ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El Crucero MV Explorer atracó en la Bahía de La Habana por decimosegunda ocasión para que los pasajeros a bordo reciban conferencias sobre historia, política y desarrollo científico cubano, disfruten de veladas culturales y visiten varias provincias occidentales.

Los versos de Jonh Lennon en su canción Imagine ofrecieron la bienvenida en la Colina Universitaria a los 625 estudiantes y 42 docentes de casi 300 academias del mundo, quienes mantienen sus programas educativos en la travesía, auspiciado por la Universidad de Virginia, en Charlottesville, y administrado por el Instituto de Estudios a Bordo.

El rector de la Universidad de La Habana, Gustavo Cobreiro, a la llegada del barco a la Terminal de Cruceros del puerto capitalino, explicó que intercambios académicos y culturales de este tipo contribuyen a acercar a cubanos y estadounidenses, y a que la realidad de Cuba se conozca de primera mano.

Entretanto, el decano de la presente edición de Semestre en el Mar, Dave Breneman, comentó: “Cuando joven, muchos compañeros de estudio admiraban el trabajo de Fidel Castro como líder de un movimiento revolucionario y sentimos tristeza de que durante tanto tiempo pueblos tan cercanos desde el punto de vista geográfico nos hayamos distanciado”.

En una visita realizada al proyecto comunitario Casa del Niño y la Niña, Granma Internacional conversó con varios viajeros. La italiana de 19 años, Francesca Maviglia explicó que partieron de Londres el 23 de agosto y luego visitaron Rusia, Polonia, Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Portugal, España, Marruecos, Italia, Brasil, Barbados y Cuba, algunos países por dos ocasiones en ciudades diferentes.

Dijo sentirse emocionada. “Tengo muchísimo interés en la política y la historia de este país, en sus instituciones y en la cultura. La experiencia con la Universidad de La Habana fue extraordinaria porque programaron muchas actividades para nosotros. Nos han explicado todo lo que acontece en esta sociedad, y nos provocaron a realizar preguntas. Me encantó intercambiar con los estudiantes cubanos.

“Con ellos comprobamos lo aprendido en el barco durante cuatro días porque dos profesores nos impartieron conferencias en el trayecto de Barbados a La Habana, quienes explicaron del funcionamiento electoral, del ingreso a la educación superior y del sistema educacional con acceso para todos los ciudadanos sin distinción. Con los estudiantes platicamos acerca de cómo deben enfocarse la enseñanza, de la situación global en la actualidad, el desarrollo de la economía en los próximos años, de las relaciones políticas entre los países, hablamos mucho de justicia social y su significado para culturas diferentes. Me asombró el nivel intelectual de esos jóvenes”.

La bosnia Leila Dervisevic, estudiante de tercer año de Ciencias Políticas del colegio de Westminster, de 21 años, dijo amar a Cuba desde la infancia porque le gusta bailar salsa y desea aprender el idioma español. Sus padres simpatizaron con la Revolución y le relataron de las medidas tomadas para el mejoramiento de la calidad de vida para el pueblo, por ellos conoció de las hazañas de Fidel Castro y Ernesto Che Guevara.

Afirmó que volverá a Cuba porque no tiene la ciudadanía americana y eso le permitirá no tener restricciones para viajar como lo prohíben las leyes del bloqueo impuesto por Estados Unidos desde 1962.

Roberto Drilea, de Rumanía, dijo le asombra la participación de los jóvenes en el proceso social de Cuba. Foto: del autor

Su amigo Roberto Drilea, de 21 años procedente de Rumanía y estudiante de 3er año en la facultad de cine en la Universidad de Northwestern, en Chicago, le impresiona cuán enamorado están los cubanos de su propio país, platicó con estudiantes y comprendió el amor y la pertenencia para con el sistema social actual. “Quisiera regresar en seis meses o en un año, porque deseo aprender más del cine realizado en la Mayor de las Antillas”.

El profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Indiana, Jack Bielasiak, de ascendencia polaca, pisa territorio cubano por primera vez y refirió agrado por la hospitalidad de los cubanos, la amabilidad y el trato recibido. Disfrutó conversar con los alumnos y docentes, quienes le hablaron de la historia del país y del gobierno revolucionario.

Desea mayor información verídica de Cuba porque en Estados Unidos lee y escucha noticias distorsionadas y mal intencionadas de la Revolución. Se ha propuesto regresar, pero al ser ciudadano estadounidense las leyes lo pueden sancionar, optará por el intercambio académico entre universidades y trabajará para fundar un programa entre su facultad y algún centro de educación superior de la Isla.

En el proyecto comunitario, los estudiantes conocieron de los derechos de los niños en Cuba, mientras que en la casa de altos estudios aprendieron de la sociedad civil y del protagonismo de la juventud en la construcción del socialismo. También de la actualización del modelo económico emprendida en los últimos años.

Durante su estancia, del 29 de noviembre al 3 de diciembre, los participantes realizaron excursiones a Playa Girón (Matanzas), Pinar del Río, Trinidad-Tope de Collantes (Sancti Spíritus) y Villa Clara; jugaron un partido amistoso de voleibol con jóvenes cubanos, disfrutaron de la presentación con la compañía de teatro infantil La Colmenita y bailaron con la afamada orquesta Los Van Van.

Con una historia que data desde 1964, el Crucero “Semestre en el Mar” llegó por primera vez a La Habana en 1999. En siete ocasiones intercambiaron con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. En el 2004 perdió su licencia de viaje para entrar a la Isla en una restricción impuesta por el gobierno de George W. Bush, y en junio de 2013, la administración del presidente Barack Obama concedió nuevamente el permiso, alegando el desarrollo de un intercambio académico.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Milton Arias dijo:

1

7 de diciembre de 2014

12:10:54


Estoy muy de acuerdo con este intercambio cultural y apoyo la decision de nuestro presidente. Si hubiera mas comprension entre los pueblos viviriamos un mundo mejor.

nelson A. García Cotilla dijo:

2

7 de diciembre de 2014

17:08:08


Estos son los intercambios que hacen que los pueblos se unan para el bien de la humanidad.