ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Los trabajadores del Centro Internacional de Salud La Pradera, ubicado en el oeste de La Habana presenciaron el 26 de noviembre de 2016, un hecho, quizás místico.

El Comandante en Jefe Fidel Castro resultó ser su fundador y máximo inspirador de la creación de la institución para responder a la demanda de personas de cualquier país, interesadas en resolver sus problemas de salud en Cuba, avalado en el prestigio alcanzado por ese sector después del triunfo de la Revolución, con cobertura para el ciento por ciento de la población y con la obtención de indicadores muy positivos en la cura de enfermedades.

En noviembre de 1996, el centro abrió sus puertas para brindar atención médica especializada. Desde su creación Fidel en persona dio seguimiento al funcionamiento de la institución, visitándola en varias ocasiones, principalmente cuando fueron atendidos los miles de pacientes venezolanos, amparados por el convenio firmado en esa materia por Cuba y Venezuela en el año 2000.

En algunas de sus visitas estuvo acompañado por el entonces presidente de la nación sudamericana Hugo Chávez.

Los trabajadores de La Pradera compartieron con el líder de la Revolución cubana en incontables oportunidades, quien les hacía muchas preguntas acerca del lugar y velaba con mucho celo por la vitalidad de las plantas allí sembradas.

Las Praderas cuenta con un ambiente acogedor, prima la limpieza, el orden, el silencio y la luz, en una atmósfera natural, rodeado de extensas áreas verdes pobladas por más de mil plantas, incluido árboles de diversas especies y terrenos cultivados con arbustos y hiervas medicinales para ser usadas en terapias.

Los encuentros entre Fidel y los trabajadores se produjeron en los jardines, principalmente a la sombra de dos árboles de Carolinas, situado frente a la entrada del Cuerpo de Guardia y muy próximo a la piscina. Allí dialogaba en el horario de la tarde, en tono pausado, indagaba por los detalles más mínimos y sugería cambios a implementar.

Una semana antes del fallecimiento del Jefe de la Revolución Cubana (el 25 de noviembre del 2016), uno de las dos Carolinas comienza a cambiar, justo por su centro, de una manera inexplicable y el sábado 26, alrededor de las tres de la tarde el árbol se abrió totalmente sin existir fenómeno atmosférico o causa externa que lo justificara, desparramando todas sus ramas y mostrando el nacimiento de una caoba.

La carolina se marchitó en una semana, sin embargo, la caoba creció vertiginosamente con gran rapidez, posee una madera robusta y un color verde intenso en sus hojas. Para todos, hay un único significado: el alumbramiento del futuro.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.