ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Mariela Castro Espín, directora del Cenesex, señala que los últimos 30 años la comunidad internacional ha logrado avances importantes y referentes útiles contra la Violencia de Género, Trata de Personas, Prostitución y Turismo Sexual, esfuerzo en el cual se necesitan aun ideas mucho más efectivas. Foto: Yander Zamora

Promover el debate científico sobre las causas, implicaciones y soluciones respecto a la violencia de género y sus problemáticas fue uno de los objetivos fundamentales de la realización del Segundo Simposio Internacional Violencia de Género, Trata de Personas, Prostitución y Turismo Sexual «Berta Cáceres in memorian».

Este Simposio, ocurrido en el Centro Internacional de Salud La Pradera, estuvo organizado por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), en el marco de la Jornada por la No Violencia hacia las Mujeres y las Niñas.

Una de sus premisas fue honrar la memoria de la activista social hondureña Berta Cáceres, asesinada por defender los derechos del pueblo lenca de las trasnacionales, la oligarquía nacional y los políticos corruptos, que sacrifican los derechos de sus pueblos ante los del capital.

«Los temas abordados tienen un fuerte impacto negativo en los procesos de desarrollo y en el ejercicio de los derechos humanos de todo el mundo. Estos requieren soluciones inmediatas de la comunidad internacional y la articulación de consensos teórico-metodológicos, que permitan la toma de decisiones de los estados y gobiernos para la definición, implementación y seguimiento de políticas pulcras», expresó la presidenta del evento, doctora Mariela Castro Espín, directora del Cenesex.

«La mayoría de los gobiernos no han logrado estructurar adecuadas vías de mecanismos de atención a estos males sociales, porque, evidentemente, tendrían que cuestionar su orden patriarcal y revertir el proceso de reproducción del capital», destacó la directiva.

También afirmó que casi siempre las víctimas de trata son mujeres, niñas y niños de bajo nivel socioeconómico, donde las principales corrientes de tráfico proceden de países pobres con destino a los enriquecidos.

Castro Espín rememoró que en el Segundo Congreso de trata y tráfico de personas, desarrollado en México, en 2010, la Directora Regional de la Coalición de Tráfico de Mujeres y Niñas de América Latina y el Caribe, Teresa Ulloa dio a conocer que cada año cerca de 100 000 mujeres provenientes de países de América Latina y el Caribe son llevadas a diversas naciones del mundo con engaños y falsas promesas de empleo.

«Sin que se conozcan las cantidades oficiales, los estudios estadísticos ni los informes cualitativos, que permitan evidenciar el fenómeno de la trata de personas; estas relaciones sumadas al vacío legal y la falta de respuestas políticas, que priman a muchos países, han favorecido su posicionamiento como el tercer negocio más rentable del crimen organizado detrás de la venta de armas y el narcotráfico», continuó revelando Mariela Castro.

Asimismo, agregó que las Naciones Unidas y especialmente su anterior secretario general Ban Ki-moon, ha impulsado campañas para frenar la violencia hacia las mujeres y las niñas; y que en las relaciones multilaterales se fortalecen las acciones de enfrentamiento a la trata de personas y al turismo sexual.

Además, invitó a encontrar respuestas científicas a estas graves problemáticas, que laceran los derechos humanos de las personas y constituyen un reto inaplazable e hizo un llamado a compartir resultados de investigación y buenas prácticas.

Acerca de las experiencias propias de su nación, la Ministra de Familia, Adolescencia y Niñez de Nicaragua, Licenciada Marcia Ramírez Mercado comentó: «Nuestro objetivo esencial consiste en hacer justicia centrándonos en los seres humanos».

«En Nicaragua las mujeres tenemos el 50 % de los cargos de elección popular: en la Asamblea Nacional, en las alcaldías, los gobiernos municipales, los cargos de ministros y viceministros, la corte suprema de justicia», informó la Ministra.

La funcionaria nicaraguense expuso que han hecho esfuerzos enormes en el tema de la promoción y la prevención, el fortalecimiento de los medios de apoyo y el trabajo conjunto con diferentes instancias del gobierno, la propia familia y con estructuras del partido.

«Es de gran importancia aprender y hacerlo para mejorar. Todo lo que podamos conocer de algunas prácticas y esfuerzos de otros países será bienvenido para adecuarlo al contexto nicaragüense y avanzar. Ese es el reto, avanzar», aseguró.

«Mi país considera emblemáticos proyectos como el Educa a tu hijo (programa cubano por la vía no institucional, que ofrece alternativas de educación a los niños y niñas de cero a seis años de edad); en él hay una cantera de prevención de violencia, pues se enseña a los niños otro modelo de relación desde la cuna; en Nicaragua lo adoptamos bajo el nombre Amor para los más chiquitos», resaltó Ramírez Mercado.

La directora del Cenesex detalló: «Somos conscientes que aún existen contradicciones en los enfoques y concepciones; así como en los posicionamientos ideológicos, que respaldan las políticas de atención a estas problemáticas.

Sin embargo, en los últimos 30 años la comunidad internacional ha logrado avances importantes y referentes útiles para la acción».

«Todavía tenemos retos, no estamos conformes en cuanto a lo que hemos avanzado en nuestro país; por lo que el Cenesex, como centro que coordina y asesora las acciones del Programa Nacional de Salud y Educación Sexual, considera que tiene la responsabilidad de facilitar este tipo de encuentros para seguir produciendo ideas mucho más efectivas en la atención de estos males, que están muy relacionados entre sí», finalizó Mariela Castro.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Orlando Chirino dijo:

1

13 de febrero de 2017

17:48:32


Felicito una vez más a la Dra. Mariela Castro Espín y a su equipo de trabajo por la excelente labor que realizan.