ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Jorge Rodríguez (derecha), saluda al primer vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Foto: Yaimí Ravelo

“Cuba no le fallará ni a Venezuela ni a América Latina”, aseguró el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, luego de concluir el acto de entrega a las autoridades venezolanas de 3 039 567 firmas cubanas demandando al presidente Barack Obama que derogue su orden ejecutiva en la cual califica injustificadamente a Venezuela de ser una amenaza inusual a la seguridad nacional de EE.UU.

“Nadie puede pensar que en un proceso de normalización de relaciones en que tratamos de avanzar con los Estados Unidos se va a condicionar nuestro apoyo y solidaridad a la hermana República Bolivariana de Venezuela”, enfatizó el igualmente miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista y añadió: “Si agraden a la Patria de Chávez, nos estarán agrediendo también”.

Díaz Canel valoró la amistad y la hermandad forjada entre los dos pueblos en una historia, basada en la manera en que los presidentes Hugo Chávez, Fidel Castro y Nicolás Maduro “han buscado la unidad entre ambas revoluciones, asentadas en el principio de la solidaridad, comprometiéndonos con las causas de nuestros pueblos y con la Revolución para la América Latina y el mundo”, puntualizó.

Para el Vicepresidente, la normalización de las relaciones debe alcanzarse cuando se excluya a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, porque “nuestros médicos y maestros laboran en todo el mundo, no enviamos soldados”.

A su vez debe resolverse la situación financiera de la oficina consular cubana en Washington, que no dispone de una agencia bancaria para las transacciones, y debe cambiar la actitud de los diplomáticos norteamericanos que han convertido la Oficina de Intereses de EE.UU. en La Habana en un centro de subversión política-ideológica.

En una segunda etapa debe eliminarse la política de bloqueo económico, devolverse el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval de Guantánamo, cesar de las transmisiones ilegales de radio y televisión con carácter conspirativo contra la Mayor de las Antillas y crear mecanismos de compensación al pueblo cubano por los daños ocasionados por el permanente hostigamiento de sucesivas administraciones norteamericanas.

“Hablamos de un proceso muy complejo, por lo tanto, nosotros lo vemos de manera positiva, con la intención de avanzar y alcanzar metas superiores, pero consideramos que va a demorar tiempo”, dijo.

JUNTO A VENEZUELA

Médicos venezolanos, quienes cursan su Residencia en Medicina en la Isla, ratifican su respaldo a la Revolución Bolivariana. Foto: Yaimí Ravelo

En cinco días, el pueblo cubano se movilizó con agilidad para reafirmar su incondicional apoyo a la Revolución Bolivariana con el propósito de hacer llegar sus firmas al presidente estadounidense Barack Obama durante la VII Cumbre de las Américas, con sede en Panamá, los días 10 y 11 de abril.

El Héroe de la República de Cuba, Fernando González, vicepresidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), entregó a Jorge Rodríguez, jefe del comando de la campaña “Venezuela no es una amenaza, somos una esperanza y no está sola, está acompañada por el pueblo latinoamericano”, los libros de firmas autentificados por las organizaciones que conforman la Sociedad Civil de la Isla caribeña.

“Nuestro país, que por más de 50 años ha experimentado el odio de sucesivas administraciones norteamericanas por defender el derecho a decidir nuestro propio destino, desde el mismo inicio ha dejado definido firmemente en todos los foros su posición de respaldo y apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro”, expresó Fernando González en el acto en el que estuvo presente José Ramón Balaguer, jefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del PCC; la diputada Kenia Serrano Puig, presidenta del ICAP; Alí Rodríguez Araque, embajador venezolano, y Adán Chávez Frías, gobernador del estado de Barinas.

González fustigó la calificación de la Revolución Bolivariana como una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, y consideró que ese decreto estadounidense ratifica la política hostil e injerencista que desde la Doctrina Monroe (1823) hasta la actualidad, han aplicado los gobiernos norteamericanos contra los pueblos libres y soberanos de América Latina.

Por su parte, Jorge Rodríguez, también dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela significó: “Venezuela es un país pequeño pero digno, pacífico pero firme, un país que en 200 años de historia republicana jamás ha enviado ejércitos o tropas para agredir a ninguna otra nación del mundo”, y recordó que Estados Unidos ha invadido y agredido a más de 92 Estados.

Inmediatamente Nicolás Maduro publicó en su cuenta en Twitter su total gratitud al pueblo cubano por la defensa a la soberanía de Venezuela. “En nombre de la patria de Bolívar y de Chávez les doy nuestro agradecimiento a Cuba, a Fidel, a Raúl, por todo su apoyo. Somos Patria Grande”, según destaca su cuenta @NicolasMaduro.

OPINIONES DEL PUEBLO

El doctor venezolano Yoenglis Mercado Medina, que cursa la especialidad de Pediatría en el hospital habanero Juan Manuel Márquez, expresó a Granma Internacional: “Nos sentimos bien agradecidos del apoyo que brinda el pueblo cubano a Venezuela en este crucial momento de la historia. Ya Obama siente el fracaso de su campaña, vio que el mundo le da la espalda, quedaron solos. Venezuela recibe un respaldo importante no solo de Cuba, sino que se han unido muchos países contra las acciones injerencistas de Estados Unidos”.

Su compatriota, el médico Isidoro Brito Tabares, procedente del estado de Bolívar y también residente en Pediatría consideró: “En pocos días hubo una disposición inmediata a estampar firmas y eso demuestra unidad. De Cuba siempre hemos recibido solidaridad en sectores tan importantes como la educación y la salud. Las relaciones entre estos pueblos son muy estrechas. En eso influye el legado de Hugo Chávez, quien nos hizo ver la solidaridad como el principio de esperanza y unión. Seremos hermanos de una misma familia”.

La doctora Ana Gineth Morales Fuentes, procedente del municipio de Heres perteneciente al estado venezolano de Bolívar, dijo ser beneficiada de la solidaridad con Cuba mucho antes de la llegada del Gobierno de Hugo Chávez, porque vino a la Isla en 1982 para atenderse una patología en una rodilla, a partir de ahí cursó la Secundaria, el Preuniversitario y la Universidad.

“Cuba cambió mi vida personal y familiar. También mi entorno y en lo que me ha definido como un ser social y político. Me sumé al proceso bolivariano desde la llegada a la Presidencia de Hugo Chávez. Contaba con un bagaje cultural aprendido en esta tierra cubana y lo puse a disposición de mi Revolución. He trabajado como médico en diferentes tareas y me siento una luchadora social”, afirmó.

“Mucho antes de que iniciara el proceso bolivariano nuestro pueblo recibió la solidaridad cubana a través de la atención médica, de las becas gratuitas a jóvenes y otras muchas iniciativas. Cuba se ha destacado en la solidaridad hacia nuestro pueblo. Sabemos que van a continuar apoyándonos y no estaremos solos”, subrayó.

En el sexto año de la facultad de medicina del Hospital Calixto García, en La Habana, estudia la joven cubana Ivette Arozarena. Comentó que se prepara en un curso de habilitación en Endoscopía para prestar servicios en Venezuela, siente el orgullo de ser la continuadora de las misiones médicas prestadas al pueblo sudamericano y aseguró: “Yo también plasmé mi firma por el derecho a la dignidad, la soberanía e independencia de la región”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.