ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Despertar vocación, formar sólidamente y garantizar ubicación: tres eslabones básicos para el éxito del proceso. Foto: Pastor Batista

LAS TUNAS.—Aparentemente pequeño (por su estatura), pero grande e incluso “adulto” en la seguridad con que acentúa sus puntos de vista, Richard Fonseca Cutiño agradece y disfruta la preparación que está recibiendo para formarse como obrero calificado en electricidad.

Sus palabras no dejan duda al respecto: “Tengo buenos profesores, entiendo las clases, me gustan las prácticas, me siento bien en el politécnico XI Festival…

Solo un detalle parece inquietarlo, a pesar de que aún transita por su primer año de estudio allí: “Quisiera tener una plaza asegurada y poder trabajar cuando me gradúe. Sobre esa misma preocupación hemos conversado mis padres y yo. Pero tenemos la esperanza de que no habrá problemas”.

Richard, como Irving Ortiz Jiménez (estudiante de mecánica) y miles de adolescentes más, integran la Enseñanza Técnico Profesional cubana (vertiente de marcada importancia en el contexto socio económico actual), por la cual en provincias como Las Tunas optan casi el 60 % de los alumnos que egresan de noveno grado.

De acuerdo con estadísticas de la dirección provincial de Educación, todavía 301 graduados en el 2013 como técnicos medios y 291 obreros calificados están pendientes de ubicación laboral, mientras del 2014 aguardan otros 1 136.

Aunque el asunto no es exclusivo de las Tunas y el empleo final no depende de la Enseñanza Técnico Profesional (ETP), directivos, especialistas y representantes de ella están visitando al 100 % de esos alumnos, en el contexto de acciones muy concretas para viabilizar soluciones, según explica el MSc. Mario Morales, jefe del departamento correspondiente en la provincia. Ese es uno de los asuntos que suele atraer la atención en el análisis que a escala municipal y provincial se realiza cada mes, para “aterrizar” y abrirle paso al convenio firmado con 21 organismos y entidades del territorio.

En opinión de Abiel Merino Cajide, subdirector provincial, esa experiencia ha permitido dar pasos para una mejor determinación de las responsabilidades, articular acciones, integrar fuerzas, cerrar el cerco en torno a problemas que durante años han incidido sobre esa enseñanza, lo cual no quiere decir que todo esté resuelto.

La importancia que reviste este tipo de enseñanza implica que los problemas y sus soluciones se enfoquen de forma integral, por lo que no basta con coordinar mejor la ubicación final de los alumnos en conciliación con las verdaderas necesidades de cada lugar, sino que se requiere fortalecer todos los elementos de la cadena. Ello implica actuar en función de una adecuada formación vocacional de los adolescentes, un otorgamiento de plazas ajustado a la realidad, propiciar una sólida preparación desde el punto de vista profesional una vez insertados en la red de politécnicos y escuelas de oficio, y garantizar un buen desarrollo de la prácticas preprofesionales.

Al parecer ese proceso ha empezado a modelarse mejor mediante la interacción de la secundaria básica con numerosos organismos, el palacio de pioneros, la Escuela Vocacional Militar Camilo Cienfuegos, el Instituto Preuniversitario Vo­cacional de Ciencias Exactas, la escuela formadora de maestros… en función de ingresos con verdadera vocación, que devengan soporte de la retención escolar, que si bien no constituye crisis en la provincia tampoco genera total tranquilidad.

CENTRO DE LA DIANA
La guerra se gana a pie de aula, de laboratorio, de espacio abierto al ejercicio de la práctica. Eso se sabe. Por ello la cobertura total hoy, mediante la fuerza docente requerida, es un primer pa­so.

Y, aunque no alcance los niveles deseados, también la base material ha empezado a mejorar con la entrada de módulos de mecánica, soldadura, ajuste, electricidad, agropecuaria, confecciones textiles, albañilería, dibujo y oficio.

Medios así resultan indispensables para las 48 especialidades que existen en la provincia: 20 de técnicos de nivel medio y 28 para obreros calificados.

De acuerdo con necesidades muy específicas, previamente diag­nosticadas y definidas, se abrieron estudios de calificación en electricidad de mantenimiento industrial, jardinería, mecánico operador de basculador y molino, mecánico operador de casas de caldera y centrífuga, artesanía industrial y técnico me­dio en planificación física, en tanto se perfilan nuevas aperturas para el venidero curso, incluida la vertiente de lucha antivectorial.

HORIZONTE EXTENDIDO
Alumnos, profesores y directivos coinciden al subrayar el creciente valor que pueden seguir teniendo más de 200 aulas anexas, asentadas en empresas, organismos y entidades, por donde rotan más de 4 000 estudiantes.

Téngase presente que no siempre los centros docentes tienen la base material idónea para respaldar una práctica que propicie la adquisición de habilidades en correspondencia con los conocimientos teóricos adquiridos en el aula.

Ese punto de vista es válido incluso para el claustro docente. Según Mario y Abiel, 264 profesores pasan por centros de producción y servicios, mediante una experiencia que permite actualizar conocimientos acerca de procesos productivos y perfeccionar habilidades que luego son transmitidas a los alumnos.

El proceso docente en la Enseñanza Técnico Profesional tunera, ha demostrado que puede continuar perfeccionándose para que el adolescente opte por la especialidad que realmente desea, no abandone estudios, se gradúe con éxito y tenga no solo la ubicación laboral que él y su familia han soñado, sino también la que supuestamente requiere el territorio, si en verdad antecedió una compatibilización para hacer coincidir las necesidades de empresas y organismos con la capacidad de la ETP para formar a los obreros y técnicos en los perfiles, cantidades y con la calidad que ello exige.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.