ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Desde hace más de dos años estos niños reciben sensibles atención y tratamiento aquí. Foto: del autor

LAS TUNAS.— Loreta Parra Tamayo permanece acostada en una de las camas del pequeño, acogedor y confortable cubículo que para la actividad de hemodiálisis pediátrica ha destinado el hospital Ernesto Guevara de la Serna. Así, libre de preocupaciones, por su adolescente imaginación pasan los más variados recuerdos, asociados a la familia, el estudio, las amistades, el barrio… mientras a su lado una máquina artificial se encarga de eliminar las sustancias nocivas o tóxicas de la sangre, sobre todo aquellas retenidas por causa de insuficiencia renal.

“Siempre agradeceré la existencia de este servicio aquí —afirma locuazmente la niña— porque con él cambió mi situación. Siento que me he recuperado mucho y que tengo más calidad de vida. Antes mi mamá y yo pasábamos mucho trabajo, nos desgastábamos demasiado, porque teníamos que viajar hasta Santiago de Cuba para recibir este tratamiento. Aquí lo tengo todo: atención médica y un cariño como el de mi propia familia”.

A la derecha de Loreta, y asintiendo en silencio con la cabeza, está Luis Rivero Rodríguez, otro de los chicos beneficiados directamente allí.
“Tengo 16 años, pero me atienden desde que tenía ocho —co­­menta—. También tuve que viajar mucho hasta San­tiago. Por suerte ya no tenemos que hacerlo. Aquí estoy como en mi casa cada vez que vengo” (lunes, miércoles y viernes).

A menudo acude a su memoria la silueta de Leonardo Cruz López (del municipio de Jesús Menéndez) quien, por su edad, pasó a ser atendido ya junto a pacientes adultos en el hospital Guillermo Domínguez, de Puerto Padre.


UNA PELEA CONTRA LOS obstáculos
Solo el doctor Juan Rafael Pino sabe cuántos obstáculos, adversidades y hasta incomprensiones ha tenido que enfrentar , sortear y superar estoicamente, desde el año 1995, cuando decidió entregarle toda su voluntad, pasión, conocimientos y energías a la nefrología pediátrica, casi todo el tiempo solo en una actividad decisiva para la vida de pacientes con insuficiencia renal crónica.

Acondicionado, abierto en marzo del 2012 y mantenido desde entonces “a pecho y pulmón” (como suelen decir algunos), el cubículo ha demostrado cuán útil y oportuno es, no solo por la comodidad que trae aparejada para niños tuneros que requieren ese especializado tratamiento, sino también por la calidad de un servicio que desde entonces fluye con mucha más seguridad y sin los gastos y contratiempos de transportación hacia provincias como Santiago de Cuba, a 200 kilómetros.

Por ello, Pino sigue sobreponiéndose a las trabas que han trabado (o liberado) la formación e inserción de otros especialistas, a la intensidad de las consultas de nefrología, a sus deberes docentes, a la asistencia a los pacientes ingresados, a la necesidad de estar localizable durante las 24 horas del día ante alguna urgencia de terapia intensiva, a otras realidades… y continúa entregándole vida a la vida de esas niñas y niños, ayudado por enfermeras como Yamirka Reyes Llanes, Saily Licea Peña y Yennis Vázquez Espinosa.

Y, desde luego, no renuncia Pino al sueño de lo idóneo: ver ese tratamiento de hemodiálisis algún día en el interior del hospital pediátrico Mártires de Las Tunas, como condición lógica y científicamente a la medida de lo que establece la medicina a escala internacional, según las particularidades de esos pacientes, en edades tan tempranas de la vida.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

FRANCISCO dijo:

1

2 de octubre de 2014

07:17:30


Dr. Pino continué con pensamiento positivo y verá realidad su sueño.Este artículo lo leeran altos dirigentes gubernamentales, los cuales son sensibles a todo lo concerniente a la salud humana ,sobre todo la de los infantes y adolescentes. y la respuesta a su petición no tardará. De lo que escrito puedo dar testimonio, pero sería extender este comentario.

Dr Reynaldo dijo:

2

2 de octubre de 2014

07:18:58


Felicidades al doctor Pino un excelente Galeno.

JORGE LUIS MARTINEZ ALEJANDRES dijo:

3

2 de octubre de 2014

08:03:46


Felicidades doctor , mucha salud para esos niños.

Edelkys dijo:

4

3 de octubre de 2014

13:50:35


Es muy dificil acepat esta condición, en este caso la de la paciente que es mi sobrina, hemos pasado muchos sustos a lo largo de su enfermedad pero gracias a dios, está muy recuperada. Tambien es bueno comentar que las enfermeras y su médico Pino, como le llammamos, ponen todo su empeño dia tras día por mantener la salud de estos niños.

yamiselis dijo:

5

3 de octubre de 2014

14:06:28


Felicitaciones para el Dr. Pino, es muy bueno mejorar la calidad de vida de muchos niños, así también mejorar la de su propia familia, excelente trabajo el que está realizando, mucha salud y suerte para estos pequeños infantes.