ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Con una experiencia de más de 20 años, el Centro de Tecnología y Calidad Industrial (CTEC) tiene como objetivo principal la asesoría y el control del Grupo Empresarial Industrial Sidero Mecánico (GESIME), en actividades como la normalización, metrología y control de calidad, según lo asevera el Msc. Jorge Luis Suárez Rodríguez, Director General de dicha entidad.

«El CTEC no solo trabaja para GESIME, sino a su vez colabora con el resto de la industria, fundamentalmente con las organizaciones superiores de dirección que atiende el Ministerio de Industrias, dígase Industria Ligera, Química y Electrónica», agregó.

El Msc. Jorge Luis Suárez Rodríguez, Director General del Centro de Tecnología y Calidad Industrial (CTEC) tiene como objetivo principal la asesoría y el control del Grupo Empresarial Industrial Sidero Mecánico, pero también colabora con el resto de la industria del país. Foto: Danae González

Este centro surge en los años 80´ y a medida que se desarrolla se le fueron incorporando actividades nuevas, como por ejemplo los servicios de asesoría/consultoría en sistemas de la calidad a las empresas, de acuerdo con las diferentes normas que existen internacionalmente.

Se brindan a su vez, auditorías a sistemas de gestión de calidad, evaluaciones de conformidad a procesos, productos o servicios, evaluando la conformidad de dicho producto para un determinado mercado.

En palabras de Jorge Luis Suárez, «en los últimos dos años, el centro ha incorporado un grupo de servicios tecnológicos, que tiene que ver con la línea de trabajo del CTEC que como su nombre lo indica tiene una T de tecnología, como por ejemplo, los diagnósticos para la evaluación de normas de consumo en los procesos productivos; los estudios de factibilidad a las inversiones, uno de los servicios más demandados y para lo cual contamos con profesionales de mucha experiencia».

Pero su mayor aporte se encuentra en el Laboratorio de Tropicalización (LABET), reconocido por el Órgano de Acreditación Nacional de Cuba (ONARC), y cuyos servicios se brindan en dos laboratorios principales: electrotécnica y corrosión.

«Es un laboratorio que protege de manera importante a la economía del país porque prueba en sus instalaciones toda aquella tecnología, o sea, equipos, materiales, en condiciones de Cuba», aseguró.

Debido a esto, LABET brinda servicios también a organismos como las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD), la corporación Cimex, la Importadora del Ministerio de Comercio Exterior (Maprinter), entre otras.

Todos los productos vinculados al ahorro energético (programa de gran impacto en el país), explicó Suárez, importados o producidos nacionalmente, tienen primero que ser sometidos a pruebas rigurosas en los laboratorios. Dígase cocinas de inducción o eléctricas, aires acondicionados, televisores…, los cuales tienen que cumplir determinados requisitos de consumo energético dictados la Oficina Nacional de Uso Racional de la Energía.

También explica que todas las empresas extranjeras que quieran introducir un producto en Cuba, antes de comercializarlo tienen que probarlo vinculado a estos temas energético, de protección anticorrosiva, etc. «LABET protege al país en sus importaciones y en la producción nacional», aseguró.

El centro cuenta con 124 trabajadores donde más del 60% de la fuerza laboral es de nivel superior, debido sobre todo a los servicios que presta, que exigen un cierto nivel de conocimientos y experiencia.

«Dentro de los profesionales que tenemos hay un grupo certificado por la Oficina Nacional de Normalización de Cuba para trabajar como inspectores de dicha oficina, quienes también han recibido preparación en el Instituto Nacional de Metrología de Brasil», explica Suárez.

A su vez, menciona las proyecciones de trabajo para el 2017 que incluye seguir elevando el nivel profesional. Entre ellas podemos mencionar la incorporación de más ensayos en LABET y convertirlo en el laboratorio rector en la evaluación de tecnologías de fuentes renovables de energía. Certificar a nivel internacional más inspectores de evaluación de conformidad.

De igual manera se encarga de asimilar la actividad en bases de embalaje, que a partir del año 2017 el centro debe asimilar como una de sus Unidad Empresarial de Base (UEB) y desde ahí apoyar al cumplimiento de la política en bases de embalaje que tiene el país y que el Ministerio de Industrias es rector, es otra de sus proyecciones, así como lograr algunas alianzas internacionales con laboratorios de prestigio que permitan intercambiar puntos de vistas científicos, técnicos, comparar resultados, entre otros.

Y por supuesto, continuar el proceso de desarrollo de la UEB de Holguín, que en el futuro debe convertirse en una fuerte base técnica de toda la región oriental del país, donde se incorporen laboratorios y nuevas actividades, y se pueda realmente cubrir toda la gama de servicios profesionales que se brindan en el occidente.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.