ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La firma alemana tiene casi un siglo de experiencia en la producción de prótesis y aparatos ortopédicos. Foto: Sotolongo, Carlos Luis

TRINIDAD, Sancti Spíritus.—Referente a nivel internacional en la producción de prótesis y aparatos ortopédicos, la empresa alemana Ottobock invertirá alrededor de 3,5 millones de euros en la fábrica Ortop, del Complejo Científico Ortopédico Internacional Frank País, de la capital cubana, un proyecto que pretende insuflar nuevas fuerzas a dicha actividad en nuestro país y en América Latina.

La formalización de la alianza trascendió en el contexto de la vigésimo quinta edición del Congreso Cubano de Ortopedia y Traumatología que sesiona hasta este sábado en el hotel Ancón, de Trinidad, donde la firma expone algunos de sus productos más demandados.

Aunque según fuentes vinculadas a la negociación los nexos entre la Ottobock y el Frank País son de larga data, en esta oportunidad el centro cubano recibirá beneficios específicos, sobre todo en lo concerniente a maquinaria, equipamiento técnico y materiales, con vistas a elaborar plantillas, dispositivos plásticos y otros elementos para los pacientes necesitados.

Según el doctor Rodrigo Álvarez Cambras, director del Frank País, Ottobock también invierte en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel con vistas a la construcción de una fábrica, en la que se elaborarán piezas y accesorios para Cuba y América Latina.

Mónica Guadalajara, representante de Ottobock en México —la filial atiende Centroamérica y el Caribe—, explicó que la compañía fabrica componentes de prótesis para las personas que han perdido algún miembro, desde lo más básico hasta lo más avanzado, y tiene muy buenos resultados con productos mecatrónicos, como rodillas que se programan por computadora y algunas manos especiales con funcionalidad en los dedos para realizar diversas actividades.

De acuerdo con la ejecutiva, la entidad alemana desarrolla la línea de órtesis de rehabilitación para lesiones infantiles, daños en los ligamentos e instrumental posoperatorio de cirugías de columna, rodilla o tobillo, además de incursionar en la neuro estimulación para pacientes con lesiones en las piernas.

Fundada en 1919 con el fin expreso de aliviar la suerte de miles de veteranos heridos y mutilados durante la Primera Guerra Mundial, la empresa que debe el nombre a su creador, Otto Bock, actualmente cuenta con varios centros de investigación y desarrollo y más de 40 filiales que se encargan de encauzar sus servicios a nivel mundial.

La vigésimo quinta edición del Congreso Cubano de Ortopedia y Traumatología, al que asisten unos 500 delegados cubanos y extranjeros, sesiona en Trinidad hasta el próximo sábado con un dossier de temas entre los que figuran la espalda dolorosa, el reemplazo articular, la orto­pedia pediátrica, osteotomías correctoras y los traumas propios de la actividad deportiva, entre otros.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Kmila dijo:

1

7 de octubre de 2014

18:25:06


Creo que es buena esta noticia. Espero que muchos ciudadanos incapacitados se beneficiarían con resultados de este tipo, y me refiero a mejores prótesis, de mejor calidad, de la que tenemos en el país, es un muy buen adelanto, y lo digo sin animos de criticar, muy al contrario...pero creo que la mayoría de estos necesitados no pueden ponerse estas protesis porque son muy pesadas y a las mayoría en lugar de resolver un problema, lo que causan es otro, ya que por ejemplo, las personas diabéticas el rose de este material duro, de plástico, les hace yagas o heridas... En fin...Espero que podamos adquirir algún día estos productos ortopédicos...con un precio asequible al bolsillo del cubano trabajador...Gracias

Fran González dijo:

2

17 de octubre de 2014

18:09:49


Estuve en el stand que montaron en el hotel Ancón, pregunte por los precios de los pies protésicos y me atendió personalmente la señorita Guadalajara. Los precios que me refirió son prohibitivos para los cubanos trabajadores, incluso para los que tengan un familiar en el extranjero y no tenga un salario alto. Todos entre 500 y más de mil dolares. Esperemos que se concrete lo referido en el artículo y podamos recibir estos beneficios. En mi caso he tenido que frenar grandemente mi actividad física porque los pies convencionales que se venden en nuestros talleres de prótesis no me duran más de cuatro meses y ni hablar de practicar deportes.