ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La estabilidad funcional de las aulas anexas es fundamental en la preparación práctica de los estudiantes. Foto: Miguel Febles Hernández

CAMAGÜEY.—Más de cuatro mil jóvenes de esta provincia, recién egresados de noveno grado, ingresarán en septiembre próximo a la enseñanza técnico-profesional (ETP) para formarse en 53 especialidades que responden a los programas actuales y perspectivos del de­sa­rrollo económico y social del territorio.

Esa cifra, que representa el 58 % del total de alumnos que acaban de culminar la enseñanza media, marca la tendencia de los últimos años de potenciar, a través de la formación vocacional y la orientación profesional, el re­conocimiento a la labor de los técnicos de ni­vel medio y los obreros calificados.

De esta manera, durante el próximo calendario docente la matrícula en este tipo de educación superará en Camagüey los 9 800 alumnos, distribuidos en 19 institutos politécnicos, tres centros mixtos y cinco escuelas de oficios, con prioridad para las carreras vinculadas con el sector agropecuario y la construcción civil.

Por su ubicación geográfica, de varios centros de la enseñanza técnico-profesional se espera igualmente una contribución sustancial en la preparación de la fuerza calificada necesaria para respaldar el proyecto turístico en marcha en la cayería norte de esta provincia y en la playa de Santa Lucía.

Tal es el caso de los institutos politécnicos Mario Herrero Toscano, de Nuevitas, y Da­go­berto Rojas Montalbán, de Esmeralda, cu­yas edificaciones son objeto hoy de reparación capital, incluso con la participación de los propios estudiantes, sin detener el proceso docente-educativo.

Especial atención se presta en ambas instituciones al adiestramiento de los muchachos y las muchachas en las familias de las especialidades de construcción civil, electricidad y me­cánica, de las cuales se espera en fecha no lejana el primer aporte laboral durante la fase constructiva en los cayos.

Es propósito del claustro de este tipo de enseñanza, integrado también por especialistas de la producción y los servicios, elevar la calidad de la preparación de los alumnos, sobre todo en el orden práctico, para lo cual se incrementa el número de aulas anexas ubicadas en talleres, unidades empresariales y cooperativas.

De su estabilidad funcional y la manera en que se organiza la estancia de los jóvenes en las entidades, aseguran los directivos de la ETP, dependerán las motivaciones y el interés de estos por las carreras y los oficios escogidos y, finalmente, su vinculación y permanencia en el universo laboral del territorio.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Justo Gonzalez dijo:

1

17 de julio de 2015

14:27:57


Adelante Cuba y su juventud, que son el future. No hay quien los detenga. Saludos.