ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Grandes y chicos acudieron masivamente a disfrutar de los primeros frutos del proyecto La ciudad mira a sus ríos. Foto: del autor

CAMAGÜEY.—Aunque no con la abundancia que se añoraba y necesitaba, las lluvias de este fin de semana añadieron un atractivo especial al cierre de las vacaciones de verano, pues entre un bienhechor aguacero y otro, el pueblo pudo disfrutar de un programa recreativo-cultural que tuvo en cuenta en su concepción los más disímiles gustos y preferencias.

Para despedir la temporada estival, tanto en la capital agramontina como en los restantes 12 municipios, este fin de se­mana tuvieron lugar de manera simultánea festejos en los consejos populares, centros recreativos, instituciones culturales, par­ques­ de diversiones, playas, bases de campismo, pistas de bai­­­­l­es, ferias agropecuarias y unidades gastronómicas.

A compartir escenarios junto al talento artístico camagüeyano asistieron esta vez, entre otros invitados, el grupo humorístico Cari Care con la obra Masoquista por cuenta propia; el cantautor Polito Ibáñez, quien ofreció un concierto en la Plaza de El Carmen; y la popular orquesta Arnaldo y su

Talismán, agrupación que se encargó del espectáculo de la jornada de clausura.

Sin embargo, más que coronación de una etapa, en estas tierras prefiere hablarse de continuidad de un ambicioso empeño, dirigido a incrementar y diversificar las ofertas recreativas, culturales y deportivas, bajo el signo de la calidad, la iniciativa y la exquisitez del detalle para satisfacción de un público necesitado de distracción y sano esparcimiento.

Ese, precisamente, es el propósito que llevó a las máximas autoridades de la provincia a chequear la terminación del Motel Deportivo de Florida, con 15 cabañas y piscina nueva; y la primera etapa del Parque Botánico, inversión que en 72 hectáreas dispondrá en breve de una variada red de servicios para grandes y chicos en contacto directo con la naturaleza.

Para la fecha, abrió sus puertas además un nuevo Joven Club de Computación (ahora la cabecera provincial cuenta con 11 de ese tipo de instalaciones) y el espacio para teatro infantil La nariz del payaso, ubicado en el Casino Campestre, considerado el parque urbano más grande de Cuba y distinguido por sus va­lores históricos, culturales, naturales y escultóricos.

Muy cerca de ese corazón verde de la urbe, la población del lugar acudió también a disfrutar de los primeros frutos del proyecto La ciudad mira a sus ríos, una obra majestuosa que apuesta por transformar el entorno físico y social del río Hatibonico, corriente fluvial que junto al Tínima se toman como puntos de referencia donde se asentó la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe.

Sin haber concluido aún, la zona exhibe ahora un cambio de imagen total, no solo gracias a la rehabilitación del cauce del río, sino a los trabajos acometidos de urbanización y saneamiento, y a la incorporación de áreas deportivas, gimnasios biosaludables, parques infantiles, centros gastronómicos y otros servicios que mucho agradecen los vecinos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Pi dijo:

1

31 de agosto de 2015

15:30:27


Cuando vamos a Cuba, nos encanta ir al oriente cubano, Camaguey, Santa clara, Cienfuegos, y ver allí cosas nuevas, destacando la limpieza que existe, comparado con la capital, que es una pena, que se queda atrás en innovación, conservación (exceptuando el casco histórico pratimonio de la UNESCO) y limpieza, pues por donde quiera se encuentran basuras, residuos y cacas de perro, en este último caso con unas buenas multas se podría concienciar a la gente y ponerles papelaras claro. En la zona oriental no se ve casi basura, porquerías ni animales muertos como en La habana