ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El primero en cuidar estos medios debe ser el usuario. Enfrentar el maltrato es deber de todos. Foto: Alberto Borrego

LAS TUNAS.— Después de un 2013 signado aquí por hechos que atentaron contra la telefonía pública, los primeros cinco meses del presente año marcan una tendencia al descenso en esa inaceptable forma de indisciplina social y de maltrato a la propiedad común.

De acuerdo con estadísticas del Centro de Dirección Territorial de la División de ETECSA, los cinco sucesos registrados hasta la fecha (cuatro de ellos en la cabecera provincial y el otro en Manatí) equivalen al 50 % de los que el territorio inscribió entre enero y mayo del anterior calendario.

Insatisfechos aún, directivos y especialistas del sector siguen desarrollando acciones en coordinación con el Ministerio del Interior, los medios de comunicación, la comunidad y un grupo de organismos, para cerrar cerco y enfrentar mejor esa nociva manifestación, en la cual han estado incurriendo fundamentalmente jóvenes, según resultado de las investigaciones.

Por ello, explica la ingeniera Dayamí Couso Espinosa, especialista en telemática, se le concede gran valor a la realización de barrio-debates en las mismas zonas donde han tenido lugar tales indisciplinas, a la vez que se organizan charlas educativas en centros de secundaria básica, institutos politécnicos, preuniversitarios y escuelas de la enseñanza artística.

En opinión del ingeniero José Rivero Cabrera, jefe de departamento del Centro de dirección, el efecto de esas acciones y de otras a cargo de fuerzas del orden público, no solo se aprecia en el decrecimiento numérico que están mostrando los hechos, sino también en la respuesta de familias que, ante las evidencias presentadas, han admitido responsabilidad en el inadecuado comportamiento de sus hijos y la correspondiente disposición de sufragar daños provocados contra esos medios al servicio de toda la sociedad.

Tanto en el intercambio a pie de barrio, como en las charlas con estudiantes y jóvenes de otros sectores, hay consenso en que es totalmente contraproducente que mientras el Estado se empeña en ampliar, mejorar y perfeccionar la telefonía, un reducido número de ciudadanos maltraten cabinas, sustraigan manófonos o bajantes en las redes de telecomunicaciones.

La prevención y la persuasión deben ocupar su lugar —han reiterado los vecinos—,?? pero tam­bién es preciso aplicar el justo rigor de las leyes para atajar perjuicios como esos, en los que no se incurre de forma inconsciente, sino que por lo general se cometen con todo conocimiento de causas y consecuencias.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

pepe dijo:

1

3 de junio de 2014

22:37:44


5x años y seguimos con lo mismo, jajajajajaja que esperanza la nuestra !!!!

Agustín dijo:

2

3 de junio de 2014

23:25:20


En la capital es un desastre la telefonía pública.Hace un tiempo y bajo tremendo aguacero,intenté llamar desde uno de esos artefactos y caminé casi todo Prado,desde la Fuente de la India hasta el cine Fausto y ninguno servía...como de costumbre.

patricio perucho dijo:

3

4 de junio de 2014

08:01:54


Y yo pregunto que funciona y sirve en Etecsa. Si la regalan nadie la quiere, si la venden nadie la compra, si la rifan nadie la gana, es un verdadero desastre.

Guillermo Baute dijo:

4

4 de junio de 2014

08:08:55


Nuestra esperanza, es hacernos la costumbre, de día a día combatir lo mal hecho, es desafiar el mal trato y uso incorrecto que hacen personas inescrupulosas a medios públicos, que como yo, muchos necesitan de ese servicio y no lo encuentran. Es costumbre en muchos sitios de nuestra capital (y otros lugares del país) encontrarnos teléfonos que no funcionan, en mal estado, muchos, se deben a la falta de atención, mantenimiento y reparación por parte de la empresa que le brinda dicho servicio, pero en GRAN PARTE DE LOS CASOS, es el mal uso, que personas, le dan a los mismos. Un manofono no se cae solo, como tampoco que se raye el mismo (teléfono), o los cristales de las pantallas rotas, nada de esto sucede, sin que este detrás las manos sucias de sujetos que acechan, atentan y destrozan esos equipos, que también, siempre serán "nuestros".

Jose Luis dijo:

5

4 de junio de 2014

08:21:03


La telefonía pública es MUY CARA y se destruye tan fácilmente. El dinero que por un lado ETECSA recauda CON PRECIOS ALTOS se malgasta con la TELEFONIA PUBLICA que de por si es muy barata. Se necesitan menos teléfonos públicos y más teléfonos para el público, pero en sus casas. Y aquí vuelvo a decir lo mismo: las autoridades (POLICIAS) son los que deben actuar sobre esto. Hoy es un teléfono roto o un orine en un portal, pero mañana puede ser un artefacto explosivo o un coctel molotov, la POLICIA debe actuar YA garantizando que estos POLVOS no sean LODOS futuros.