ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Actualmente los embalses están a un 47 % de su capacidad, cifra que está por debajo de la media histórica para esta etapa del año. Foto: Archivo

Aunque se acerca el periodo de lluvias, persiste la sequía en los embalses de acuerdo con las estadísticas brindadas por el Instituto Na­cional de Recursos Hidráulicos (INRH), durante su habitual encuentro con la prensa.

Se espera que la porción lluviosa de este año beneficie los niveles de acumulados de los embalses, los cuales están deficitarios por el corrimiento de la etapa húmeda y los efectos de la prolongada sequía. Según precisiones ofrecidas por el INRH, la región oriental es la más fa­vorecida con las precipitaciones ocurridas has­ta el momento, las cuales se comportaron a un 73 % con respecto a la media histórica del mes de marzo. En cambio, en lo que va del mes de abril, solo se cubre un 30 % de esa media.

Actualmente los embalses están a un 47 % de su capacidad, cifra que está por debajo de la media histórica para esta etapa del año. So­bresale que existen diez provincias con llenado inferior al 50 % y los territorios con mayores
descensos en sus volúmenes almacenados son Ca­magüey, Pinar del Río y Granma.

Existen 266 fuentes de abasto afectadas, con una población asociada de 989 513 habitantes. Hasta la fecha, hay 97 municipios con sequía, de ellos 27 con sequía severa. Santiago de Cuba sigue como la provincia de mayor peligro, con 62 fuentes de abasto afectadas.

Como parte del intercambio con la prensa, Liliana Dorticós, especialista de la Dirección Nacional de Planeamiento del INRH, expuso el proceso de inversiones propuesto por dicho organismo para el periodo que va del 2015 al 2020, con lo cual se pretende reimpulsar la infraestructura hidráulica en el país.

El objetivo de este proyecto se enfoca en hacer frente a los efectos de la sequía y darle mantenimiento a las redes hidráulicas existentes, de manera que se recuperen los metros cúbicos que agua que actualmente se pierden a causa de las averías durante el trasvase. Este diseño inversionista aliviará el estrés hídrico de las diferentes provincias y fortalecerá el abasto a la agricultura, la cual consume el 60 % de toda el agua disponible en el país.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Maritza dijo:

1

22 de abril de 2016

10:30:58


Quisiera que alguien me dijera porque no invertimos en hacer plantas para convertir el agua salada en potable, se imaginan que tendríamos nuestro problema resuelto pues en Cuba lo que más sobra es mar.

Nello/17 Respondió:


22 de abril de 2016

13:50:13

Maritza el Problema no es la inversión para las plantas desalinizadoras sino la obtención de los filtros para dichas plantas las cuales en el mercado internacional son prácticamente mas caro que la propia planta y estos hay que cambiarlos periodicamntes y somos tercer mundistas. Bye.