ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Doctor Frank García. Foto: Maylin Guerrero Ocaña

El glaucoma es una enfermedad oftalmológica de curso crónico silente, o agudo, que transita con aumento de la presión ocular (único factor tratable en la actualidad), afectación del nervio óptico que puede llegar hasta la atrofia y transcurre con alteraciones del campo visual (amplitud de lo que vemos o campo de la visión en frente de no­sotros). Asimismo se produce una paulatina disminución de la visión periférica hasta la pérdida total de la visión. Puede ser también de causa secundaria a otras afecciones oftalmológicas, traumatismos, o ser congénito (al nacimiento por malformaciones oculares).

Así introduce el tema el doctor Francisco Rey García González (conocido por el doctor Frank García), especialista de segundo gra­do en Oftalmología, Profesor Auxiliar, je­fe del Servicio de Oftalmología del Hospital Clínico-Quirúrgico, Centro de Posgrado Her­manos Ameijeiras.

Y rememora: desde la antigüedad toma su nombre de una coloración verde (“glaucos”) en la pupila dilatada que impresionaba como una tumoración (“oma”) dentro del ojo en los pacientes que padecían de un glaucoma agudo por cierre angular, muy do­loroso y denominado por la población co­mo “punzada de clavo” que dejaba ciego al paciente, y que en la actualidad es prevenible y tratable con los medios modernos de diagnóstico y tratamiento.

—¿Se conocen las causas que lo ori­ginan?

—Aunque se conocen y precisan las causas, sobre todo en los de cierre angular y los glaucomas secundarios a otras afecciones oculares, su origen continúa sin definirse. Diferentes autores lo vinculan con componentes genéticos y hereditarios.

—¿Y en cuanto a  factores de riesgo?

—Son múltiples, sobre todo los relacionados con los hábitos tóxicos, por el daño que añaden a un nervio óptico ya afectado por el glaucoma, al igual que todos los excesos que imprimimos a nuestras vidas, como el agotamiento, la disminución de las horas de sueño y el descanso necesario, el estrés, tensiones y emociones fuertes mantenidas, el uso desmedido de psicofármacos, antihistamínicos, nitritos y otros medicamentos que tienden a producir elevación de la presión ocular.

—¿La alta tensión ocular que se presenta tiene algún vínculo con la hipertensión arterial?

— No tiene vínculos causales. Múltiples estudios realizados no han hallado interrelación directa entre ambas, además de que los mecanismos de producción son diferentes y no están vinculados.

—¿Son diversos los síntomas y signos con que se manifiesta?

—En la mayoría de los casos de causa primaria el glaucoma es silente (asintomático), con síntomas muy vagos o ligeros que no pasan de la necesidad frecuente de cambio de espejuelos graduados, opresión y, también, dolor frontal u ocular ocasional en cualquier momento del día o al final de la madrugada. En los glaucomas por cierre angular (“punzada de clavo”), en los secundarios y en los congénitos infantiles los síntomas pueden ser intensos, con mucho do­lor, la­grimeo, enrojecimiento ocular, edema en los párpados, irritabilidad, molestias a la luz, pér­dida o disminución de la visión asociados a cefaleas de intensidad variable y otros síntomas variados.

—¿Afecta uno o ambos ojos? ¿Es frecuente en nuestro medio?

—El glaucoma es una enfermedad frecuente en Cuba que, por lo general, afecta a ambos ojos aunque no con la misma severidad, excepto en los glaucomas secundarios en que puede afectar un ojo o ambos según la afección causante.

—¿Cuáles son las manifestaciones pri­n­­cipales que nos conducen a sospechar de que  “algo” no anda bien en nuestra visión?

—Están relacionadas con las alteraciones de la visión, cambio frecuente de la graduación de espejuelos, o la sensación de pérdidas en el campo de la visión, el dolor ocular, los halos de colores alrededor de las luces, la visión nublada, la cefalea frecuente, la opresión frontal, y el cansancio visual.

—¿Y en cuanto a los bebés?

—Los niños alertan con los ojos grandes y las córneas blanco-azuladas. Desa­for­tu­na­damente el glaucoma infantil, aunque tra­table, no es de buen pronóstico para la vi­sión.

—¿El diagnóstico de esta dolencia es exclusivamente clínico?

—Es netamente clínico y requiere del examen oftalmológico simple y especializado con estudios que no provocan molestias ni dolor para el paciente, con el requerimiento en ocasiones de la necesaria evaluación de otros familiares cercanos (padres, abuelos, hermanos e hijos).

—¿Es curable o solo controlable? ¿En qué consiste el tratamiento en la actua­lidad?

—Es curable y prevenible en los mejores casos en el glaucoma por cierre angular y al­gunos glaucomas secundarios. Por lo de­más solo es controlable con tratamientos ba­­sa­dos en disminuir la presión ocular.

—¿Se nos quedaría algo esencial por señalar?

—Esta es una enfermedad que produce daño irreversible y, desatendida, puede de­jar ciego al paciente temprana o tardíamente. Con un diagnóstico clínico oportuno y precoz, el uso de los medios de diagnóstico y los tratamientos actuales puede prolongarse la visión útil por largo tiempo o hasta por toda la vida.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose dijo:

1

8 de diciembre de 2014

05:15:59


Cannabis sativa para el glaucoma y para muchas dolencias, 100% natural, la naturaleza nos da la cura.Vamos que empezó Uruguay y todos los países deben seguirle.Salud !!!

barbara brillante dijo:

2

8 de diciembre de 2014

08:39:13


he sido operada en el hosp.hermanos ameijeiras de Glaucoma,le agradesco especialmente al Dr.Leonid,y al resto del colectivo la rápida atencion y preocupación que han tenido conmigo

Manuel Otero dijo:

3

8 de diciembre de 2014

09:42:58


Fui operado en el Servcio de Glaucoma del Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer en 2OO8 por el team de la Doctora Bertila y la Dra Ileana González conservo mi campo visual y muy agradecido.

Olidia dijo:

4

8 de diciembre de 2014

11:39:27


A mi me detectaron la glaucoma en el año 2000 teniendo la presión ocular en el infinito y gracias a la doctora Bertila Perez del Hospital Pando Ferrer no perdí la visión, le estoy agradecida toda la vida, además de que como doctora es magnifica como persona es excelente.

CARLOS T. MOLINA C. Respondió:


17 de julio de 2018

09:54:57

Sra. MUY BUENOS DIAS. ESTE MENSAJE SE LO ENVIO DESDE TARIJA-BOLIVIA y DESEARIA SABER LA DIRECCION DEL HOSP. FERRER, DONDE UD. SE OPERO.YO TB. TENGO GLAUCOMA y LE CUENTO QUE ESTOY PERDIENDO LA VISTA PAULATINAMENTE. LE RUEGO, LE SUPLICO, ME PUEDA ENVIAR URGENTE LA DIRECCION ò CORREO ELECTRONICO DE ESTE HOSPITAL ò DE OTRO DONDE TB. HAGAN TRASPLANTES DE CELULAS MADRES. NO DUDANDO DE SU VALIOSA COLABORACION. LA SALUDO CON ATTA. COSIDERACION y RESPETO.- CARLOS T. MOLINA C. camol_52@hotmail.com - Cel. washap + 00591 - 69322723

Amaya dijo:

5

8 de diciembre de 2014

13:03:56


Excelente médico...a el mi familia y yo le debemos la vista de mi abuela paciente de glaucoma!!