ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Celebración de la jornada en la Universidad de La habana. foto: Juvenal Balán

Una vez más la Universidad de La Habana (UH) fue sede de la resistencia y la lucha de los pueblos de Nuestra América contra el neoliberalismo y por la democracia, en una jornada que recordó la histórica derrota del ALCA en Mar del Plata, Argentina, en el 2005. En esta ocasión, representantes del estudiantado cubano, de la sociedad civil, y otros sectores, se sumaron a la jornada continental convocada en mo­mentos en que la desestabilización regional pretende volver a los tiempos grises del mandato neoliberal.

Granma conoció las opiniones de algunos de los participantes en el evento que se desarrolló en paralelo en otras naciones y que fue organizado por el Capítulo cubano de la Ar­ticulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA: la Central de Tra­bajadores de Cuba, la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, el Centro Memorial Martin Luther King Jr., entre otros.

Foto: Juvenal Balán

Mesilene da Silva, representante del Mo­vi­miento Sin Tierra de Brasil: el escenario que vivimos ahora es muy parecido al de 1964, cuando el Estado en alianza con la burguesía y los medios de comunicación reprimían cualquier tipo de lucha y resistencia social en la calle. Ahora intentan silenciar todo lo que está pasando en Brasil. Gran parte del pueblo no está al tanto de lo que está pasando y eso es parte de la hegemonía de todos los poderes que hay. Entre los desafíos que tienen los movimientos populares que están en resistencia está construir una propuesta de país que sea defendida por el pueblo en las calles, salir contra el gobierno neoliberal de Michel Temer. Asimismo, construir espacios y plataformas de unidades a nivel nacional para enrumbar la lucha de masas contra el neoliberalismo e intentar así cambiar la co­rrelación de fuerzas de los pueblos.

Foto: Juvenal Balán

Raúl Alejandro Palmero, presidente de la FEU en la Universidad de La Habana: Esta jornada es el sentir de los pueblos ante la coyuntura actual en la región. En esta ocasión tiene como sede la centenaria UH, epicentro de los principales procesos que han ocurrido en Cuba. Una vez más los estudiantes cubanos tienen el protagonismo y se suman a las luchas de sus compañeros latinoamericanos.

Foto: Juvenal Balán

Giselle Armas, proyecto Nuestra América: desde este espacio que defiende el socialismo y la libertad de los pueblos de Nuestra América, decimos que es un deber estar aquí. La actividad de hoy es importante para Cuba porque es un ejemplo de su internacionalismo. Es importante además que el estudiantado y los distintos colectivos de la sociedad civil formen parte de la articulación de la lucha contra el capitalismo y el neoliberalismo, para que esta lucha no sea obsoleta.

Foto: Juvenal Balán

Ernesto Chávez, agregado de la Embajada de Venezuela en Cuba: estamos celebrando en Cuba, en la Patria de Fidel y Raúl, otro año más de esa gran victoria que fue la derrota del ALCA en Mar del Plata en el 2005, cuando se impuso el proyecto emancipador del ALBA; cuando los pueblos latinoamericanos y caribeños liderados por Chávez, Lula, Kirchner, Fidel, le dijeron al ALCA: al carajo. Agradezco también toda la solidaridad de los cubanos hacia los venezolanos, ello es una muestra de que los pueblos se ayudan a pesar de los tiempos que corren.

Foto: Juvenal Balán

Dr. Ángel Pérez Herrero, profesor de la Fa­cultad de Filosofía e Historia de la Uni­versidad de La Habana: América Latina está enfrentando desafíos que son propios de la época. Hay una voluntad de la derecha de hacerse con el poder y para ello han modificado el sistema de los golpes de Estado; ahora se les conoce como «golpes suaves» y allí están los ejemplos de Paraguay (2012) y Brasil (2016). Tenemos, desde la unidad, que enfrentar ese panorama y sobre todo seguir planteándonos el derecho de los que somos más. Es por eso que eventos de este tipo son una muestra de la solidaridad y de la integración de los pueblos. Considero excelente que la jornada tenga lugar en la histórica UH, que ha trascendido por sus tradiciones de luchas por el mejoramiento humano, un espacio donde ha efervescido la corriente progresista del estudiantado.

La jornada  a través del continente

En esta jornada varios países latinoamericanos alzaron sus voces por la democracia y contra el neoliberalismo. En Uruguay, la presidenta brasileña Dilma Rousseff encabezó este viernes un acto de los sindicatos uruguayos contra el neoliberalismo y en reclamo de mejoras salariales.

«Los gobiernos populares son atacados frontalmente del norte al sur de nuestro hemisferio. Hay una tentativa de retroceder a la situación pasada donde la inmensa desigualdad que todavía recae sobre nuestros pueblos era todavía ma­yor», aseguró Rousseff en una céntrica plaza de Montevideo, capital uruguaya.

El secretario general de la central obrera, Marcelo Abdala, recordó que en es­tá ocasión se conmemora un año más de «la derrota de una de las ideas del imperialismo norteamericano».

Bolivia también se sumó a la Jor­na­da, con una abierta denuncia a la ofensiva imperial hacia el gobierno del presidente Nicolás Maduro, cuyo gobierno es blanco de una guerra mediática y política liderada por una derecha aliada a potencias extranjeras.

En conferencia de prensa organizada por la Confederación Nacional de Mu­jeres Campesinas e Indígenas Bartolina Sisa, la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Fsutcb) y la Confederación de In­ter­culturales de Bolivia, sus líderes expresaron su total apoyo a esa nación suramericana.

Estamos preocupados con las pretensiones de los grandes centros de poder de destruir los procesos progresistas existentes en este hemisferio, dijo el ejecutivo de la Fsutcb, Feliciano Vegamonte.

También queremos ratificar nuestra solidaridad con Cuba, nación caribeña que sufre desde hace más de medio si­glo un cruel bloqueo económico, co­mercial y financiero impuesto por Es­tados Unidos, expresó.

Por otra parte, en Argentina, cientos de trabajadores nucleados en la CTA y la CTA Autónoma se concentraron hoy en la Plaza de Mayo en una gran movilización para reclamar al Gobierno el cese de los despidos y el ajuste económico que califican de brutal. Según Prensa Latina.

En un enérgico discurso desde una tarima instalada en el emblemático lugar, el secretario nacional de la CTA, Hugo Yasky apuntó que el país «va a tener un fin de año con hambre, con dolor y con una presa política que queremos esté libre entre nosotros antes de navidad», en referencia a la líder política de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, en­carcelada desde enero pasado.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

oiga dijo:

1

4 de noviembre de 2016

23:54:58


La derecha sigue ganando espacio en anerica latina