ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Doctor Mario Lozada Chinea. Foto: Ismael Batista

La palabra “celulitis” es un término equivocado que empleamos generalmente para referirnos a ciertas obesidades o adiposidades localizadas en determinadas zonas del organismo. Es un vocablo inexacto puesto que la entidad clínica a la que nos referimos no lleva implícita la existencia de ningún proceso inflamatorio. En Cuba, en el campo médico, las denominamos lipodistrofias.

Con esta aclaración inicia la entrevista el doctor Mario Lozada Chinea, especialista de primer grado en Cirugía Plástica y Cau­ma­tología (Quemados), Profesor Asistente, Más­ter en Enfermedades Infecciosas y jefe de Servicio de Cirugía Plástica y Cau­ma­to­lo­gía del Hospital Universitario Calixto Gar­cía.

—¿Existe en la actualidad consenso cie­n­­tífico en cuanto a las causas que la originan?

—Es bien conocido que la celulitis es un proceso multifactorial y raramente hay un único motivo al que podamos responsabilizar totalmente de que esta aparezca. Sabemos y podemos precisar una serie de factores predisponentes y que estadísticamente se asocian con su presencia: factores endocrinos (principalmente fluctuaciones hormonales), enzimáticos (alteraciones de las en­zimas que participan en el metabolismo de las grasas), psicosomáticos (ansiedad, estrés), genéticos (antecedentes familiares), dietéticos (sobrealimentación, obesidad, há­bitos toxico-dietéticos como comidas cha­­tarra, abuso de picantes y condimentos, ta­baco, alcohol), mecánicos (alteraciones or­tostáticas como pies planos, problemas de columna y rodillas, compresiones mecánicas como las producidas por ropas ajustadas, estatismo propio de algunas profesiones que exigen largos periodos de pie), vasculares (alteraciones fundamentalmente en la microcirculación).

—¿Afecta al sexo femenino y al masculino y a todas las etnias?

—Afecta mayormente al sexo femenino. Parece evidente que existe una relación entre la aparición de la celulitis y las fluctuaciones hormonales a que se ve sometida la mu­jer a lo largo de su desarrollo. Es significativo que aparezca este trastorno coincidiendo con los cambios hormonales fisiológicos de la mujer (pubertad, embarazo, posparto, me­nopausia). Además, numerosos estudios hormonales certifican que tanto los es­tró­genos como la progesterona (am­bas hormonas típicamente femeninas) tienen un efecto directo sobre el tejido graso. Se describe por muchos autores que aqueja mayormente a personas de la raza blanca y se plantea que afecta al 94 % de la población mundial.

—¿Es ciencia constituida que luego de la aparición de las píldoras anticonceptivas se produjo un incremento de esta do­lencia en las mujeres?

—Desde luego, y como te mencioné, las píldoras anticonceptivas contribuyen a las fluctuaciones hormonales, pues no son más que estrógeno y progesterona.

—¿Tiene la celulitis mayor incidencia en las personas “pasadas de peso” que en las delgadas? En general, ¿cuál es su relación con la obesidad?

—Positivamente, la relación entre sobrealimentación, obesidad y celulitis es algo evi­dente. Pero al relacionar dieta y celulitis debemos concentrarnos más en la calidad de la alimentación que en su cantidad.

—¿Valora que la vida sedentaria es la gran responsable de la aparición de este trastorno?

—No podemos hablar de “gran responsable” cuando tratamos de un problema de salud multifactorial, es decir, donde intervienen más de una causa en su aparición. Pero es evidente que la causa fundamental es un trastorno en la microcirculación, y la falta de ejercicios físicos agravaría más el problema.

—¿Cómo se establece el diagnóstico?

—El diagnóstico de la celulitis no reviste ninguna complicación, es básicamente un diagnóstico clínico, apoyado en los antecedentes familiares, el interrogatorio al pacien­te y el examen físico. Si nos fijamos en el aspecto de la piel, la palpamos y pellizcamos suavemente, nos cercioraremos de la presencia de las placas celulíticas. La piel aparece con una serie de irregularidades co­mo depresiones que constituyen la clásica “piel de naranja”.

—¿Tiene tratamiento específico? ¿En qué consiste?

—El tratamiento se basa en estos pilares fundamentales: medidas higieno-dietéticas (alimentación, relajación y tranquilidad, ejer­cicio físico, fisioterapia y fitoterapia); cre­­mas anticelulíticas; mesoterapia (técnica de in­yectar sustancias que disuelven la gra­sa corporal) y la cirugía.

—Quisiera dedicar punto y aparte a los resultados de la liposucción, es decir, la extracción quirúrgica del exceso de grasa debajo de la piel.

—Diríamos que no todas las celulitis son operables y que el buen criterio y oficio del profesional debe imperar a la hora de seleccionar a las pacientes candidatas a la intervención en base a una mínima garantía de éxito y a una minimización de los riesgos operatorios. Brindarle una información completa a la paciente sobre las características de la intervención y el posoperatorio, es fundamental para un éxito completo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

YAYA dijo:

1

27 de abril de 2015

13:21:01


Ese es uno de los peores tormentos de cualquier mujer, se los digo por experiencia propia

pupu dijo:

2

27 de abril de 2015

15:56:16


como se puede contactar con el doctor para mas info y formas de tratamiento

Loqueando dijo:

3

28 de abril de 2015

09:33:25


Les informo a todas aqueyas personas que tienen padecimiento similar que lo más importante está en la mente, cada ser humano es lo que sepa capas de pensar de si mismo, sin importar las condiciones físicas que lo acompañen. Tenga muchos amigos, disfrute de lo que más le guste y trate de olvidar la cituación de su cuerpo.

yuniel santos dijo:

4

29 de abril de 2015

16:14:43


las afexiones que tienen su comienso en las venas, son dificiles de quitar pero por la medicina tradicional china existen medios naturales para su tratamiento, se puede utilizar las hojas de frutabomba o papaya en un preparado a base de manteca de cacao y ajo, tambien con ejercicios que activen las vias circulatorias, ademas podemos utilizar tambien las frutas como el tomate(maduro), la naranja, la guanábana, el anón, en los vegetales la mas utilizadas son el gengibre por su alto nivel en la axion circulatoria, ademas de tomar con frecuencia el jugo de zanahoria, son dicimiles las cosas que se pueden hacer para mejorar esta dolencia que hoy es bastante comun en las mujeres y tambien en los hombres, pero el mejor de los tratamientos es dejar de ser cedentario y realizar ejercicios cotidianamente así podrá tener mejorias de un caracter permanente.

ivan P Lopez Respondió:


30 de septiembre de 2016

15:51:05

estoy de acuerdo en un 100% con tigo amigo

EMILIO OSORIO SANCHEZ dijo:

5

3 de mayo de 2015

09:23:02


la celulitis infectada, que presenta fiebre y malestar general, que en colombia se presenta por urgencia en una clinca, cual seria el manego por urgencia