ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

La aplicación, a partir del próximo mes de octubre, del Impuesto sobre Ingresos Personales a los trabajadores del sector empresarial, así como la extensión del pago de la Contribución Especial a la Seguridad Social que venían aportando quienes estaban vinculados a las entidades en perfeccionamiento, ratifica la función redistribuidora del ingreso del sistema tributario y permite disminuir la participación del Presupuesto del Estado en el financiamiento de los gastos públicos.

Así reiteraron directivos de los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y Finanzas y Precios (MFP), durante una conferencia de prensa efectuada este martes en la sede de esta última institución.

Meisi Bolaños Weis, viceministra del MFP, explicó la base legislativa que respalda dicha disposición, la cual tiene como sustento las Leyes 113, del Sistema Tributario, 120, del Presupuesto del Estado para el 2016, la 121, modificativa de esta última, así como la Resolución 261 del 2016 del MFP, que regula las condiciones para la implementación de los mencionados gravámenes.

Como antecedentes, refirió que en el sector presupuestado han pagado la Contribución Especial a la Seguridad Social (CESS) todas aquellas ramas que han recibido incrementos salariales desde el 2008 hasta la fecha, entre los cuales figuran Educación, Salud Pública, el Sistema de Tribunales, la Fiscalía y la Contraloría. Su aporte, dijo, ha respondido a las reglas establecidas por el MFP y ha estado en correspondencia con las escalas salariales.

Mientras, agregó, dentro de la propia esfera empresarial han tributado esta contribución los trabajadores vinculados a entidades en perfeccionamiento, a empresas de la flota pesquera de plataforma, así como el personal que opera en el ámbito de la inversión extranjera y el contratado a usuarios y concesionarios de la Zona Especial de Desarrollo Mariel.
De igual forma, desde el 2014 se dispuso gravar con el Impuesto sobre Ingresos personales (IsIP) las remuneraciones devengadas por los trabajadores contratados en la Zona Especial.

Tomando como base esta experiencia, la CESS será aportada por aquellos trabajadores que obtengan salarios superiores a 500 pe­sos, siempre que en ese monto incida, al me­nos, uno de los siguientes conceptos: pago adicional del perfeccionamiento empresarial, aplicación del pago por rendimiento o distribución de utilidades co­mo estímulo por la eficiencia empresarial. Vladimir Regueiro, director de Ingresos del MFP, explicó que el tipo impositivo será del 5 % de las remuneraciones recibidas.

En el caso del IsIP, informó que se aplicará cuando las remuneraciones mensuales, a partir de 2 500 pesos, hayan sido obtenidas por alguno (o varios) de los requisitos expuestos. Quienes perciban entre 2 500 y 5 000 pesos pagarán el 3 % y aquellos que cobren más de 5 000 aportarán el 5 %.

Comentó que el pago se realizará mediante el sistema de retenciones que efectúan las empresas, o sea, estas retienen o descuentan los tributos y los aportan al Presupuesto del Es­tado. De ese modo, señaló, en los montos que reciban los trabajadores ya estarán descontados dichos impuestos.

Este sistema de pago, subrayó, constituye una facilidad para los trabajadores, quienes no tendrán que trasladarse hasta las unidades de la Oficina Nacional de Administración Tri­butaria (ONAT) ni a las sucursales bancarias. Además garantiza un mayor control de los aportes.

Entre las ventajas, también apuntó que estos trabajadores están exonerados de presentar Declaración Jurada por los ingresos que perciban por su desempeño en las empresas estatales. Asimismo añadió que las retenciones de estos tributos no afectan los compromisos que tengan los trabajadores con sus parientes para el pago de pensiones alimenticias.

Respecto a la capacitación del personal del sistema empresarial comentó que al cierre del primer semestre del año en curso habían sido seminariados 1 387 488 trabajadores, lo cual representa el 91 %. Y en el mes de septiembre deben continuar las acciones de superación.

Por su parte, Guillermo Sarmiento, director de Organización del Trabajo y los Salarios del MTSS, llamó la atención sobre el impacto de las modificaciones introducidas en la Ley de Seguridad Social, que han incidido en el aumento del Presupuesto destinado a la Seguridad Social, el cual asciende en el 2016 a más de 5 690 millones de pesos y protege a 1 696 000 pensionados.

También puntualizó que desde el 2013 a la fecha, el salario medio en el sector empresarial estatal se ha incrementado en un 54 % y hoy llega a los 779 pesos. Asimismo agregó que alrededor de 1 306 empresas pagan en la actualidad salarios superiores a los 500 pesos como promedio y 405 lo hacen por encima de los 1 000. Entretanto, solo 25 están por encima de los 2 500 pesos, y en ellas se agrupan alrededor de 14 000 trabajadores.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Kmelot dijo:

6

2 de septiembre de 2016

11:22:49


a los salarios bajos y el poco valor adquisitivo de este le sumamos un impuesto sobre el salario, a donde vamos a parar?

Juan dijo:

7

2 de septiembre de 2016

11:55:07


Buenas tardes consideró necesaria la medida porque cada ves ingresan más personas a la seguridad social ya que nuestra sociedad cada dia envejece mas, pero muchas dudas me han surgido primero el pago del sindicato se realiza en base al salario q debian pagarte sin quitarle lo de la contribución social o sobre la base de lo que realmente recibe el trabajador y la otra duda es porque 5 %,tenía entendido que puede ser entre 1 y 5% ,entonce porque no escoger un valor intermedio así no perjudican tanto al trabajador por favor quisieran alguien me aclare mis dudas, también revisen ese dato de tantos obreros seminariado que dicen es del 91% y muchos de nosotros nos enteramos ahora o será que estamos en el otro 9% que está faltando un saludos y feliz fin de semana.

ELVIS Respondió:


4 de septiembre de 2016

10:00:43

Juan es verdad que mientras mas se aporte a la seguridad social menos tiene que invertir el estado, pero Ud. se puso a pensar si esa medida es factible hoy, me parece que no, pues el costo de la vida en nuestra patria es bien altoy los salarios son muy bajos, a pesar de tener algunas gratuidaddes, pero en verdad se debio aguardar a eliminar la dualidad monetaria y mejorar el poder adquisitivo de nuestra poblacion, pues ni 1500, ni 3000 pesos hoy hacen rico a nadie, ni permite tener una vida de ricos, solo da para suplir necesidades basicas.

yadira dijo:

8

2 de septiembre de 2016

12:13:23


pero por dios, si ya de por si el salario no alcanza.

artemiseño dijo:

9

2 de septiembre de 2016

17:39:10


"...la CESS será aportada por aquellos trabajadores que obtengan salarios superiores a 500 pe­sos, siempre que en ese monto incida, al me­nos, uno de los siguientes conceptos: pago adicional del presupuesto empresarial, aplicación del pago por rendimiento o distribución de utilidades co­mo estímulo por la eficiencia empresarial..." ¿No hay aquí una contradicción? La distribución de utilidades no es salario, no cuenta para el retiro, entonces por qué se grava como contribución para la Seguridad Social? Por lo demás el paso significa una reducción del salario real de los trabajadores de la Empresa Estatal, ya de por si insuficiente y poco competitivo con respecto a cooperativas, TCP, y otros ingresos legales o sublegales (pero tolerados). ¿Cuales serán las consecuencias?

fabra dijo:

10

2 de septiembre de 2016

18:44:53


No es la mas oportuna de las medidas.se ha reconocido que el salario no alcanza.hable con mucha gente.Nadie la comparte.