ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Neumáticos completamente nuevos pueden multiplicar su vida útil y ahorrarle gastos a la nación, sobre la base del recape. Foto del autor

LAS TUNAS.— Aunque todavía hay organismos morosos, confiados o necesitados de una mayor visión, la entrega de “cascos” para el recape de neumáticos continúa mostrando síntomas favorables aquí en torno a la comprensión que requiere una actividad como esa, con incidencia directa en el ámbito económico y social del país.

Luego de cumplir sin dificultad las cifras planificadas y pactadas en el año 2013, este primer cuatrimestre acentúa la tendencia al avance, si se tiene en cuenta que ya han sido remitidos hacia la recapadora holguinera (Unidad Empresarial de Base Arsenio Escalona) un total de 1 690 neumáticos: 225 por encima de la cifra prevista hasta la fecha.

En opinión de Leticia Escalona Pérez, especialista que interviene en ese proceso por el Consejo de la Administración Provincial, tal resultado se sustenta en el permanente seguimiento que el territorio mantiene sobre la base de un sistema que pretende no solo crear progresiva conciencia acerca de las ventajas del recape, sino también el ajuste a lo establecido por la directiva 83 del Ministerio de Economía y Planificación, de modo que las entidades, empresas y organismos recapen no menos del 32 % del potencial de neumáticos instalados o en uso.

De acuerdo con ese control, exigencia y en virtud del ritmo logrado hasta ahora, Las Tunas no debe tener inconvenientes para cumplir su aspiración de entregar unos 6 336 “cascos” antes del 31 de diciembre.

Para la recapadora holguinera es imprescindible el respaldo de un flujo constante procedente de su propio territorio, de Las Tunas y de Granma, esta última ha presentado dificultades, sobre todo por las insuficientes entregas de los sectores agrícola y azucarero, según refiere Massiela Mendoza Serrano, jefa de Venta en la mencionada Unidad Empresarial de Base.

Aun cuando la recapadora mantiene un constante nexo con las provincias que le tributan directamente, la principal responsabilidad —llámese también interés— debe corresponder a los directivos de empresas y organismos que necesitan tener activo durante todo el año el parque de medios de transporte con que cuentan.

A simple “vista” pudiera parecer que el recape es asunto de “pobres”, y no es así. Países desarrollados procesan por cientos significativos de neumáticos, incluso proporcionalmente superiores a naciones subdesarrolladas como Cuba.

Pero si esa realidad no condujese a un ejercicio de madura reflexión, entonces preguntémonos si en las condiciones actuales de la nación significaría lo mismo adquirir en el inestable mercado internacional (divisa) todos los neumáticos que requiere el país, o sustituir importaciones mediante una alternativa interna de recape, cuyo pago transcurre, por demás, en moneda nacional, según añade Massiela Mendoza.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.