ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Comenzó a difundirse por las cadenas de televisión, periódicos, agencias de noticias y emisoras radiales de varios países del mundo: millones de cubanos salieron nuevamente a desfilar este Primero de Mayo. Sonrisas, pancartas, gigantografías, cantos, banderas, imágenes de Fidel, Raúl, Martí, el Che, Camilo, acompañaron al niño en hombros de su padre, al joven soldado, la maestra, el constructor, el obrero, el deportista… Era el color unánime de las plazas de Cuba siempre que se trata de la clase obrera.

Así sucedió en la Plaza de la Revolución de la capital cubana, una plaza desbordada de «pueblo organizado», como calificó el eterno rebelde a quienes se congregaron en fecha tan temprana como el Primero de Mayo de 1960. Más de 800 000 personas desfilaron este lunes, y volvieron los titulares que cada año hablan de reafirmar conquistas; mientras otros medios de prensa informaban sobre revueltas, heridos, manifestaciones, enfrentamientos, en lugares donde todavía son utopías algunos sueños de los trabajadores.

Pero sobre Cuba podían leerse otras noticias. Y es que un ciudadano interrumpió el comienzo del desfile al correr ante la muchedumbre portando una bandera de Estados Unidos, y convirtiéndose él, y los agentes del orden que trataron de neutralizarlo, en el foco sobre el que se volcaron cámaras y micrófonos. Bastan pocas señas para detectar que se trata un show concebido para llamar la atención del público.

Quien lo hizo es un cubano desvinculado laboralmente, que en el año 2002 fue sancionado a cinco años de prisión por un delito de robo con fuerza, y en este momento se encuentra pendiente de juicio por un delito de receptación agravada. No es la primera vez que en actos de este tipo, como por ejemplo, la llegada del crucero Adonia a Cuba, se presenta con la insignia de la nación norteña, lo que indica su intención de formarse un perfil mediático.

Como era de esperar, algunos medios de prensa, ante el performance de un individuo, se olvidaron de la marcha multitudinaria que aunó ayer al pueblo cubano por vocación, porque le corre sangre martiana, por principios revolucionarios. Relegaron, con ello, una regla inviolable del periodismo, y optaron por la visión sesgada, unilateral, como si solo bastara un episodio fútil para concentrar fuerzas en derribar verdades.

Sin embargo, hay verdades que se hacen gritos, y gritos que se convierten en razones imposibles de acallar. Para el filo de la media tarde de este lunes todavía podía leerse, tras indicar al buscador de Google algunas palabras claves, sobre la fiesta de compromiso que es el Primero de Mayo en esta isla del Caribe. Un país donde además –es válido apuntarlo– siempre se ha profesado respeto por la bandera norteamericana y la de cualquier lugar del mundo; una isla a la que asistiera, en este Día del Proletariado Mundial, una numerosa delegación de la nación norteña, expresando su solidaridad, denunciando al bloqueo y repudiando la ocupación de una porción de Guantánamo.

El Primero de Mayo es un día de júbilo y reafirmación revolucionaria para los cubanos.

Que eso no lo dude nadie.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Armando dijo:

31

2 de mayo de 2017

16:39:18


Lo que debian haber hecho la seguridad de desfile fue entregar a este cuidadano a los cubanos que marchaban celebrando el 1ro de mayo y estoy seguro que este día no lo olvidaria nunca, para que repeten

Gladis geidis garcia vaillant dijo:

32

2 de mayo de 2017

16:54:40


Los jovenes de Cuba demostraron una vez más que con nosotros se puede contar, que no defraudaremos las ideas de Fidel y seguiremos las de Martí. No queremos anexionismo, queremos seguir siendo una nación LIBRE Y SOBERANA, que decide su destino por sí misma, que no mendiga, que gana prestigio por su solidaridad, su compromiso con el pueblo. Lo demostramos el 1ro de Mayo y lo seguiremos demostrando en la vida diaria. Abajo el imperialismo.

Rafael dijo:

33

2 de mayo de 2017

17:13:18


Excelente artículo, necesario, aunque la realidad de este pueblo habla por sí sola sobran las razones para celebrar en esta pequeña isla, hablando solo de proporciones, la dignidad y orgullo de ser cubanos. Viva Cuba Revolucionaria!!!!!!

Gerardo dijo:

34

2 de mayo de 2017

18:01:54


Qué contento me he sentido con esta noticia de Granma. Soy profesor universitario y me encuentro en Ecuador en colaboración. Ayer seguí las incidencias del 1 de mayo en Cuba. También aquí las agencias internacionales enseguida, en menos de 30 minutos, sacaron a la luz el incidente de este cuidadano llamando la atención (posiblemente además para cobrar, no se si después o ya antes). Y es bueno que nuestra prensa lo refiera, no lo oculte, pues sobran razones y actos para ni comparar el mar de pueblo detrás y el infeliz delante. Precisamente porque no ganamos la batalla ocultando las verdades o diciéndolas a media. Y esto es solo una pequeña muestra de lo que se nos viene encima con la apertura de informaciones y las tecnologías. Y el reto no es eludirlas, limitarlas, minimizarlas ni silenciarlas, sino abiertamente mostrarlas,analizarlas, y sobre todo preparar al pueblo, y en especial a la juventud y a los profesionales en formación, a saber tener la cultura política y patriótica de saberlos valorar y entender. Y en esto si tenemos un gran camino por andar todavía. Nada hay en blanco y negro, todo tiene matices, y esto es parte de las realidades de nuestro país y de la coyuntura mundial en la que vivimos y no podemos, ni debemos, ignorar. Usar de este modo nuestra prensa no nos debilita, nos hace más fuertes y nos da mayor aval ético y político para seguir adelante en nuevos y mejores primeros de mayo.

Marcos Andrés dijo:

35

2 de mayo de 2017

18:52:37


Es que esta marioneta está cambiando vida por paliza y sus amos del Versailles aquí en Miami no se la quieren dar hasta que no haga dos o tres papelazos más... Qué patético ese tipo!!! A lo mejor el show de ayer costó 100 dólares a sus titiriteros. Viva la Revolución coño. Un abrazo grande desde Miami