ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: del autor

Al amanecer un fuerte chubasco mojó toda la calle y obligó a quienes desde las primeras horas del día parten al trabajo o la escuela, protegerse debajo de sombrillas, capas o cualquier otro medio que lo proteja de la lluvia.

Ni un destello del Sol se dejó escapar entre el cielo encapotado. A las 7 y 30 a.m., cuando comenzaba el parte meteorológico en la Revista de la Mañana de la TV, se fue el fluido eléctrico en la zona de Infanta entre San Martín y Amenidad, en el Cerro.

Hora pico de los semáforos, en particular el de la intersección de Infanta y Manglar. Congestionamiento de las vías, tratar de cruzar sin ocasionar accidentes, cruce de las intersecciones de niños y padres rumbo a sus escuelas. Y aún cayendo algunas gotas de lluvia.

Una brigada de linieros eléctricos, apoyados por otra de servicios comunales se dispone a trabajar en el poste ubicado al costado de la unidad de la PNR más conocida por la 14. En el mismo dos transformadores eléctricos algo cobijados por las ramas de un frondoso almendro.

Mientras un liniero accionaba en los transformadores, otros operarios ajustaban al gancho de la grúa unas fuertes bandas para en su momento transportar la facción del árbol cortado.

Comienza el sonido característico de las sierras eléctricas. Cuando el operario de la grúa intenta trasladar lo cortado hacia una carreta, evitando que sus ramificaciones choquen con los cables del tendido eléctrico, suave, como si fuera a cámara lenta, el brazo de la grúa y la parte del árbol va buscando la posición ideal, sucede lo inesperado, el brazo cae vertiginosamente sobre el pavimento provocando un fuerte estruendo y el camión grúa se levanta de sus cuatro punto de apoyos buscando la verticalidad hacia el cielo encapotado. Raudo y veloz el operario abandonó la cabina y no hubo que lamentar ninguna victima humana.

Ahora, después de la poda del viejo y frondoso almendro, queda la maniobra de rescate a su posición original del camión grúa que de seguro será otra odisea y hasta tanto la electricidad reina por su ausencia en los hogares y centros de trabajo de la comunidad. 

Foto: / Foto del autor
Foto: / Foto del autor
Foto: Juvenal Balán
Foto: Juvenal Balán
Foto: Juvenal Balán
Foto: Juvenal Balán
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Yasser dijo:

26

19 de mayo de 2014

21:55:16


¿"sus cuatro punto de apoyos" o "sus cuatro puntos de apoyo"? "victima" es con tilde en la primera i. Más cuidado editores, se que tienen que hacer maravillas con las joyas que les envían pero échenle un ojo a estos accidentes lingüísticos.

Marisol dijo:

27

19 de mayo de 2014

22:00:59


Coincido con el periodista, “un accidente espectacular” no todos los días se ve una grúa patas arriba, mucha gente puritana, no solo de pan vive el hombre, el artículo llamó la atención, es bueno conocer de cosas que pasan en nuestra ciudad, y no específicamente de prensa rosa, amarilla o del color que quieran, que sepa yo esto no es un chisme ni nada sensacionalista, simplemente su autor quiso compartir algo que no se ve todos los días… saludos al colectivo de Granma.

Gualterio Nunez Estrada dijo:

28

19 de mayo de 2014

22:53:56


El reportaje grafico y un lenguaje agil y sugestivo como el de este articulo le darian dinamismo al periodico. Tiene una mayor carga periodistica y balancea los articulos densos e intemporales. Nunca se olviden que el primer medio de comunicacion es la fotografia y en Cuba esta subutilizada en los medios de prensa plana.

oscar.hh dijo:

29

19 de mayo de 2014

23:20:10


Más que un "accidente espectacular", es un acto de irresponsabilidad y desconocimento del operador de la grúa o no estudio la leyes de la Física y el equilibrio de los cuerpos. Esto no aporta nada, podía haberse utilizado el espacio para otras cosas más importantes y serias.

Roberto Castro dijo:

30

20 de mayo de 2014

00:26:35


Estoy de acuerdo, este periodista deveria de ser POETA. No siempre se puede culpar al operador, puede que el no haya tenido experiencia y demas , pero tambien puede haber sido un fallo tecnico de la grua. Lo que hay que hacer es comprar equipos mas seguros, y botar todos los cacharros biejos que se inventan o se reparan en Cuba. Las gruas modernas son muy segura, capasitadas con sensores de carga, radio, movimiento etc conectados a una computadora que al detectar alguna anomalia como una sobre carga, por ejemplo, cortan todo funcionamiento en la cabina, y evita el accidente. Pero aun asi estos suceden. Supongo que esta no tenia mucha seguridad.