ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Mensaje alegórico a la fecha, intencionalmente válido para todo el año. Foto: Pastor Batista

LAS TUNAS.—Esta provincia, co­mo el país entero, trans­pira cada vez más am­biente de Primero de Mayo, a me­­­dida que se aproxima ese día, celebrado año tras año por tra­bajadores de todo el mun­do.

A pocos días de que avenidas y plazas vuelvan a ser tomadas por interminables, ale­­gres y patrióticas marchas de pueblo trabajador, podría pa­recer que los preparativos se circunscriben o se concentran úni­­camente en las es­truc­­turas de dirección del mo­vi­­miento obr­e­­ro, desde su más alta instancia hasta las se­c­ciones de base.

No es exactamente así. Si bien en toda Cuba la Central de Tra­­bajadores de Cuba (CTC) “afi­­na” su pu­n­tería pa­ra organizar del mejor modo po­­sible esa jornada, también es cierto que en la sociedad reinan visibles ex­pectativas.

Aquí, por ejemplo, llaman positivamente la atención los trabajos que tienen lugar para mejorar la pavimentación y el entorno general en la explanada de la Plaza Mayor Ge­ne­ral­ Vicente García González y en ar­terias por donde fluirán miles de tu­neros hacia la tribuna central, este Primero de Mayo.

También circulan por la ciu­dad ómnibus de trans­por­te urbano con te­lones y car­teles alusivos a la fe­cha, y no es casual que los azucareros —se­leccionados para abrir el des­file— arrecien a punta de cañaveral y de central para acercar más y más re­sul­tados a la cima del plan de pro­ducción comprometido con la eco­no­mía cu­ba­na en la pre­sente con­tienda.

Otro evidente indicio acerca del “ambiente” que prevalece, está en las motivaciones que el desfile despierta en casi 10 000 tuneros acogidos a mo­dalidades de trabajo por cuenta propia, quienes se sa­ben con total derecho a hacer su­ya la convocatoria y estar pre­sentes, junto a sus familiares, en todas las actividades del Pri­mero, tal y como reitera Ele­na Chá­guez Ley­va, secretaria general de la CTC en el territorio.

Como en toda Cuba, las re­cientes jornadas han sido de ho­menaje, de preparativos e in­ter­cam­bio en todos los sectores, sin dis­tinción de generaciones. En­tre el 25 y el 30 el ma­yor accionar está en los co­lectivos laborales. Los habitantes de casi un centenar de poblados y asentamientos nada ten­­drán que en­vi­diarles a quienes avan­cen sobre la Plaza Vicente Gar­cía.­

La admiración por 18 mé­dicos que desafiaron el ébola en tierras africanas y dignificarán la tribuna esta vez, o el or­gulloso alivio de sa­ber entre nosotros a los Cinco, generan aliento y refuerzan motivaciones para desfilar primero y festejar en sano ambiente después.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.