ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Mohamed Keita valora la obra martiana como el eje central para su vida profesional, de ella aprendió a ser mejor persona. Foto: Orlando Perera

Para Mohamed Keita, consejero político de la embajada de la República de Guinea en Cuba, el nombre de José Martí significa el gran patriota que luchó a finales del siglo XIX por la independencia de la Isla contra España y le recuerda sus años de estudio en la carrera de Licenciatura en Filología en la Universidad de La Habana.

Llegó a la Mayor de las Antillas en 1982, después de pasar un riguroso examen de selección entre centenares de candidatos, todos con altas calificaciones en sus estudios del bachillerato y con el sueño de convertirse en prestigiosos profesionales para ayudar a sus familias y al país.

En aquella etapa el presidente Ahmed Sekou Touré desarrollaba aun su trabajo de gobierno y la prensa se refería a la amistad entre ese líder y el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien ayudó desinteresadamente a buscar alternativas para el desarrollo de África, necesitada de cambios económicos y sociales después de siglos de colonialismo.

Por tanto la palabra Cuba no resultaba ajena para los guineanos. Allí se conoció del proceso político iniciado por la victoria alcanzada en la región del Caribe el 1ro de enero de 1959 y de la decisión de los cubanos de construir una sociedad alejada del capitalismo, con garantías sociales para todos en educación, salud, cultura, deporte y seguridad social, por lo cual constituía una novedad para los jóvenes, quines admiraban también el espíritu revolucionario del Comandante guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara.

Antes de iniciar estudios en la Universidad de La Habana, Mohamed Keita recibió un curso preparatorio para el aprendizaje del idioma español y de familliarización con la cultura cubana en un centro docente ubicado en la localidad de Machurrucuto, en el municipio habanero de La Lisa. Su profesora lo introdujo en la poesía de José Martí, le explicó de la vida de ese héroe y a partir de ahí nació un vínculo con la obra martiana, la cual admira con pasión.

Al cursar la carrera continuó su interés por aprender más de los textos martianos y por tanto elaboró su tesis de grado en la concepción acerca de las razas de este pensador, apegado a crear conciencia ante todo tipo de discriminación entre los hombres, en la búsqueda de la unidad para enfrentar al gran enemigo de los pueblos: el colonialismo.

Mohamed Keita considera muy complejo la lectura de la obra de José Martí y por tanto recibió ayuda de sus profesores y de varios compañeros del grupo de la universidad; con ellos forjó una gran amistad, válida en los días actuales en que se desempeña como diplomático. Piensa, que encontró en los cubanos, personas muy solidarias y dispuestas a compartir sus espacios y tiempos por el mero hecho de ser hospitalarias y contribuir con otras causas.

Por eso significa la ayuda internacionalista brindada por Cuba a África para derrotar en Angola a las tropas invasoras del otrora régimen racista del Apartheid de África del Sur y sus aliados, patrocinados por las potencias imperialistas occidentales, así como la colaboración médica ofrecida a muchos países de ese continente, principalmente a Liberia, Sierra Leona y Guinea para erradicar la letal epidemia del ébola en el año 2015.

De su etapa de estudiante comenta una enseñanza: «A mi me exigieron con el mismo rigor que a todos mis compañeros. Me crearon una disciplina de estudio porque debía leer varios volúmenes en muy poco tiempo para rendir las materias. Sin embargo, ese aprendizaje me valió para, 24 años después de graduado, desempeñarme en otras funciones en mi país, incluida la esfera diplomática. Por todo eso Cuba es mi segunda patria y me considero un cubano».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

9 de abril de 2017

05:27:23


Otra muestra fehaciente de la impronta de Fidel, su firme compromiso de llevar a cabo la ayuda internacionalista y la estrecha cooperación con los pueblos africanos, como un sagrado deber de nuestra Patria. Principio enraizado en nuestra conciencia nacional.