ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

BAYAMO, Granma.—Apenas asomaba la mañana cuando las calles de esta ciudad volvieron a teñirse de patriotismo y compromiso para rendir tributo al Mayor General Antonio Maceo y su ayudante, el Capitán Panchito Gómez Toro, con motivo del aniversario 120  de la muerte de estos próceres, así como a los combatientes caídos en misiones internacionalistas.
Acompañados por los acordes de la Banda Municipal de Conciertos y encabezados por las máximas autoridades políticas y gubernamentales de la provincia, miles de niños, jóvenes y adultos, desfilaron desde el centro histórico de la urbe hasta la Necrópolis Municipal, sitio donde reposan los restos de varios de esos dignos hijos de la Patria.
En ese escenario se colocaron ofrendas florales en el Panteón de los Caídos por la Defensa de la Patria, mientras se escuchaban descargas de fusilería y retumbaban las notas del Himno Nacional.
Tras la peregrinación tuvo lugar una ceremonia en el frente del mencionado camposanto, que resaltó, entre canciones, poemas y oratorias, el legado del Comandante en Jefe Fidel Castro, y ratificó la fidelidad eterna de este pueblo a la Revolución cubana.
En la ocasión José Manuel Maceo Martí, secretario del Comité Municipal del Partido, recordó que durante casi 13 años de lucha contra el colonialismo y el apartheid, más de 2 000 cubanos perdieron su vida en tierras africanas.
Resaltó que en esos países ha quedado la huella perenne de los dignos hijos de la Patria de Martí, que no están muertos, ni olvidados, sino que cabalgan hacia la eternidad junto a Fidel, y renacen en cada logro de la nación.
Esa tradición internacionalista, heredada de las enseñanzas del líder de la Revolución Cubana,  se expresa en la actualidad en los combates de los ejércitos de batas blancas y maestros que enfrentan el yugo de la insalubridad, la desatención sanitaria, y el analfabetismo, en diversas regiones del planeta, comentó.
Por estos días la frase ¡Yo soy Fidel! estremece a la Isla, pero corresponde pasar de las palabras al hecho, señaló.
Para ello, dijo, es preciso ser eternos inconformes con lo alcanzado, verdaderos patriotas, transparentes, laboriosos, austeros, y estar conscientes de que solo con el esfuerzo cotidiano se podrán lograr nuevas metas.
A nombre de los más jóvenes, Beatriz Ganado Arias, estudiante del Instituto Preuniversitario Urbano Julio Antonio Mella, ratificó el compromiso de los pinos nuevos de ser fieles herederos del legado de los héroes y mártires de la nación, hacer todos los sacrificios necesarios para mantener las conquistas del proyecto social cubano, y ser eternos garantes de la Patria socialista.
El homenaje, que rememoró además el aniversario 27 de la Operación Tributo y celebró el cumpleaños de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, también contó con la presencia de familiares de los caídos en misiones internacionalistas.


COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.