ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Son disímiles las inquietudes generadas res­pecto a la aplicación, a partir del próximo mes de octubre, del Impuesto sobre Ingresos Per­sonales y la Contribución Especial a la Se­guridad Social a la fuerza laboral del sistema empresarial estatal cubano.

Este jueves, directivos del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) y de la Oficina Na­cional de la Administración Tributaria (ONAT), así como representantes de la Cen­tral de Trabajadores de Cuba (CTC), intervinieron en el espacio televisivo de la Mesa Redonda para responder preguntas de la población, aclarar dudas y escuchar algunas sugerencias que podrían perfeccionar las me­didas tomadas.

Respecto a si era el momento oportuno pa­ra comenzar a aplicar estos tributos, Meisi Bolaños Weis, vicetitular del MFP, refirió que se han realizado varios análisis y se ha tenido en cuenta la creación en el país de condiciones técnico-económicas que permiten su implementación.

En ese sentido, recordó que desde el 2014 se comenzó a aplicar un perfeccionamiento en los pagos por los resultados empresariales (Resoluciones 17/2014 y 6/2016). En función de estos pagos, dijo, hay un grupo importante de empresas, el 67 % aproximadamente, donde el salario medio, al cierre del primer trimestre de este año, superaba los 500 pe­sos, lo cual habla de un comportamiento fa­vorable de estas normativas que estimulan la eficiencia empresarial.

También se tomó como referencia que desde el año 1994 en lo adelante, cuando inició el perfeccionamiento empresarial, los trabajadores vinculados a estas entidades han venido aportando la Contribución Especial a la Seguridad Social (CESS).

Hoy, argumentó, 951 empresas clasifican en ese sistema, las cuales concentran un alto número de trabajadores.

Sobre la base de un principio de generalidad y uniformidad, unido a la necesidad de incrementar los aportes al Presupuesto de la Seguridad Social, actualmente deficitario, es que se extiende la contribución, añadió Bo­laños Weis.

Precisó que a partir de octubre, los trabajadores de las empresas en perfeccionamiento que venían aportando la CESS se acogerán a las nuevas disposiciones.

No obstante, reconoció que si bien el salario no tiene aún toda su capacidad adquisitiva, este problema no se resuelve solo con el incremento del monto a devengar. Agregó que se vienen tomando medidas paulatinas para aumentar la capacidad de compra, lo cual debe ir aparejado al crecimiento de la producción de bienes y al desarrollo de nuestra economía.

Sobre los tributos en la empresa mixta, es­clareció que los trabajadores que laboran en cualquier modalidad de inversión extranjera ya aportaban la CESS, por lo que las nuevas medidas solo se aplicarán al sistema empresarial estatal.

De igual forma, Vladimir Regueiro Ale, di­rector de Ingresos del MFP, aclaró que las remuneraciones obtenidas por vacaciones sí se gravan con los tributos mencionados pues se reconocen como salario. Sin embargo, ni los estímulos en CUC ni los estipendios para alimentación se contabilizan a la hora de aplicar la contribución o el Impuesto sobre ingresos personales (IsIP). También están exo­neradas de gravámenes las pensiones recibidas por los jubilados que posteriormente se incorporan a la vida laboral.

Asimismo, precisó que solo cuando se confirme que se cumplen los requisitos exigidos para la aplicación de los tributos (tanto el monto como alguno de los conceptos establecidos: pago adicional del perfeccionamiento empresarial, aplicación del pago por rendimiento o distribución de utilidades co­mo estímulo por la eficiencia empresarial), es que las administraciones pueden retener los aportes.

Belkis Pino Hernández, vicejefa de la ONAT, subrayó que las nuevas medidas solo son aplicables al sector empresarial.

Por tanto, aquellas ramas del sector presupuestado que han recibido incrementos salariales desde el 2008 hasta la fecha y que han venido pagando la CESS (Educación, Salud Pública, el Sistema de Tribunales, la  Fiscalía y la Contraloría), lo se­guirán haciendo de acuerdo con las normas establecidas para ello.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Eter dijo:

16

10 de septiembre de 2016

05:33:12


Con toda seguridad este artículo va a romper record en comentarios y es porque a las personas, por regla general no les gusta que les afecten el bolsillo. Hace pocos años se comunicó a los trabajadores que la edad para la jubilación se extendía hasta los 65 años. Recuerden que el promedio de vida en cuba es de 70 años El motivo es real, envejecimiento de la población trae más jubilados y era necesario subir los ingresos de este sector. Sin duda algo totalmente necesario, pero hoy vemos muchas aceras llenas de jubilados que ya apenas pueden sostenerse en pie, vendiendo cacharros porque el monto de la jubilación no les alcanza. Desde esta perspectiva se ve correcto que el sector que se mantiene laborando y percibe salarios más altos aporte a algo a los que reciben menos, pero, ¿no aplicaría en este caso el cubanísimo proverbio “no desvistas un santo para vestir a otro”?, porque los trabajadores activos tienen en su casa también jubilados, niños que no pueden aportar dinero y todos sabemos que aun con las mejoras del pago por resultados, no alcanza ni para satisfacer el 50 % de las necesidades básicas, pero lo más preocupante es que por segunda vez, temas tan sensibles como este, no se debaten antes con la población, sino que se le comunica simplemente

Aguas dijo:

17

12 de septiembre de 2016

10:21:30


Cierto que todos debemos contribuir de una forma u otra, de ello no tengo dudas. Pero si no nos queda claro lo expresado en el artículo: "Sobre los tributos en la empresa mixta, esclareció que los trabajadores que laboran en cualquier modalidad de inversión extranjera ya aportaban la CESS, por lo que las nuevas medidas solo se aplicarán al sistema empresarial estatal." Ello también significa que no tendrá que pagar el 3% de Impuesto sobre ingresos personales, a los trabajadores que perciban salario por encima de los $2500?