ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Vital por su calidad para importantes empresas y otros destinos, la sal de Puerto Padre se afinca y pide luz verde. Foto: del autor

Puerto Padre.— Tras haber “enderezado” finalmente la torcida tendencia que empezó a delinear el pasado año, los trabajadores de la Unidad Em­presarial de base Salina Puerto Padre inician este 2015, aptos para seguir respondiendo a solicitudes y urgencias del país.

Digno de tener presente fue el empeño que permitió realizar en un semestre el trabajo de nueve meses, eliminar un inmerecido atraso que nada bueno pronosticaba para la economía y, sobre todo, satisfacer las rigurosas entregas contratadas con la Empresa Elec­tro­quí­mica de Sagua la Grande, sin que el país tuviera que acudir a compras en el exterior.

Según explica Senén Lorchen Manresa Téllez, director en funciones de la UEB, habituado a trabajar duro, ese colectivo hizo posible el cumplimiento del plan de elaboración (aunque la sal fina no llegó a lo previsto), así como exceder en unas 5 300 toneladas lo programado operativamente en extracción.

Todo indica, sin embargo, que viejos nudos continúan restándole oxigenación a esa entidad asentada en el litoral norte de este territorio.

A diferencia de lo que hubiesen deseado directivos, especialistas, obreros e incluso clientes, enero ha abierto sus puertas con 1 580 toneladas de producto bostezando en los almacenes, por irregularidades con la transportación.

Tal realidad —que “embotella” el flujo tecnológico y productivo, afecta la comercialización  e inquieta y perjudica a los obreros— es expresión de un fenómeno que se manifestó en mayor o menor grado durante todo el año, si se tiene en cuenta que hasta la salina apenas llegaron 376 casillas de ferrocarril, de las 576 convenidas, con la consiguiente inmovilidad para unas 12 000 toneladas del producto.

Ante aquella situación, y aunque se conocen las limitadas o insuficientes disponibilidades de casillas, se formuló una demanda el pasado año, que finalmente procedió a favor de la salina, con indemnización incluso para la empresa. Pero, como razona Senén, esa no es la mejor solución, sino contar a tiempo con el transporte, de manera que fluya el proceso y no resulten perjudicados ni los trabajadores de la UEB ni la economía.

Enero no ha empezado emitiendo señales de cambio. Solo el día 7 se pudo disponer de la primera casilla. Eso complica el panorama, pues entre la sal que “esperó” el año nuevo almacenada allí y el plan del presente mes, habrá que sacar más de 3 200 toneladas, lo que demanda unas 54 casillas: cifra lógicamente superior a las programadas.

A pesar de tales expectativas, la fuerza laboral no pierde ánimo… aunque en verdad tampoco quiere “ganar” atrasos ingratos, como los que signaron a los primeros meses del extinto 2014.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

edo dijo:

1

14 de enero de 2015

08:21:58


Interesante el artículo sin embargo pienso yo que en el mercado interno debería tambien de ponerse a la venta no solo la sal fina, sino tambien una sal cruda de buena calidad. La sal fina le hace mucho más daño al organismo que la sal cruda. La sal cruda tiene unos 80 componentes que el organismo utiliza en su totalidad mientras la sal fina tiene solo 2 o tres (El cloruro de sodio, el Iodo y la que venden en las TRD tiene un componente adicional en resumen 3 de 80). Intente usted ponerse en la boca sal fina por 20 minutos a ver que pasa... la escupes enseguida, es insoportable y quema la lengua. Haz lo mismo con sal cruda y verás que el resultado es diferente, la puedes soportar por un tiempo mas largo. Ahora imagina todo ese mismo proceso dentro del organismo. Gracias a que cuba es un país alargado y estrecho, sino por el deficit de los otros componentes estubieramos en problemas de salud bastante graves por no ir a la playa (pero como molesta el sol), ya que cuando se va a la playa el organismo estabiliza los niveles necesarios de las diferentes sales que tienen en deficit en la alimentación. O por que cree usted lector que se le adiciona el Iodo a la sal de regreso... y este es solo un caso a saber cuantas enfermedades más están provocadas por este problema. No piense usted que este es un problema de Cuba. Este es un problema a nivel mundial. Consuma sal cruda y no refina que le hace un daño considerable a la salud. saludos

Anar dijo:

2

14 de enero de 2015

08:40:45


tenemos sal, nuestra, muy nuestra, nada de importaciones, nuestra sal, sabrosa, nutritiva, sin químicos raros. Hoy es día de buenas, el plan de viviendas en Santiago y esto de la sal, me siento bien, si siguen las buenas noticias entonces sí que me creo que llegaremos al 4% planificado en el crecimiento de la economía, pero que sean noticias así, palpables, que ya el pueblo tiene vistas, no globos, mucha verdad, esto da ánimos y esperanza, hacer las cosas nosotros, con nuestro esfuerzo, levanta el ego, de una manera que nadie es capaz de imaginar, así me gusta utilizar a toda nuestra gente inteligente, capaz, trabajadora y con ganas de hacer y sobre todas las cosas, no esperar que nos caigan del cielo, ni que nadie nos regale nada, no ser PICHONES, me hace feliz que logremos cosas. Ahora evitar los incumplimientos en las entregas. Este año al parecer va con buen pie.

Jglez dijo:

3

14 de enero de 2015

16:19:20


perdóname la frase aunque no es farta de respeto, es increíble cuando se lee un comentario con relación a la producción de sal en nuestro país, que la población tenga que acudir a tiendas recaudadora de divisa para obtener sal y que el país rodeado de mar le este faltando la sal a la fabrica de sagua y a la población., creo es hora ya de tomar medidas y dejar las indolencias de la farta de previcion de las cuestiones que no se devén dejar de escapar y que afectan a la población y la producción en determinadas fabricas. gracias.

Platano Fongo dijo:

4

14 de enero de 2015

18:24:16


Interesante noticia de que ha habido que traer la sal de extranjia en otras oportunidades.

Ernesto dijo:

5

14 de enero de 2015

19:09:27


Verguenza deberia darnos si hay que importar sal a Cuba