turoperador especializado en organizar los viajes de los portugueses a la Mayor de las Antillas, «ha sido una experiencia buena, que empezó por una simpatía personal y terminó asesorando las visitas de una multitud de gente».

Desde 1995 hasta la fecha, la agencia dirigida por Antunes ha transportado más de 200 000 pasajeros del país europeo a Cuba. Aunque no aparece entre los cinco primeros mercados emisores de turistas a la Isla (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España) desde el Viejo Continente, Portugal es de los de mayor tradición.

De acuerdo con el empresario, los destinos turísticos cubanos preferidos por los portugueses son Varadero y Jardines del Rey, hacia donde vuelan directamente, y La Habana, a la cual viajan a través de Madrid, Ámsterdam o París. «Algunos vienen a Cayo Largo y Holguín, pero no de forma masiva», asegura.

—¿Cómo comenzó su acercamiento al turismo cubano?

Luego de conocer la sociedad antillana, participé de la compra que hizo mi empresa de 40 plazas en un vuelo de la aerolinea Cubana de Aviación, que empezó a volar a Londres en 1989. De esa forma, logramos que esa ruta se desviara a Lisboa para traer mayor cantidad de turistas portugueses.

«A la vez, pudimos estar en la inauguración del primer hotel ibérico que tuvo Cuba y montamos una oficina en La Habana, en 1991.

«Ya en 1994 vine de vacaciones con mi familia. Yo tenía entonces la idea de preparar más vuelos hacia acá, pero desde Portugal, un país tan pequeñito, aquello era muy complicado.

«A partir del año siguiente nuestra presencia en la Isla fue afianzándose. En los veranos de 1995 y 1996 pudimos dominar el destino de Varadero. Llegamos a ser los de mayor cantidad de clientes allí, porque en esa época no acostumbraban a venir los canadienses».

—¿Ha visto un avance en el sector turístico cubano en los últimos tiempos?

Ha habido una evolución muy grande, principalmente en cuanto a la capacidad de alojamiento. Podemos hablar de tiempos en que había un solo hotel en Varadero, principal destino de sol y playa del país, y hoy hay más de 50. Ha cambiado totalmente el turismo.

«Antes, por ejemplo, no existían los cayos como destinos turísticos y comenzaba la reconstrucción de la ciudad de La Habana, que se ha convertido en una cuestión de notable importancia cultural. Incluso pienso que en algunos años la capital estará todavía mejor. Eso me llena de alegría, porque es una urbe que me gusta mucho y era una pena ver la decadencia que un día llegó a tener.

«Asimismo, llama la atención la rapidez con que se están construyendo las obras y el volumen de las mismas. Sinceramente, es una cosa trascendental».

—¿Cree que eso se debe a que, como muchos dicen, Cuba está de moda, o a que Cuba tiene potencialidades para crecer y mantenerse como un importante destino turístico?

En mi opinión, Cuba es ya el principal destino del Caribe y su mayor tesoro es su pueblo. Esta isla es diferente a las del resto de la región. La forma de hablar y de entenderse de los cubanos, es única. Además, cuentan con una tradición cultural muy rica.

«Especialmente quienes pertenecen a mi generación, esa de los 60 o los 70 del siglo pasado, que vivieron la epopeya de Fidel y el Che Guevara, son dueños de un sentimiento romántico, revolucionario. Más allá de las excelentes playas y notable infraestructura hotelera que tiene el archipiélago, eso es lo que muchas veces incita a visitarla.

«En otro sentido, a pesar del acercamiento del mercado turístico de Estados Unidos, impulsado por el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambas naciones, Cuba no debe olvidar a quienes han sido sus mercados tradicionales en las últimas décadas.

«Es una forma de ser justo también con quienes, incluso con el bloqueo económico, comercial y financiero mediante, han seguido viniendo a Cuba. Se trata de países que, aun siendo aliados políticos, económicos y militares de Estados Unidos, han rechazado la injusta medida del país del Norte contra Cuba. Medida coercitiva que ha traído nefastas consecuencias para múltiples empresas e individuos que han considerado, por el más elemental sentimiento humano, que la Isla merece su apoyo.

«Sin dejar de resaltar que Estados Unidos es el mercado natural de la Isla, un mercado que está a solo una hora en avión, mientras nosotros, por ejemplo, estamos a nueve y nos es mucho más complicado venir, considero que hay cosas que trascienden el mero hecho de obtener ganancias en cada viaje comercial».

—¿Qué cree de la parte especializada del turismo cubano, de aquellos con quien debe hacer negocios continuamente?

Podría ser mucho mejor, pero reconozco que, con todos los problemas que tiene Cuba, sobre todo causados por el bloqueo norteamericano, se hace lo mejor que se puede. Hay mucha amistad, solidaridad y ganas de hacer el bien, que es lo más importante.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

norr dijo:

1

11 de julio de 2017

10:31:33


me alegra mucho esos elogios del turoperador lusitano. pero por favor el gobierno cubano debe darse cuenta de la necesidad de implementar un plan masivo de reconstruccion de las carreteras del pais, ello evitaria accidentes y mejor conservacion del parque automotor. el petroleo cubano , es muy bueno para hacer el asfalto, y la arena y piedra no hay que importarla.entonces que mas hace falta?