ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Jose M. Correa

Durante una reciente visita de trabajo a Cuba, Helen Clark, administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), afirmó la voluntad de seguir apoyando a la Isla en el proceso de actualización del modelo económico, al tiempo que elogió logros en la salud y la igualdad social alcanzados por el país caribeño.

Además de ser recibida por el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, y los ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Bruno Rodríguez y Rodrigo Malmierca, respectivamente, la funcionaria de Naciones Unidas sostuvo un intercambio con la prensa tras dos jornadas de intenso recorrido.

Convertida desde 2009 en la primera mujer que dirige el PNUD, Clark aseguró que, junto a un papel activo en pos de un futuro sostenible, Cuba presenta avances significativos en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y vive un momento especial para la aplicación de la Agenda Mundial de Desarrollo.

Siendo América Latina la zona más desigual del mundo, enfatizó la responsable del PNUD, Cuba tiene un alto nivel de igualdad social.

“Aunque no es típico de la región, presenta un progreso sumamente positivo entre quienes luchan contra las desigualdades. La pobreza y la desigualdad solo podrán reducirse, si se logra la participación de las personas”, afirmó.

Asimismo destacó la contribución cubana a la cooperación Sur- Sur y la decisiva ayuda prestada a los países de África Occidental, con el fin de combatir el grave brote de la epidemia del Ébola en esa parte del planeta.

Ponderó la lucha de la mayor de las Antillas caribeñas por evitar la violencia de género y prevenir el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (VIH-Sida). Helen Clark significó que Cuba es la primera nación del mundo en certificar la erradicación de la transmisión vertical del VIH-Sida (de madre a hijo).

La también otrora primera ministra de Nueva Zelanda (1999- 2008) expresó quedar impresionada por la manera en que se restaura la Habana Vieja. “Posee un enfoque sumamente inclusivo, porque procuran conservar el ambiente original de los lugares históricos y convertirlos en espacios para actividades sociales”, acotó.

Luego de un acercamiento a experiencias comunitarias, la administradora del PNUD visitó el Instituto de Meteorología y otros lugares asociados al enfrentamiento de desastres naturales.

De acuerdo con Clark, la Isla tiene mucho que compartir en materia de gestión de la reducción de riesgos ante catástrofes.

Ratificó la colaboración de esa agencia de la ONU para el mejoramiento del sistema meteorológico cubano y, alertó, que cada vez serán más frecuentes e intensos los fenómenos medioambientales, pues el planeta es sometido a presiones enormes que se reflejan en el clima.

En ese mismo orden, Clark, quien ocupa el tercer cargo más importante de la ONU, brindó el concurso del PNUD para enfrentar la severa sequía que afecta al país y que probablemente se prolongue.

Informó que espera que en la próxima Conferencia sobre Cambio Climático, que se celebrará en París en diciembre de 2015, se logre un acuerdo que comprometa más a los Estados y que pronto se eleven la movilización de recursos financieros para mitigar los efectos negativos en esta esfera.

A través de la asistencia para el desarrollo de políticas y de capacidades de liderazgo, el PNUD labora en más de 170 países en busca de una sostenibilidad económica, social y ambiental, que garantice la seguridad, eleve el bienestar de las familias y las oportunidades de acceso a los servicios.

La cooperación del PNUD con Cuba surgió en 1973 y el presente ciclo (2014-2018), involucró a 22 instituciones nacionales, que abarcan ministerios, instituciones estatales, gobiernos locales, centros académicos y de investigación, universidades y 15 agencias de Naciones Unidas, entre otros.

La promoción de una economía más dinámica y competitiva, la preservación de los avances sociales y los niveles de equidad, y el uso de las energías renovables constituyen objetivos fundamentales en el trabajo conjunto del PNUD y Cuba.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.