ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Durante todos estos años Maricela ha sufrido el tri­ple crimen de Posada: primero Carlitos y sus padres después. Foto: del autor

LAS TUNAS.— Es octubre de 1976. Cada pa­so que Carlos da multiplica la intensidad de un dolor que amenaza con hacerle estallar la cabeza.

Apenas puede respirar. Una punzada ar­diente le perfora el lado izquierdo del pecho. No. No puede ser cierto eso del sabotaje contra el avión donde venía Carlitos. Vuelve a morder entre los dientes el grito de desesperación que lleva dentro.

Por fin llega a la casa. “¿Qué te ha pasado, viejo?”, le pregunta su hija. Quizá ni la ciencia tenga explicación, pero en un puñado de cuadras gran parte del cabello se le ha teñido de gris. Nunca Maricela, hermana del mártir Car­los Leyva González, olvidó aquella lastimosa imagen. “Mi padre murió con la muerte de Car­litos —me confesó una vez—. Eran uno solo. No exagero. Eran una sola persona.

“Yo creo que papá presentía la desgracia. Re­cuerdo que días antes de aquel viaje le aconsejó con voz muy dulce y angustiada: Ten cuidado, Chicho; ten mucho cuidado con esos aviones… Y mira lo que sucedió días después, el 6 de octubre”.

De nada sirvieron los más tiernos consejos, ni la insistencia de familiares cercanos y queridos. Muerto en vida, Carlos se negaba a alimentarse, a beber agua. El dolor fue carcomiendo su salud.

Finalmente falleció: una víctima más a la cuenta del terrorista Luis Posada Carriles y sus sanguijuelas internacionales. Con un sufrimiento no menos desgarrador e irreparable vi­vió Gudila González, la mamá de Carlitos. Un infarto cerebral la llevó a permanecer en silla de ruedas. La muerte terminó cargando con ella.

Imposible soslayar en estos difíciles días de octubre la inmerecida angustia (luto) de 73 familias, incluidas 11 guyanesas y cinco coreanas, cuya alegría cercenó en pedazos el terrorismo para sepultar, envuelta en llamas, en el fondo del mar.

Hoy la Escuela de Iniciación Deportiva Es­colar (EIDE) lleva en Las Tunas el nombre de Carlos Leyva González. La sala polivalente (una de las que mejor se conserva en el país, a pe­­sar de su intensa y permanente actividad) honra generaciones con el nombre de Leo­nar­do McKenzie Grant, asesinado también du­rante el crimen.

Los restos de papá Carlos descansan inquietos. Jamás vi su rostro en vi­da, pero lo imagino de estatura más bien pequeña, noble carácter y tierno hasta los huesos.

Por eso cuando paso cerca del viejo aserrío y del ferrocarril, me parece verlo, con una tenue sonrisa en el semblante y una carta entre las manos: la carta que casi a diario echaba en un buzón para hacerle llegar a Carlitos, hasta La Habana, el abrazo que por razones de distancia geográfica en ese instante no podía darle.

Solo que ni el terrorismo, ni sus artífices y más connotados representantes, sabrán jamás lo que significa un beso de padre a hijo, de hijo a madre, de hermano a hermano… un abrazo des­de el fondo del pecho, convertido desde 1976 en triste abrazo desde el incierto e impreciso fondo del océano, allá en las costas de Bar­bados.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Olmes dijo:

1

4 de octubre de 2014

12:52:40


Esto lo escribi en mi comentario por el caso del joven venezolano, coño tambien pega para este articulo. Sucede que EEUU hace lo que le da la gana y nadie decide pararlo, no me importa su idioma, lo escribo asi y espero que lo entiendan: "That is its own of the imperialist policy, with his full name: EEUU. That his moral look-alike, in his discourses of low quality know the world they try to deceive the world saying of a war against terrorism, and they are the sponsors of the worldwide terrorism, they murder innocents, they violate sovereignties and nothing does not happen . It is necessary to see that concepts have of terrorism. Worldwide it is necessary to filling the nets of truth, at all forum that be respected is necessary to say that for its name, like him or not like him. You are enough right now from tolerating that policy, and the town of the USA that they wake up, even are in time to say TACKING, otherwise they also will be a part of that so absurd policy". "Eso es propio de la política imperialista, con su nombre y apellidos: "EEUU". Que el mundo sepa su doble moral, en sus discursos de pacotilla tratan de engañar al mundo diciendo de una guerra contra el terrorismo, y ellos son los patrocinadores del terrorismo a nivel mundial, asesinan a inocentes, violan las soberanías y no pasa nada. Hay que ver que conceptos tienen de terrorismo. A nivel mundial hay que llenar las redes de verdad, en todo foro que se respete hay que decir eso por su nombre, le guste o no le guste. Basta ya de tolerar esa política, y el pueblo de los EEUU que despierten, aun están a tiempo de decir "BASTA", de lo contrario ellos también serán PARTE de esa política tan absurda", por si desean corregir su idioma.

Aparicio dijo:

2

4 de octubre de 2014

13:19:56


Raul en tres momentos le ha planteado a Obama sentarse a discutir TODOS los criterios y dificultades que hacen tirantes las relaciones entre ambos gobiernos y sólo ha recibido el silencio por respuesta. El sabotaje del avion de Barbados y el amparo grosero del gobierno de EEUU a sus ejecutores es sólo uno de los crimenes que es imposible de explicar e imdemnizar al pueblo cubano.

Eliane Acosta Moreira dijo:

3

5 de octubre de 2014

15:45:24


Grito por Barbados Toca las puertas octubre y un luctuoso aniversario estremece el calendario, de negro manto lo cubre. Este día seis recubre, nuestra isla en un punzante grito de dolor errante que se escucha hasta Barbados, por todos los ultimados en un crimen tan flagrante. Y el grito es un alarido, que vuelve a abrir las heridas grito de amor por las vidas, que la justicia ha eludido, sufrimiento que ha crecido, y en mis versos halla voz. Posada y Orlando Bosch nunca se podrán librar de esta deuda por saldar, desmesurada y atroz. Eliane Acosta Moreira (Güines, provincia Mayabeque)