ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Conciertos suspendidos, profusión de invectivas, miserias humanas. Todo sucede en el sur de la Florida, cuyo epicentro, a los efectos de las expresiones extremistas, es Miami.

El pasado 15 de diciembre, el dúo Buena Fe debía comenzar un ciclo de presentaciones en Es­ta­dos Unidos, que lo llevaría a Nue­va York, Houston y también a Tampa.

Pero la empresa norteamericana Blue Night Entertainment, organizadora del periplo, recibió mensajes amenazadores por parte de los círculos anticubanos que medran con el odio en los predios floridanos —con el concierto en Tampa como pretexto— y cedió a las presiones.

«Decidimos cancelar toda la gira por respeto al público, a la comunidad cubana en Estados Unidos, no queremos que la gente esté mo­­lesta», afirmó en un comunicado la compañía.

Esa «gente», la misma que en bárbaro aquelarre se lanzó a una céntrica calle de Miami para celebrar la muerte del líder histórico de la Revolución cubana, fue la que propuso boicotear al concierto de Buena Fe,  solo porque  estos intérpretes manifestaron su condolencia ante el suceso luctuoso.

Idéntica factura le pasaron a Alexan­­der Abreu. El 14 de diciembre te­nía pactado un espectáculo con Havana D’ Primera en el club The Place, de Miami, y no pudo ser. De un lado, dilaciones en el visado de sus músicos; de otro, la al­haraca de la «gente» que no le perdona al compositor y trompetista que haya dicho días antes la idea que la abrumadora mayoría del pueblo cubano compartió: «Fidel no se ha ido, permanece».

Digámoslo de una vez por to­das: «la gente molesta» no re­pre­senta la comunidad cubana re­si­dente en Estados Unidos. Se tra­ta de un sector minoritario pero in­fluyente económica y mediáticamente, que ha hecho del odio, el revanchismo y la intolerancia un modo de vida.

Para estos vale todo, no hay la más mínima ética, como lo prueba la manera en que le cayeron en pandilla a Pancho Céspedes. El au­tor de Vida loca y Señora escribió un mensaje personal a un pianista que habitualmente trabaja con él, en el cual comentaba que le parecía inapropiado que este acu­diera a un show televisivo que man­­cillaba la memoria del Co­man­dante. Con absoluta transparencia decía «yo me fui de Cu­ba» —ha regresado más de una vez a cantar y compartir su talento con los muchos que siguen su carrera—, pero criticaba a un colega suyo que ha encontrado en el anticastrismo furibundo un negocio.

El mensaje privado, por obra y desgracia de esa «gente» y los me­dios floridanos, se hizo público. A Pancho también le cancelaron un concierto en The Place.

Nada nuevo bajo el sol. Quema de cuadros, aplastamientos de discos, incitación a la violencia configuran un expediente de larga data en un predio donde criminales y terroristas gozan de buena salud.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Rigoberto Taboada dijo:

41

21 de diciembre de 2016

19:36:47


Estimado Pedro de la Hoz: Disfruto mucho los diversos temas que usted trata en su periodismo de opinión. Como un buen francotirador sabe centrar el colimador para hacer blanco en aquello que requiere ser tratado. Su sentido ético profesional aflora en cada línea escrita para hacer honor a nuestro José Martí cuando expresaba: ..."CONMOVER ES MORALIZAR"...

Pia Richards dijo:

42

23 de diciembre de 2016

11:54:20


Nosotros ya estabamos acostumbrados a este tipo de manifestaciones, pero no deja de producir un sentimiento indefinido el hecho de se alegren de la muerte sólo física de nuestro Fidel,lo más fasíl es agredir a nuestros artístas, pero como borran la obra de Fidel impresa en el pueblo, en los que estamos aquí y en los que estan haya por trabajo o por lo que sea, Fidel entró en la Historia y se quedó en nuestras vidas para bién y continuará rigiendo nuestras acciones por siempre. La alegria de los grupusculos contrarevolucionarios son un problema serio que entorpecerá nuestro trabajo pero ,que ahi de las lecciones que nos dejó Fidel? El tiempo pasará pero no sus enseñanzas y con esas sigamos trabajado, luchando y bailando. Señor Pedro de la Hoz, siga comentando e informando para saber a que atenernos, yo personalmente soy lectora asidua de sus trabajos y de paso los promuebo más ahora que en nuestro trabajo contamos con el servicio de Internet. Finalmente le digo que me molesta lo que nos ha ha dado a conocer pero no me asombra en verdad.

bertalina dijo:

43

5 de enero de 2017

09:51:51


Estoy muy de acuerdo con muchos de los comentarios, pero quiero decirles que sí, es muy doloroso saber que mientras nosotros llorabamos la perdida fisica de nuestro comandante, ese sector minoritario como dice de la Hoz, celebraba y tienen tan poca ética que como estan reprimidos, boicotean y les da por agredir a nuestros artistas; pues yo analisando bien me pregunto¿que hacen con eso? si nuestro arte, deporte y de más esferas siempre a salido adelante y sus ecenarios no han sido necesarios para lograr eso ,hemos dado muestra de independencia aun con nuestras dificultades , eso es lo que les molesta y sufren, que no han podido doblegarnos y saben que tampoco van a poder borrar aun pasado los años, las enseñanzas de FIDEL en cada cubano.