ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El suministro estable de chatarra es vital para producir la palanquilla de acero. Foto: Pastor Batista

LAS TUNAS.—A pesar de las irregularidades que provoca el insuficiente e incongruente suministro de chatarra, como materia pri­ma decisiva para el proceso tecnológico, los 1 156 trabajadores, técnicos, directivos y especialistas de la Empresa ACINOX Las Tunas, concebida para la producción de aceros, mantienen su disposición de coronar diciembre con las 132 212 toneladas de palanquilla (o lingotes) que concibe el plan del año, junto a 40 000 toneladas de barras corrugadas.

“Si se nos garantiza la chatarra acordada, todavía estamos a tiempo de cumplir nuestro compromiso con el país, porque voluntad de trabajo sobra en nuestra empresa”, reiteró este miércoles el ingeniero Luis Rosendo Mendoza, director general, durante un recorrido por la importante planta, encabezado por  Salvador Valdés Mesa, miembro del Bu­ró Político del Partido y vicepresidente del Consejo de Estado de la República de Cuba, en compañía de Ariel Santana San­ties­teban y Lilian González Rodríguez, máximos dirigentes del Partido y del Gobierno en la provincia.

Incumplimientos con lo contratado, que elevan a miles de toneladas el déficit de la mencionada materia prima, crean preocupación en una empresa como esta, cuyo favorable desempeño ha permitido mantener hasta ahora un comportamiento positivo en las ventas, exportaciones, ingresos y utilidades.

Muestra de la consagración con que se labora, es el trabajo de innovación que ha posibilitado buscar, rescatar y aprovechar cilindros de laminación ya utilizados en la capital cubana, en tanto la planta deviene también verdadero referente en torno a la eficiencia energética, sobre la base del riguroso aprovechamiento de una tecnología o equipamiento no precisamente bendecidos por el influjo de las inversiones en ese terreno.

Por ello las perspectivas de contar con dos nuevos transformadores, una grúa de 125 toneladas y mejores condiciones para el proceso productivo en el laminador 200T, estimulan a los trabajadores en las áreas.
Al dialogar con obreros de la acería, Valdés Mesa mostró gran interés acerca del trabajo que se realiza con los jóvenes, la participación real de ellos en proyectos y decisiones de la empresa y recalcó que siempre serán los trabajadores y en gran medida esos jóvenes, los ac­tores  principales de todo proceso.

Aun cuando en su continua actividad la gigantesca acería genera decenas de toneladas de escombros y residuales, en su interior predomina un ambiente de limpieza y de organización que explica el quehacer colectivo para que producción, eficiencia, calidad, resultados inte­gra­les, indicadores económicos, protección del me­dio ambiente y salud de los trabajadores, armonicen cada vez más.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.