ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El canal magistral que conduce el agua de 11 presas hasta el macizo arrocero de Pinar del Río, el tercero más grande del país, nunca antes se había quedado seco. Foto: Ronald Suárez Rivas

PINAR DEL RÍO.—Cuentan que nunca estuvo así, que ni en los años más duros, el agua había desaparecido de su cauce.

Pero hasta el canal magistral, que abastece el tercer macizo arrocero más grande del país, ha sucumbido ante una cruenta sequía, que por primera vez ha dejado al descubierto su fondo de barro cuarteado por la sed.

“En estas condiciones, jamás lo habíamos visto”, asegura Eduardo Salgado, un hombre con más de 30 años de servicio en la Empresa Agroindustrial de Granos (EAIG) Los Pa­lacios.

Lo peor es que se encuentra en esa situación desde hace un buen tiempo. Yoel Ribet, director general de la entidad, afirma que la última vez que se recibió algo de agua de los embalses fue el 23 de abril.

Ante esa realidad, la situación no puede ser más crítica, al punto de que hoy se manejan múltiples variantes para mantener ocupada la fuerza de trabajo y buscar ingresos para la empresa con otros cultivos que demanden menos riego, como el boniato, el frijol, el maíz y el sorgo.


DE MAL EN PEOR
Tras varios años de crecimiento sostenido, gracias a la puesta en marcha de un programa para el desarrollo arrocero, el 2015 debió marcar el despegue definitivo de esta importante actividad.

Un primer estimado había fijado en 24 500 hectáreas la superficie a sembrar, y una producción de 38 000 toneladas del cereal listas para el consumo.

Sin embargo, la escasez de agua en los em­balses obligó a reajustar los planes. “Te­nien­do en cuenta lo que tenían las presas, y el com­portamiento promedio de las precipitaciones, se decidió contratar solo 16 100 hectáreas, y renunciar a 11 000 toneladas de arroz”, explica el director de la EAIG.

Aun cuando ello implicaba la reducción en un tercio de la cosecha, la parte más grave estaría por llegar.

La escasez de agua hizo que la campaña de frío (7 500 hectáreas) registrara rendimientos muy ba­jos, con unas 10 000 toneladas menos de lo previsto.

Como si fuera poco, de las 8 600 hectáreas a cultivar en primavera, solo se pudieron plantar 1 039 en el mes de marzo, y todas tuvieron afectaciones.

Alexis González, director de la UEB Agrí­co­la Vueltabajo, una de las estructuras productivas que conforman el macizo arrocero, afirma que su unidad llegó a tener preparadas 530 hectáreas, incluso con una aplicación de herbicida, pero al no aparecer el agua, no se pudieron utilizar.

“Ni en abril, ni en mayo, ni en junio fue posible sembrar en toda la provincia, por la persistencia de la sequía”, coincide Yoel.

MEDIDAS DE CONTINGENCIAS
En medio de un panorama extremadamente complejo, el director de la EAIG comenta que con la poca agua que queda en dos embalses, se autorizó la siembra de 864 hectáreas en lo que resta del mes de julio.

“Estamos trabajando en ellas con todo el rigor del mundo, con el propósito de obtener semillas que den garantía para asumir la cosecha del 2016, en caso de que se repongan las presas”, dice.

Paralelamente, se buscan alternativas para más de 1 000 personas que, ante la drástica reducción de la campaña, han quedado sin contenido de trabajo.

“Una parte ha sido reubicada en la Empresa de Tabaco de Consolación del Sur, para apoyar las labores de beneficio de la hoja en escogidas y despalillos.

“Otros se encuentran en la producción de carbón, o preparando tierras para emplearlas en cultivos de secano o que demanden poca agua”.

Ya no se piensa en extender el periodo de siembra de primavera, como se pretendía hace algunas semanas, a la espera de lluvias que cambiaran la situación.

“Hoy la prioridad es crear las condiciones para la campaña de frío, porque este año ya está perdido”, lamenta Yoel.

Al mismo tiempo, previendo que las condiciones climáticas se mantengan —como sugieren algunos pronósticos—, asegura que se ha preparado una estrategia de contingencia, que comprende el incremento del área dedicada a otros granos como el frijol, y de viandas y hortalizas como el boniato y el tomate, con el propósito de generar ingresos, y de ga­rantizar empleo para los trabajadores agríco­las, operadores de maquinarias, de los secaderos y los molinos.

Para una entidad que en el 2015 solo alcanzará a producir alrededor de un 30 % de lo que ya era un plan reajustado, no queda otra salida mientras persista la sequía y el canal magistral que alimenta sus campos permanezca vacío, con el fondo cuarteado por la sed.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Nayais dijo:

1

10 de julio de 2015

07:14:43


La situacion de la sequia esta afectando gravamente al pais, y al decir asi me refiero en particular a las personas que en el habitamos.Es deprimente la situacion del agua, y va de mal en peor.Cada vez que ponen una foto de alguna presa donde se dice que e agua nunca fallo ni en los tiempos ms duro, se me oprime el corazon, porque es facil no tener electricidad, pero es imposible vivir sin agua.En mi povincia Gtmo se hacen colas inmensas en lugares donde llega un fino ¨chorrito¨ .Es triste,,,,, de verdad que si.....espero que surja un milagro porque si no.........¿?¿?

El Ninja dijo:

2

12 de julio de 2015

19:45:04


En santiago de cartagena, provincia cienfuegos hay un embalse de 40 millones de metros cubicos, esta agua es usada para abastecer un plan arrocero en amarillas otro consejo popular de cienfuegos, el agua viaja por un rio a una distancia de mas menos 30-40 kilometros, en esa trayectoria se pierde mas de la mitad del agua enviada, ahora lo curioso es que frente al aliviadero de esa presa hay una buena cantidad de caballerias de tierra perdidas en marabu, estoy seguro que errores como ese o barbaridades se cometen en muchos lugares del pais, asi el agua claro que se tiene que agotar.

Xmen dijo:

3

12 de julio de 2015

21:34:05


Debemos de estremar las medidas de ahorro en los hogares y centros de trabajos, esta sequía es en todo el país, por aca en Ciego de Ávila esto se está poniendo feo, espero que la naturaleza nos ayude, se que le debemos mucho y no los esta cobrando pero tengo la esperanza de que llegue pronto del cielo el preciado líquido. Salu2