ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

¿Perviven manifestaciones del racismo en nuestra sociedad? ¿Cuá­les son sus causas? ¿Cuánto hemos avanzado? ¿Cuánto nos falta? ¿Cómo debemos enfrentar este fenómeno? El tema del Ra­cismo será puesto este viernes sobre la Mesa con la participación de reconocidos intelectuales cubanos.

Cubavisión, Cubavisión Internacional y Ra­dio Habana Cuba transmitirán este programa a las 7 de la noche y el Canal Educativo lo retransmitirá al final de su emisión del día.


COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Yasser García Escalante dijo:

1

20 de marzo de 2015

10:34:52


El Estado cubano está totalmente despojado de manifestaciones de racismo, pero no la sociedad. Ya no existen discriminaciones de este tipo con relación al desempeño profesional, pero sí con respecto a las relaciones de parejas y a las conductas antisociales. Soy juez profesional del Tribunal Municipal Popular de Artemisa y he visto tantas pertsonas de raza negra como blancas comparecer como acusadas de hechos delictivos relacionados con las indisciplinas sociales, y otras conductas contrarias a las normas de convivencia social; sin embargo, escuchamos en las calles, cuando se comenta sobre un determinado hecho antisocial o delictivo, cómo se expresan frases peyorativas con relación a la raza del autor de tales sucesos en los casos en los que pertenezaca a la negra. Creo que se debería, mediante los medios de difusión masiva, informar a la población sobre las estadísticas relativas a las malas conductas en las que se desglocen por razas las perosnas que poseen estas y así hacer entender a la ciudadanía que ello no lo determina el color.

Tania dijo:

2

20 de marzo de 2015

11:01:00


En Cuba se ha luchado mucho contra la discriminación racial y oficialmente se han dado oportunidades para todos, sin embargo en las mentes de algunas personas aún sigue prevaleciendo el racismo y otras manifestaciones de rechazo a las personas.El racismo es un crimen de odio, como lo pueden ser otros crímenes contra las personas de diferente religión, orientación sexual, discapacidad etc. Debería estar penalizado en todos los países.

fernando lopez dijo:

3

20 de marzo de 2015

11:57:40


Pienso que este fenomeno, que en los ultimos anos veo que se le ha dado un poco de muestras de interes publico, tiene mucho oque ver con la mentalidad, claro que podria ser comprensible, teniendo en cuenta que el negro fue discrminado por anos en nuestro pais, llego como esclavo y vivio asi de por siglos, solo una Revolucion como la nuestra ELIMINO este viejo rezago, reitero como alguien senalo, persiste en la mente de algunas personas, mas que todo, que ademas se dejan "arrastrar", especialmente en cierto inframundo, donde incluso cre oque se autoestimula. Si mas se habla, mas persiste, creo que hay que dejarse un poco de estas "comparaciones" que suelen hacer mucho mas dano y que despues hasta son "aprovechadas" incluso para estimular conductas, no solo de tipo social, sino ademas politicas, hasta cierto grupusculo por ahi suele meterse en asunto de "defensas" de la gente por el color. Yo que tengo la piel oscura, me senti discriminado en mi infancia por ese color, sin embargo cuando l propia revolucion arraigo en mi, mas la conducta de mi propia familia que yo, como individuo, como persona, como ser social, era exactamente igual que los demas, esa barrera quedo cuasi en el olvido. Reitero que a veces "traer y arrastrar" algunas ideas que tienen un caracter minoritario incluso puede ser hasta peor, porque hace renacer lo que casi se creia muerto. Desgraciadamente suelen haber expresiones, que dan la impresion de un fenomeno rascista y que las mas de la veces tienen que ver con bromas de mal gusto, o sloganes sin sentido, atajarlas, eso si es importante.

Yeini dijo:

4

20 de marzo de 2015

14:13:39


La persona racista no puede ser Humano, el mundo sería mejor sin ellas, todos somos iguales, yo digo no a la discriminación racial.

Osvaldo Cardenas Junquera dijo:

5

20 de marzo de 2015

14:45:33


Creo que el Gobierno Revolucionario de Cuba, ha hecho más esfuerzos por resolver el problema del racismo contra los ahora llamados afro descendientes que ningún otro en la historia de nuestro país o el Hemisferio Occidental y que el racismo institucional y las formas más abiertas y groseras del racismo han sido resueltas, aunque algunas están resurgiendo, pero es lógico que sea así y no debemos darnos por satisfechos ya que para ello hicimos una Revolución y nuestro pueblo ha sabido defenderla hacienda grandes sacrificios y sufriendo agresiones y enormes amenazas. El problema radica en que en primer lugar el racismo no ha sido suficientemente estudiado y mucho menos debatido en nuestra sociedad, entre otras razones por el temor a tratar un tema delicado y poco comprendido en su magnitud, alcance e incluso en su propia naturaleza por la mayoría de los cubanos. Por tanto celebro la iniciativa de llevarlo a la Mesa Redonda y espero que este sea un paso en la dirección de propiciar una mayor información en los medios de difusión y un mayor debate a todos los niveles sobre el mismo, no creo que haya nada a que temerle y lo que nos hace daño es ocultarlo o marginarlos, la Revolución no creo el racismo, pero tiene el deber histórico de eliminarlo para siempre en nuestra tierra. El racismo es en primer lugar una relación de poder, es decir los colonos españoles blancos sometieron a la brutal esclavitud a los esclavos negros traídos de África y al paso de los siglos, negros, mulatos y blancos llegaron a creer porque además así lo explicaba el régimen colonial, que esas diferencias eran naturales, que los negros eran seres inferiores una especie de humanoides, carentes de intelecto y espiritualidad, movidos por los instintos, agresivos y salvajes. La pobreza, la marginalidad y falta de esperanza en la que Vivian, se atribuía al color de su piel y sus rasgos morfológicos. Por ello el racismo no es cuestión de que a los blancos o a muchos blancos no le gusten los negros o los llamados mulatos, sino que a muchos negros y mulatos tampoco les gusta su africanidad, no les gusta su color, su apariencia, su pelo, sus labios gruesos o bemba como se le denomina despectivamente, es decir que el racismo asimilado por negros y mulatos los llevo a odiarse y rechazarse a sí mismo y todo ello favorecería “el blanqueamiento”, es decir tratar de blanquearse por todos los medios, si era suficientemente cercano a los bracos “un mulato blanconazo”, pasar por blanco, si no casarse con uno más claro y más próximo a “lo blanco”, la historia étnica de Cuba está determinada por la superioridad de los blancos que han estado representado desproporcionadamente en los grupos de poder que han dominado el país desde que Colon desembarco hasta nuestros días, y el esfuerzo de los mulatos por pasar por blancos y los negros por llegar a ser por lo menos mulatos. Es ese trasfondo psicosocial, una de las razones que nos predispone para aceptar las manifestaciones evidentes y dolorosas de racismo como normales, salvo que excedan ciertos límites, así llegamos a un hotel especialmente de cinco estrellas (aunque hay algunos cambios) y a todos los empleados que vemos son blancos o todos los que vemos en funciones relevantes (no los que limpian, son porteros, maleteros, etc.), son blancos, nos parece normal y si llega a una prisión y el 75% de los presos son negros, también nos parece normal; pues déjenme darles la noticia que no es normal y es más terrible que ello siga existiendo a más de medio siglo de haber declarado el socialismo en Cuba. Es cierto que en la actual Asamblea Nacional del Poder Popular y también en el Comité Central del Partido creció de manera importante el numero de negros y mujeres, yo soy de los que sigue esperando que ese camino se siga con los órganos de dirección del partido y el poder popular a todas las instancias, incluyendo al Consejo de Estado y Consejo de Ministros; pero aun estas son medidas que toma una dirección política preocupada por el tema en cuanto se distraen con otra cosa volvemos a lo mismo, hay que cambiar la mentalidad y la cultura, colonial y esclavista que de forma recreada se expresa en estas manifestaciones, hay que dedicar mas esfuerzos en dar a conocer nuestra historia y despojarla de las reminiscencias de la historiografía burguesa que aun predomina en algunas interpretaciones de nuestro pasado, para entender nuestro presente y tener mejores posibilidades de forjar un futuro exitoso para nuestros descendientes. Hacemos un censo y los resultados indican una proporción racial que todos sabemos que no es verdad, como lo indica un elemento simple: de nuestro país han emigrado después del triunfo revolucionario alrededor de dos millones de personas, en su inmensa mayoría los que se fueron son ‘blancos’, pero la proporción racial no varió, yo desafío a que alguien brinde una explicación racional sobre esto, la única que se me ocurre es que en dicho proceso, muchos mulatos pasaron al bando de los blancos y algunos negros al de los mulatos, porque sabemos que el estatus social, el lugar en que se vive, el nivel educacional, etc. “blanquean”, hay hasta chistes sobre ello. En fin que el fondo del problema racial es el acceso a los recursos y como estos se distribuyen, quien trabaja donde, quien manda, donde vive cada uno, a que escuela va cada uno, cual es el nivel de ingreso y el acceso a los bienes y recursos de cada grupo. Claro esto se complica más aun ahora al introducir elementos de mercado en nuestra sociedad, que no solamente son necesarios, sino saludables. En esas circunstancias se deben crear también mecanismos para proteger a los sectores mas vulnerables de la sociedad, porque ha sido precisamente la crisis económica que ha afectado nuestro país en las últimas dos décadas, la que ha exacerbado estas y otras diferencias y erosionado muchos de los mecanismos que en el pasado protegieron a los mas vulnerables. Claro tendremos que luchar contra las secuelas del racismo, en un país muy espiritual y creyente, donde la santería, el palo, el espiritismo y muchas otras cosas son dominantes, el discurso oficial sutilmente insiste en que este es un país predominantemente católico y eso nunca ha sido verdad en nuestra historia. Pero insisto en que hay que rechazar la supremacía blanca que lamentablemente mantienen muchos cubanos “blanco” y el sentido autodestructivo que subestimación racial y cultural que mantienen muchos “negros”, en un país donde en realidad todos estamos mezclados y es precisamente lo que distingue a nuestra nación y nuestra cultura.