ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Jueves 25 de mayo. Casi la siete de la noche; nada inusual, al menos hasta ese entonces.

Repentinamente, una avería técnica en la conductora Cuenca Sur de La Habana —que tributa a la capital unos 3 000 litros de agua por segundo e incide en el servicio de distribución a los municipios Habana Vieja, Centro Habana, Plaza, Cerro y Diez de Octubre— hace colapsar el sistema central de abasto, debido a presiones negativas en la tubería de mayor diámetro que conduce el preciado líquido.

Las labores de reparación no se hicieron esperar. Pero el viernes, luego de que se concluyeran las primeras acciones en el terreno, se puso en marcha el sistema a modo de prueba y volvió a repetirse el fallo. Ya no quedaba duda alguna, había que sustituir varios tramos de la conductora.

Empezaría así un desvelo incesante, un maratón contra reloj para llevar de regreso el agua a cada hogar.
                              

                                 ***

«Al inspeccionar la tubería nos percatamos de que había un tramo en muy malas condiciones y que era necesario sustituir cerca de 50 metros de esta conductora y tratar de llevar el agua por otros conductos aledaños», explicó a Granma Leonel Díaz Hernández, director general de Aguas de La Habana.

Por otra parte, utilizando tuberías de polietileno de alta densidad trabajamos en la renovación de un tramo de 1,2 kilómetros, y así simultanear las acciones de reparación y minimizar el tiempo de afectación, agregó el directivo.

«Hay un objetivo bien claro. No se puede dejar de proveer a la ciudad y a los principales centros de servicio para la población». Es por ello, que al unísono de las medidas emergentes, se están utilizando otras fuentes de abasto como la cuenca Cosculluela, Ariguanabo y el Gato, gracias a un grupo de inversiones que ha realizado la institución en los últimos seis años, como parte del programa de reducción de pérdidas de Recursos Hidráulicos.

Estas acciones, relacionadas a la rehabilitación de las grandes conductoras de agua de la ciudad y la interconexión entre las mismas, permiten ahora traspasar más de 1 500 litros de agua y que esta llegue a los territorios afectados. Aunque cada cuenca funciona independientemente, ante cualquier eventualidad puede realizarce el abastecimiento como si fuera un solo sistema, señaló Díaz.

No obstante, advierte Díaz, la población adyacente a estos sistemas que se están utilizando para la interconexión pueden sufrir algunas afectaciones mínimas, como el acortamiento del ciclo de distribución.

«Aunque hemos procurado proteger las zonas de hospitales así como otras prestaciones básicas de forma diaria en Centro Habana y Plaza, en los otros territorios del centro hemos tenido que espaciar los servicios un día sí y otro no, o cada tres días».

El déficit, que es más de 1 600 litros por segundo, provoca que los caudales que circulen sean menores así como la presión del agua que llega a los hogares, de ahí, que quienes se ven más afectados son los residentes en las zonas altas de la ciudad, precisa.

Es por ello, sostiene el director general de Aguas de La Habana, que en los 15 municipios de la capital hemos montado un puesto de dirección y se analiza de forma local el abasto para ir solucionando los inconvenientes que surjan. Tenemos más de 120 pipas movilizadas, y nos están llegando otras de provincias cercanas para ir cubriendo aquellos lugares donde no llegue el agua por los canales convencionales.

                                ***

Aproximadamente unos 100 trabajadores se han movilizado y de forma ininterrumpida, están ahí, en la zona afectada de Cuenca del Sur, por las cercanías de Quivicán, en la provincia de Mayabeque.

«Y así vamos a continuar, hasta que el servicio llegue por una vía u otra a la población. Ha sido una actividad bien compleja pero la decisión de nuestros trabajadores ha sido la de enfrentar el problema con disposición y sin demora.

También hemos contado con el apoyo de la empresa constructora del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, los Contingente Blas Roca Calderío y Raúl Roa, y del partido y el gobierno provincial».

Al preguntar sobre los pronósticos, Leonel Díaz asegura que los próximos días serán decisivos. A mediados de esta semana, deben hacerse las pruebas en los nuevos conductos que estamos colocando y si son positivas, mejoraría el volumen que llega desde Cuenca Sur a La Habana.

Cuando se trata del agua, o en este caso preciso, de no poder tenerla a disposición como habitualmente lo hacemos, cada minuto de espera cuenta, y ellos, los que trabajan las 24 horas del día por reestablecer el servicio, lo saben bien.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dieudome dijo:

1

29 de mayo de 2017

04:24:37


Es una buena idea esperar a que se interrumpa el abasto de agua a la poblaciòn para reparar las tuberìas que llevan varioscaños de servicio. Parece que es mejor asì, pues parar el suministro para acometer una reestructuraciòn de esas tuberìas puede causar disgusto a la poblaciòn.

Antonio Vera Blanco dijo:

2

29 de mayo de 2017

04:53:01


Llevo sábado y domingo sin agua, esperaba recibir hoy lunes el agua. ¿Marianao cada tres días, significa cada tres días sin agua?

tito dijo:

3

29 de mayo de 2017

05:21:31


Cuestan más las reparaciones urgentes que los mantenimientos adecuados.

Manuel dijo:

4

29 de mayo de 2017

09:01:29


¿Dónde están publicados los cronogramas de abastecimiento de agua? ¿Qué utilidad tienen los sitios WEB?

antonio dijo:

5

29 de mayo de 2017

09:06:45


El fenómeno que se produjo en la tubería fue un golpe de ariete, clásico, las fotos pueden servir como ejemplo para dar clases sobre los niveles de destrucción que pueden causar este tipo de evento, ahora para evitar este fenomenos, hay valvulas especiales para prevenir y protegerse del golpe de ariete, colocación de ventosas ó purgadoras en sitios elevados, limitación de las velocidades máximas de circulación del líquido, cierre lentos de válvulas, etc., Cuales fuerón las violaciones del regimén de bombeo, cuales elementos se dejarón de colocar, ó dejarón de funcionar por problemas de mantenimiento, etc?. El historial de las condiciones de rotura, no es una mera búsqueda de culpables, es una forma de mantener informada a la población y sobretodo es un recurso técnico, un documento, una guía que sirve a los proyectista y al personal que ejecuta y mantiene las redes, para hacer mejor su trabajo y prevenir este tipo de problemas