ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Cosecha de tabaco. Foto: Vicente Brito

TAGUASCO, Sancti Spíritus.–Cavar furnias en medio de las sitierías se ha convertido en algo habitual para los vegueros espirituanos, obligados a toda costa a buscar el agua imprescindible para el sustento de las plantaciones en medio de una sequía que ha menguado la mayoría de las presas, micropresas y tranques en esta parte del país.

Fuentes de la Empresa de Acopio y Beneficio del Tabaco en Sancti Spíritus, perteneciente al grupo Tabacuba, explicaron a la prensa que a partir de la asignación de recursos desde el nivel central, en la provincia se ejecutaron 345 nuevas obras hidráulicas, incluidas la recuperación de tres conductoras, en un esfuerzo loable por asegurar primero la siembra y luego la sobrevivencia de las vegas.

Osmel Pérez Puente, director general de la entidad, precisó que las labores más sobresalientes en este frente se llevaron a cabo en el municipio de Taguasco, justamente el territorio más golpeado por la carencia de lluvias, sin embargo los trabajos realizados no siempre arrojaron los resultados esperados.

Según el cronograma de la cosecha, este mes debe concluir el primer corte, conocido como principal, y comienza la recolección de las llamadas capaduras —las hojas que rebrotan en la planta tras la recolección inicial—, un proceso que igualmente requiere de riego para un mejor rendimiento.

Sancti Spíritus aspira a completar este año las 3 460 toneladas planificadas, de las cuales más del 70 % se concentra en territorios de los municipios de Cabaiguán y Taguasco, con una tradición centenaria en el cultivo de la hoja.

En el último quinquenio la provincia espirituana logró crecer en 1 100 toneladas del producto, resultado que se corresponde con el incremento de las siembras.     

Tres elementos caracterizan el desarrollo de la campaña que está por concluir en esta provincia: el aseguramiento en predios espirituanos de alrededor del 60 % de la madera demandada para la reparación o construcción de nuevos aposentos de curar —el resto se adquiere en Cienfuegos y Villa Clara—; el predominio de la variedad autóctona Sancti Spíritus 2006 y el crecimiento en las siembras de tabaco tapado (unas 120 hectáreas, de 20 que se sembraron en el 2013).

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ángel Parra dijo:

1

20 de marzo de 2017

15:00:43


El gobierno cubano debe brindar todo el apoyo necesario a los productores tabacaleros,ya que ese es un cultivo de gran importancia en cuanto lo que se refiere a los productos de exportación y la captación de divisa del país.

Oscar Ramos Isla dijo:

2

21 de marzo de 2017

09:09:18


Tenemos que ver los productos que nos brinda la tierra como factor imprescindible para nuestro bienestar.