ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Jose M. Correa

Varios de las principales sesiones de trabajo del Congreso Internacional de Investigadores sobre la Juventud abordaron temáticas que tributan a las políticas públicas de Cuba y de la región hacia las prioridades y carencias de dicho grupo etario.

La cita, que tiene lugar en el capitalino Palacio de las Convenciones desde el 30 de marzo hasta el 2 de abril, ha generado análisis sobre políticas guiadas a garantizar la salud de adolescentes y jóvenes, la interacción con el ámbito educacional, la protección de los derechos en general, así como el asociacionismo político como proceso que garantiza la participación en la toma de decisiones. 

“El joven cubano construye sus proyectos de vida, tiene ansias de superación y en función de eso necesita mejores opciones de empleo, que se le tome en cuenta. Nuestro país tiene políticas públicas destinadas a la potenciación de este grupo etario, las investigaciones tienden a acercar esas políticas al joven que quiere un cambio”, declaró a Granma la Lic. Yanaika Lafuente Mata, Especialista en el Centro de Estudios sobre Juventud, quien desde la academia invita a “que se mire al joven como un ente propositivo, que a la vez que construye un futuro, se construye él mismo de manera constante y activa, lo cual no es negativo, sino que garantiza el relevo generacional necesario”.  

Las sesiones abordaron además cómo las políticas públicas deben propiciar jóvenes empoderados, con roles de asociacionismo en un país que asumirá espacios diversos en cuanto al empleo, la educación, la participación en una sociedad mejor. “Si algo caracteriza al joven cubano es su esencia diversa, ya sea por preferencia sexual, sus gustos recreativos, su interés de inserción social. Yo creo que esa pluralidad pudiera estar más presente en el diseño de políticas públicas globales”, agregó la Lic. Lafuente.

El Dr. José Manuel Valenzuela, profesor e investigador de la Universidad de Tijuana México, ha tenido la oportunidad de realizar estudios comparativos sobre la juventud en el ámbito latinoamericano, “no puede trazarse el futuro, o sea hacer política en el presente, sin los jóvenes” declaró a Granma. “Este grupo etario en Cuba tiene un compromiso con la lucha contra el bloqueo en tanto obstáculo para el proyecto social e individual, otro desafío tiene que ver con el mejoramiento de las condiciones de vida así como el reto de la disputa cultural que se expresa en la apertura a redes mundiales, que funcionan como un bombardeo de consumismo”, agregó.

Los estudios presentados en los paneles mostraron que la necesidad de la articulación de políticas públicas no solo compete al nivel estatal, sino que deberá asumirse como un propósito regional de organismos y entidades; en un mundo globalizado donde se amplía la brecha desigual y resulta usual la falta de oportunidades. “Por eso quizás el mayor reto consiste en potenciar que los jóvenes cubanos establezcan redes con otros jóvenes del mundo, para impulsar un proyecto de civilización más influyente, pensarnos de manera conjunta y que estos esfuerzos hagan regresar la esperanza a millones”, agregó.

Con el propósito de que no se expropie el derecho de los jóvenes del mundo a soñar proyectos de vida, el Congreso Internacional proseguirá su programa de sesiones, donde ha primado una visión crítica a la realidad cubana y regional, siempre con las miras puestas en una optimización articulación de las políticas públicas, donde el joven sea el eje central y a la vez sujeto activo del cambio social.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

1 de abril de 2016

07:21:36


Todo parece indicar q marcha por buen camino el Congreso Internacional de Investigadores sobre la Juventud, “no puede trazarse el futuro, o sea hacer política en el presente, sin los jóvenes”, es primordial, hay q adecuarse a las aspiraciones y necesidades de este fundamental grupo etario, motor impulsor de la sociedad. Les deseo muchos éxitos, por el bien de ellos y de la sociedad en su conjunto.